lunes 10 de junio de 2024

"Pedía ayuda y todos se reían": el relato de la familia del joven al que mató un pitbull

La familia del joven de 19 años que fue atacado por dos perros en Altos de San Lorenzo y murió, asegura que no estaba robando sino escapando de un asalto.

--:--

A fines de abril de este año, en una casilla precaria de Puente de Hierro, una barriada al sur de la ciudad de La Plata, Dilan vio a su madre enferma morir en sus brazos. Dos meses más tarde, el sábado 20 de junio, murió de una forma brutal: en un confuso episodio calificado por la Justicia como un intento de robo, el joven fue mordido por los animales ante los ojos de una tía, su novia y vecinos de la zona.

Lee además

Los efectivos de la Policía Bonaerense que presenciaron la escena sacrificaron de un disparo a uno de los canes y el joven fue trasladado de urgencia en una ambulancia del SAME al hospital San Martín de la ciudad, donde falleció tiempo después a causa de las heridas que dejaron en su cuerpo las mandíbulas de los animales. "Lo dejaron morir", aseguró ahora su abuela Claudia, de 51 años, en una entrevista exclusiva que brindó a Infobae en la puerta de su casa en las calles 23 y 89 Bis.

Dilan, cuenta Claudia, era el mayor de cinco hermanos y fue el principal acompañante de su madre, Soledad, quien falleció con 36 años hace dos meses por un cáncer que le habían diagnosticado hace un año. Su padre, dice ella, "vive pero es como si no existiera".

En los últimos tiempos Dilan vivía de hacer changas en obras de construcción o de cortar el pasto para vecinos. Presenciar la muerte de su madre lo había afectado tanto que había empezado un tratamiento psiquiátrico en un hospital provincial con su abuela y los hijos de ella, sus tíos de su misma edad. Además estaba medicado.

El sábado, contó su abuela, lo había mandado a buscar a su hermano más chico, que está al cuidado de sus padrinos. Dilan salió caminando entonces junto a su tía, Melani, de 18 años, y su novia, Nicole, que también vivía con él. Minutos más tarde Claudia recibió un llamado en el que supo que Dilan había sido atacado y salió a toda velocidad en la bicicleta de un vecino hasta el lugar. Si bien según la versión oficial de la policía Dilan intentó ingresar a esa casa para robar, su novia y sus tíos cuentan otra historia donde, aseguran, querían robarles a ellos. "Estábamos yendo a buscar a su hermanito con Melani y aparecieron tres o cuatro personas corriendo con cuchillos atrás nuestro, tapados con gorra y capucha", sostuvo Nicole en diálogo con Infobae y contiuó: "Le dijimos que corra, el trepó el paredón y cayó porque no tenía manera de agarrarse. Automáticamente empezó a pedir ayuda. Nos trepamos, lo vimos que lo estaban agarrando los perros y empezamos a los gritos".

Un policía que estaba de guardia frente a un supermercado cercano se acercó a asistirlo y gracias a un llamado al 911 de un vecino llegaron también varios patrulleros de la Comisaría 8° de La Plata. "Lo dejaron morirse. Recién le dispararon al perro cuando Dilan ya estaba prácticamente muerto. Lo dejaron que se muera como un perro cuando todo el mundo sabe que primero está la vida de la persona", explicó Nicole.

"Los policías y toda la gente que estaba ahí se reían, no lo querían ayudar. Pedía agua por favor y no le daban", agregó Juan Ignacio, su tío de 23 años y sostuvo que "el policía que estaba ahí cuando llegó la ambulancia le dijo al camillero 'te vas a hacer cargo vos de esto'". "Se fue pidiendo ayuda y no se la daban, eso es lo que peor nos hace", cerró.

Luego de la muerte de Dilan intervino la UFI N° 17 de La Plata, a cargo de la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, quien caratuló a priori el hecho como robo en grado de tentativa y averiguación de causales de muerte. La casa donde murió Dilan, sin embargo, es una vivienda deshabitada en un terreno de pasto crecido, a la que sus dueños van de tanto en tanto para alimentar a sus mascotas. Esta semana, sin embargo, los perros ya no están y la casa sigue vacía.

La primera información que comenzó a circular sobre Dilan hablaba de un frondoso prontuario colmado de antecedentes por robo. Su familia lo niega, a pesar de que reconocen que hubo un único episodio hace aproximadamente cinco meses, junto a parientes de otra parte de la familia. Según publicó Infobae el joven no registraba ninguna detención en comisarías bonaerenses o ingresos a cárceles provinciales. "Nos quieren convencer de que Dilan andaba robando pero la verdad es que estaba muy medicado", aseguró Claudia, que prácticamente lo crió, y añadió: "La madre se lo murió en sus brazos y eso a él lo mató".

Tras el hecho, las redes sociales mostraron lo peor de los seres humanos y es que las fotos del joven tendido en el suelo tras haber sido atacado por los animales se viralizaron a través de WhatsApp y hasta los posteos en los que amigos y familiares lloraban su muerte se llenaron de burlas y repudiables memes con fotomontajes de Dilan en escenas de Los Simpsons, entre otros.

Hasta este martes por la tarde, la familia de Dilan esperaba que alguien se comunicara con ellos para saber el destino del cuerpo y los resultados de la autopsia para poder planificar un sepelio y enterrarlo en un nicho junto a su madre. Saben extraoficialmente que una mordida en la tráquea habría sido la herida que le causó la muerte.

"Esto no va a quedar así", señalaron sus hermanos. Pero no hablan de venganza, quieren hacer una presentación ante organismos de derechos humanos por el trato de las fuerzas de seguridad hacia su familia. También denuncian que en la comisaría Octava no los quisieron recibir. "No nos quieren dar el acta procedimiento porque dicen que no la tienen. Tampoco nos dicen quién era el oficial de servicio del día. Tenemos derecho a que nos den información. Necesitamos que dejen de juzgarlo", cerró su novia. Mientras tanto, las burlas morbosas se multiplican en redes sociales y sus familiares sostienen que eso les "parte el alma".

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar