miércoles 05 de junio de 2024

Con pilas de litio y energías sustentables: así será el primer micro eléctrico de La Plata

Se convertirá en la primera unidad de fabricación nacional y una pieza clave para reducir las emisiones de contaminantes para el medioambiente.

Luego de firmar un convenio con la empresa Nueve de Julio, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata intensificará las tareas para el desarrollo del primer colectivo eléctrico íntegramente creado en suelo argentino. Este acuerdo permite que los especialistas puedan realizar ensayos para reconvertir el vehículo, que funcionará con baterías con pilas de litio, un mineral que abunda en Argentina y posee una gran capacidad para almacenar energía eléctrica.

La noticia causó un gran impacto entre las autoridades locales y provinciales, por la importancia que tiene que la UNLP sea pionera en el desarrollo de este tipo de tecnologías que son cada vez más utilizadas en todo el mundo.

Lee además

“La filosofía de la Facultad es hacer divulgación del litio. Este es un elemento estratégico a nivel mundial, que lo vienen a buscar con excusas diversas pero la realidad es que lo necesitan porque el mundo habla de autos eléctricos y el litio más puro más y barato está en Argentina, Bolivia y Chile”, explicó a 0221.com.ar el investigador del Centro Tecnológico Aeroespacial, Guillermo Garaventa. En esa línea, el ingeniero detalló: “Combinado con otros componentes, el litio forma distintas tecnologías y produce una gran capacidad de almacenamiento. Por ejemplo, la batería que tenés en el celular el litio, cobalto y manganeso. En los colectivos vamos a usar litio, hierro y fosfato”.

Los investigadores de la casa de altos estudios ya cuentan con experiencia utilizando esta tecnología. Cabe recordar que fueron capaces de poner en marcha el Ecobus (el primer transporte 100% ecológico de La Plata), reconvirtieron un automóvil Gol y, en mayo de este año, hicieron lo mismo con una camioneta que fue entregada al municipio de Tapalqué. Ahora, aceptaron el desafío y construirán el primer colectivo con energía sustentable y reciclable.

“En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) hay alrededor de 20 mil unidades de vehículos de transporte de pasajeros. Lo que sucede es que a los diez años se dan de baja y no pueden circular más. El tema de la reposición de esos vehículos, cuando empresa tiene muchos colectivos, es que se caen de a 20 o 30 y tenés que salir a comprar para sostener tu stock”, comentó. Y añadió: “Marcos Actis (director del CTA y vicepresidente de la UNLP) mantuvo una reunión con el representante de la Empresa Nueve de Julio, tratar de hacer la reconversión de esos vehículos que llegaron a los diez años. Uno ahí si los puede proyectar, porque al convertirlos a eléctricos. Además, le podés dar una cierta cantidad de años de autonomía, a pesar de que estaban dado de baja porque eran motores a explosión”.

Lo primero que se hizo con la unidad que será reconvertida fue desarmarla totalmente para reparar su chapa y pintura. Mientras tanto, los ingenieros comenzaron con el diseño de la batería con pilas de litio que será colocada en el colectivo. “Nosotros habíamos comprado unos motores eléctricos para hacer colectivo nuestro y decidimos donarlo a la empresa junto con los controladores y las baterías que vamos a aplicar. Es una mejor forma de probarlo en una empresa que tiene la capacidad de hacer un recorrido y saber de qué se trata esto”, aseguró en diálogo con este portal.

Al ser consultado por las ventajas de incorporar estas unidades al transporte público de la ciudad, Garaventa afirmó que “estamos potenciando la capacidad de hacer baterías en Argentina y estamos dando trabajo a particulares o empresas que quieran implementar este tipo de procesos”. “También hay beneficios para el medioambiente, si vos haces muchos colectivos el impacto baja drásticamente. Es cierto que los vehículos se cargan con un enchufe en la base donde opera y uno puede decir que ese enchufe está suministrando electricidad consumiendo combustible fósil y en definitiva seguimos contaminando. Sin embargo, hay que tener en cuenta que ese colectivo consumió una cierta cantidad de electricidad con una alta eficiencia. Si yo meto en un vehículo un litro para hacer 10 kilómetros, para ese generador van a ser 50 kilómetros. Estos generadores consumen el combustible con mucha más eficiencia”, sostuvo el investigador de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CIC).

En caso de contar con prototipos que funcionen con esta tecnología limpia y sustentable, las emisiones de dióxido de carbono van a seguir pero en una menor medida que los automóviles tradicionales.

En cuanto a las fechas para comenzar con los ensayos, Garaventa manifestó que “esto recién empieza” y el tema de la pandemia le puso un freno al ritmo con el que suelen trabajar en la centro que funciona en la Facultad de Ingeniería. “Todavía no tenemos fechas para hacer las pruebas, por ahora el diseño de la batería. No tenemos la experiencia de cuánto consume en términos eléctricos un colectivo. Nosotros sabemos que el motor es de 150 caballos, perfecto pero y cuánto usa de esos 150. Ningún vehículo a explosión usa la totalidad de su capacidad sino el tanque de combustible duraría muy muy poco”, le dijo a este portal.

Nuevamente, la UNLP vuelve a ser un actor clave para la implementación de tecnologías y en desarrollo de estos prototipos que dan que hablar en toda la región. “Del litio se hicieron muy pocas cosas en Argentina y Latinoamérica, la UNLP fue pionera en este tema. Estamos haciendo lo que hay que hacer cuando uno intenta potenciar la soberanía de un país a través de un conocimiento”, consideró Garaventa, quien empezó estudiar las propiedades del mineral en el 2003.

En concreto el objetivo de esta iniciativa es demostrar que se puede evitar comprar micros eléctricos afuera –tal como hizo Capital Federal y Mendoza- que tienen un valor de 400 mil dólares, cuando en Argentina están los recursos para hacerlo y saldrían cuatro veces menos. “Vamos a colocar 40 pilas de 4 kilos y medio cada una. Son complejos por cuestiones que tienen en la carga y hay que tener mucho cuidado. Las pilas de litio individuales salen 250 dólares cada una, como necesitamos 40 son 10 mil dólares. El precio está bajando pero debería bajar más”, puntualizó el ingeniero.

Para finalizar, es importante destacar que, la UNLP y la empresa iniciarán las acciones conjuntas para acordar el dictado de las normas regulatorias sobre la utilización de unidades destinadas al transporte público de personas. Hasta el momento, no existen reglamentaciones que regulen y permitan la utilización de unidades propulsadas con energías renovables alternativas en el ámbito de la Provincia y el Municipio.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar