viernes 21 de junio de 2024

Casi la mitad de los presos bonaerenses tiene un celular por el coronavirus

Hay 22 mil teléfonos registrados en manos de personas de personas detenidas, casi uno de cada dos de los 50 mil recluidos en cárceles de la Provincia.

--:--

Casi la mitad de los detenidos en la provincia de Buenos Aires cuentan con un teléfono para comunicarse con sus familiares y amigos. La cifra fue difundida el miércoles por el ministro de Justicia y Derechos Humanos provincial Julio Alak, quien destacó la decisión judicial que habilitó que los presos puedan usar celulares y advirtió que la medida fue un factor clave para reducir los conflictos en las cárceles desde que la pandemia de coronavirus llevó a prohibir el ingreso de visitas, a fines de marzo pasado.

Alak explicó que la situación penitenciaria fue blanco de un fuerte conflicto desde que asumió la gestión, por el alto porcentaje de superpoblación que derivó en protestas y huelgas de hambre, motines y revueltas en los últimos meses por las malas condiciones de alojamiento y los riesgos de un brote de coronavirus.

Lee además

Ante la Cámara de Diputados, el titular del área de Justicia aseguró que actualmente no hay casos positivos de COVID-19 dentro de los doce penales bonaerenses. En ese sentido, hizo una fuerte crítica de la herencia recibida en materia penitenciaria y dijo que cuando asumió había una superpoblación "catastrófica" en el área que le concierne al Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

"El 12 de diciembre teníamos 51.725 internos y 24.000 plazas. Es decir una superpoblación del 120 por ciento. Por mucho menos de eso Argentina había recibido condenas de organismos internacionales", advirtió el funcionario y aseguró que "entre 2015 y 2019, la población carcelaria creció en 4 mil internos por año, son 150 internos por mes, es decir que se sumaron durante esos años 16 mil internos, pero solo se construyeron 1.500 plazas nuevas". "No se puede tener una política de mano dura sin la responsabilidad de abrir más plazas, porque se genera una crisis humanitaria", cerró.

Respecto de la ampliación de unidades que anunció Axel Kicillof semanas atrás, Alak detalló que están cerca de finalizarse obras para habilitar unas dos mil nuevas plazas, lo que ayudará a descomprimir la situación de los y las detenidas en comisarías. El Ministro destacó la medida de habilitar celulares para los detenidos pese a que la misma causó polémica en la sociedad, ya que eso permite que las personas sigan en contacto con sus seres queridos frente a la suspensión de visitas.

"Casación sacó la resolución que habilitó la posibilidad de que se usen celulares dentro de las cárceles, lo que había estado prohibido. Y tuvimos un solo episodio conflictivo, ese mensaje a la legisladora Píparo, que está investigando el fiscal Hugo Tesón. Después no hubo otros", aseguró y contó que en la actualidad hay 22 mil celulares registrados, lo que generó "algo casi
milagroso, que no hayamos tenido más grandes conflictos en cárceles"
.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar