martes 09 de julio de 2024

El centro de La Plata se llenó de gente en la previa del Día del Padre

Cientos de platenses se volcaron a las zonas comerciales y los locales, muchos sin autorización, atendieron a los clientes desde las veredas.

--:--

La cuarentena pareció ser una cosa del pasado este martes en La Plata, cuando miles de personas se volcaron a las calles en los centros comerciales en la víspera del Día del Padre. Un recorrida fotográfica por calle 8 y calle 12 es elocuente y evidencia un movimiento mucho más intensos, con decenas de locales que abrieron sus puertas o mantuvieron sus persianas a media altura y atendieron desde la vereda.

Lee además

La apertura de locales se apreció incluso en algunos rubros que no lo tienen permitido, como las tiendas ropa o comercios de venta de calzado. Aplicaron diversas modalidades, desde el take away (recibieron pedidos telefónicos o traves de redes sociales y los clientes pasaron a retirarlos) o atendieron desde la vereda.

Algunos incluso aplicaron los protocolos que elevaron a la Municipalidad, que a su vez los elevo a la Provincia, pero que todavía no fueron aprobados e incluyen el ingreso de los clientes siguiendo estrictas requisitos de seguridad.

Los cierto es que las calles se vieron superpobladas, con gente yendo y viniendo cargando bolsas con lo recién comprado. Se trata de un especie de flexibilización de hecho, protagonizada por los comerciantes que vienen expresando su preocupación y angustia por la caída de la actividad producto del aislamiento y reclamando una respuesta de la administración provincial.

El Día del Padre se celebra el domingo próximo e históricamente es una fecha clave para aumentar el nivel de ventas. En el contexto de crisis actual la mayoría lo vio como una oportunidad de lograr aumentar los magros ingresos que vienen registrando a través de la modalidad delivery, la única autorizada.

El ritmo que vivió la ciudad se vio potenciado este martes por ese motivo, pero no es nuevo que varios comercios de rubros no autorizados están trabajando bajo modalidades aún vedadas. La "flexibilización de hecho" vienen siendo analizada tanto por la Provincia por las autoridades municipales, y es puesta en el contexto de retracción que afecta a miles de comercios , muchos de los cuales corren serio riesgo de cierre.

"Yo veo en mi barrio que muchos tienen la persiana a medio abrir y atienden desde adentro", había dicho la semana pasada el gobernador Axel Kicillof a 0221.com.ar cuando justificó que La Plata siga siendo considerada como parte del AMBA a la hora de la toma de decisiones. 

Más allá de una ruptura de la cuarentena, en las veredas de los centros comerciales de La Plata se sigue observando un respeto bastante conciente del distanciamiento social y del uso de barbijos. En general, en los comercios se espera en la vereda y guardando una distancia de dos metros.

Algunos comercios empezaron a aplicar los protocolos que a principios de mayo elevaron para que sean aprobados por el gobierno provincia y por los cuales aún no tuvieron respuesta. Aquella propuesta fue elevada por la FELP y tomada por la Municipalidad para llevarla al gobernador. 

PROTOCOLOS AÚN NO AUTORIZADOS

Entre otras cosas, allí se disponía que todos los trabajadores cuenten con equipos de protección individual, sigan protocolos de lavados de manos, utilicen máscara rígida de acetato y mantengan la distancia mínima de 2 metros con los clientes o con otros empleados. Limpien el establecimiento con lavandina diluida, controlen el ingreso y la cantidad de clientes según las dimensiones del local y ventilan en forma continua.

En aquella propuesta también se disponía la existencia de cartelería informativa sobre las medidas de higiene, se ponía a disposición de los clientes un vaporizador con solución de alcohol en gel o de alcohol al 70% y de un trapo de piso con solución uno en cinco de agua y lavandina humedecido en forma permanente, a fin que los clientes se puedan frotar en el la suela de sus calzados.

Fuera del local, contemplaba ordenar una fila de espera teniendo en cuenta que los clientes guarden el distanciamiento obligatorio de dos metros como mínimo y se puede realizar la correspondiente marcación en la vereda. Mientras que se obliga al lavado y desinfección diaria de los uniformes y ropa de trabajo.

Regulaba también el tiempo de presencia de los clientes dentro del local para que sea el estrictamente necesario para que los clientes puedan realizar sus compras o recibir la prestación del servicio y en los establecimientos en los que sea posible la atención personalizada de más de un cliente al mismo tiempo deberá señalarse de forma clara la distancia de seguridad interpersonal, con marcas en el suelo o mediante el uso de balizas, cartelería y señalización.

La atención a los clientes no debiera realizarse de manera simultánea por el mismo trabajador y en los establecimientos y locales comerciales que cuenten con zonas de autoservicio, deberá prestar el servicio un trabajador del establecimiento, con el fin de evitar la manipulación directa de los productos por parte de los clientes. En tanto que no se podrá poner a disposición de los clientes productos de prueba.

En caso de que se autorice la actividad de los locales del sector comercial textil y de arreglos de ropa y similares, los probadores deberán utilizarse por una única persona y después de su uso se limpiarán y desinfectarán. Y en caso de que un cliente se pruebe una prenda que posteriormente no adquiera, el titular del establecimiento implementará medidas para que la prenda sea higienizada antes de que sea facilitada a otros clientes o puesta en cuarentena por 24 horas.

ACTIVIDADES AUTORIZADAS

Las actividades habilitadas hasta el momento se limitan al sector gastronómico, bajo las modalidades delivery y “take away”; los floricultores, adaptando las normas de higiene establecidas; los artículos de bazar y menaje, con horario reducido entre las  y las agencias de lotería; los servicios de mudanza; los taxis y remises y los gimnasios y clubes que pueden alquilar su maquinaria.

También están autorizada unas 25 industrias de distintos rubros; servicios profesionales de óptica, ortopedias, laboratorios de análisis e imágenes, los consultorios de atención médica y odontológica, las gomerías, bicicleterías, talleres mecánicos y lucbricentros. También colegios profesionales, inmobiliarias y concesionarias de autos.

En todos los casos los esquemas incluyen una reorganización de espacios de trabajo, reducción de horarios y el cumplimiento de estrictos protocolos que priorizan el cuidado de la salud.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar