"Pico controlado", estrategia y refuerzos: el análisis de Pedro Cahn sobre el coronavirus | 0221
0221
0221

"Pico controlado", estrategia y refuerzos: el análisis de Pedro Cahn sobre el coronavirus

El infectólogo y asesor de Alberto Fernández habló de la situación sanitaria que se espera para junio y sobre el efecto de la cuarentena en la población.

Pedro Cahn forma parte del grupo de especialistas que asesora al presidente Alberto Fernández. A 74 días del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado para contener el avance del coronavirus, el infectólogo no esquivó ningún tema e hizo un análisis de la pandemia de COVID-19, que ya dejó 16.851 contagios y 539 muertes en Argentina.

Mientras se flexibilizan actividades en gran parte del territorio nacional y se endurecen los controles en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el especialista pidió abandonar la “visión porteño céntrica” de la situación en el país, porque “el mundo termina en la General Paz o en el primer o segundo cordón del Conurbano”.

“Lo que pasa en las villas es un factor muy importante a controlar, pero no es el único. Es uno de los lugares que hay que mirar porque el distanciamiento social, el lavado de manos y el aislamiento allí son imposibles, como ocurre también en muchos geriátricos y en las cárceles. La búsqueda activa de casos allí es importante. Hubo que hacer una serie de ajustes porque antes la gente tenía que ser trasladada en ómnibus al hospital. Se sumó luego que hay cierta resistencia a salir de la zona para cuidar las pertenencias que la gente tiene”, dijo a Infobae. A su vez, sostuvo que en las barriadas solo se testean los casos que presentan síntomas.

En ese sentido, agregó: “Al principio de la pandemia la gente pedía ¿por qué no testean más? bueno, tal vez ahora comprendan: el 90% de las personas que testeábamos eran PCR negativos. Había una positividad muy baja, y si en aquel comienzo de la pandemia hubiésemos seguido testeando, lo único que íbamos a determinar era una negatividad muy alta. Además desde que comenzó la pandemia, fue cambiando la definición de caso por COVID-19, se fueron agregando síntomas (como la anosmia y disgeusia, la falta de olfato y gusto respectivamente)”.

Después de remarcar que 19 provincias volvieron a una cierta normalidad en sus actividades y que el grado de reapertura depende de las autoridades locales, descartó que Argentina lleve la cuarentena más extensa del mundo. “Ya se han reabierto bares, comercios, y muchas otras actividades, por eso es una mentira decir que la nuestra es la cuarentena más larga del mundo, hay varias cuarentenas más largas; la continuación del confinamiento sólo ocurre en la provincia del Chaco y en el área del AMBA”, aseguró.

Cahn sostuvo que actualmente hay aproximadamente 700 nuevos casos cada día y es sumamente importante que se mantenga de esta manera sostenida y “que no se transforme en un pico exponencial”. También dijo que entiende a la gente que “honestamente está cansada de la cuarentena”, pero destacó que se está “sacrificando parte de nuestra vida diaria, entre todos, para evitar un mal mayor”.

“Nada más lejos de la realidad que esa idea, que se refieran en el marco de esta pandemia como una ‘infectocracia’ o hablar de que existe un gobierno de los infectólogos. A nosotros no nos votó nadie, la gente votó a Alberto Fernández, a Horacio Rodríguez Larreta, a Axel Kicillof y a cada uno de los 24 gobernadores nacionales. Nosotros lo único que hacemos es asesorar científicamente al Gobierno en tres dimensiones la sanitaria, la socio-económica y la psico-social. Nos llamó el ministerio de Salud de la Nación, no lo pedimos, no cobramos sueldo por esto, es un trabajo ad honorem que hacemos con mucho gusto y nos enorgullece hacerlo. Asesoramos a las autoridades, a quien nos llame. Me ha tocado asesorar a intentendentes y a gobernadores de todo signo político”, remarcó.

Cahn tampoco esquivó referirse a la flamante frase del ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, quien declaró que “si se levanta la cuarentena, en 15 días vamos a ver cadáveres apilándose". “Puede ser una posibilidad, pero hay que ser prudente …no me animaría a afirmarlo porque son escenarios muy cambiantes y dinámicos”, consideró el infectólogo. Y agregó: “La fórmula frente a la cuarentena tiene que ser tanta apertura como fuera posible, pero con el mayor de los cuidados”.

Cahn dijo que no se sabe si la curva va a ser larga o si la situación actual es el pico e insistió que el pico se notará cuando se registren más casos que los días anteriores y luego comiencen a bajar. “El frío favorece todas las infecciones respiratorias, desde el resfrío y la gripe -para la cual disponemos de vacuna-. Es cierto que el frío incrementa las infecciones respiratorias pero este invierno nos ‘agarra’ mejor parados: lavándonos las manos, usando barbijo y usando menos el transporte público”, cerró.

"Pico controlado", estrategia y refuerzos: el análisis de Pedro Cahn sobre el coronavirus
Coronavirus

"Pico controlado", estrategia y refuerzos: el análisis de Pedro Cahn sobre el coronavirus

El infectólogo y asesor de Alberto Fernández habló de la situación sanitaria que se espera para junio y sobre el efecto de la cuarentena en la población.

01 de junio de 2020

Pedro Cahn forma parte del grupo de especialistas que asesora al presidente Alberto Fernández. A 74 días del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado para contener el avance del coronavirus, el infectólogo no esquivó ningún tema e hizo un análisis de la pandemia de COVID-19, que ya dejó 16.851 contagios y 539 muertes en Argentina.

Mientras se flexibilizan actividades en gran parte del territorio nacional y se endurecen los controles en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el especialista pidió abandonar la “visión porteño céntrica” de la situación en el país, porque “el mundo termina en la General Paz o en el primer o segundo cordón del Conurbano”.

“Lo que pasa en las villas es un factor muy importante a controlar, pero no es el único. Es uno de los lugares que hay que mirar porque el distanciamiento social, el lavado de manos y el aislamiento allí son imposibles, como ocurre también en muchos geriátricos y en las cárceles. La búsqueda activa de casos allí es importante. Hubo que hacer una serie de ajustes porque antes la gente tenía que ser trasladada en ómnibus al hospital. Se sumó luego que hay cierta resistencia a salir de la zona para cuidar las pertenencias que la gente tiene”, dijo a Infobae. A su vez, sostuvo que en las barriadas solo se testean los casos que presentan síntomas.

En ese sentido, agregó: “Al principio de la pandemia la gente pedía ¿por qué no testean más? bueno, tal vez ahora comprendan: el 90% de las personas que testeábamos eran PCR negativos. Había una positividad muy baja, y si en aquel comienzo de la pandemia hubiésemos seguido testeando, lo único que íbamos a determinar era una negatividad muy alta. Además desde que comenzó la pandemia, fue cambiando la definición de caso por COVID-19, se fueron agregando síntomas (como la anosmia y disgeusia, la falta de olfato y gusto respectivamente)”.

Después de remarcar que 19 provincias volvieron a una cierta normalidad en sus actividades y que el grado de reapertura depende de las autoridades locales, descartó que Argentina lleve la cuarentena más extensa del mundo. “Ya se han reabierto bares, comercios, y muchas otras actividades, por eso es una mentira decir que la nuestra es la cuarentena más larga del mundo, hay varias cuarentenas más largas; la continuación del confinamiento sólo ocurre en la provincia del Chaco y en el área del AMBA”, aseguró.

Cahn sostuvo que actualmente hay aproximadamente 700 nuevos casos cada día y es sumamente importante que se mantenga de esta manera sostenida y “que no se transforme en un pico exponencial”. También dijo que entiende a la gente que “honestamente está cansada de la cuarentena”, pero destacó que se está “sacrificando parte de nuestra vida diaria, entre todos, para evitar un mal mayor”.

“Nada más lejos de la realidad que esa idea, que se refieran en el marco de esta pandemia como una ‘infectocracia’ o hablar de que existe un gobierno de los infectólogos. A nosotros no nos votó nadie, la gente votó a Alberto Fernández, a Horacio Rodríguez Larreta, a Axel Kicillof y a cada uno de los 24 gobernadores nacionales. Nosotros lo único que hacemos es asesorar científicamente al Gobierno en tres dimensiones la sanitaria, la socio-económica y la psico-social. Nos llamó el ministerio de Salud de la Nación, no lo pedimos, no cobramos sueldo por esto, es un trabajo ad honorem que hacemos con mucho gusto y nos enorgullece hacerlo. Asesoramos a las autoridades, a quien nos llame. Me ha tocado asesorar a intentendentes y a gobernadores de todo signo político”, remarcó.

Cahn tampoco esquivó referirse a la flamante frase del ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Gollán, quien declaró que “si se levanta la cuarentena, en 15 días vamos a ver cadáveres apilándose". “Puede ser una posibilidad, pero hay que ser prudente …no me animaría a afirmarlo porque son escenarios muy cambiantes y dinámicos”, consideró el infectólogo. Y agregó: “La fórmula frente a la cuarentena tiene que ser tanta apertura como fuera posible, pero con el mayor de los cuidados”.

Cahn dijo que no se sabe si la curva va a ser larga o si la situación actual es el pico e insistió que el pico se notará cuando se registren más casos que los días anteriores y luego comiencen a bajar. “El frío favorece todas las infecciones respiratorias, desde el resfrío y la gripe -para la cual disponemos de vacuna-. Es cierto que el frío incrementa las infecciones respiratorias pero este invierno nos ‘agarra’ mejor parados: lavándonos las manos, usando barbijo y usando menos el transporte público”, cerró.

COMENTARIOS

El infectólogo y asesor de Alberto Fernández habló de la situación sanitaria que se espera para junio y sobre el efecto de la cuarentena en la población.