Alberto Fernández extendió la cuarentena y seguirá sin cambios en el AMBA y La Plata | 0221
0221
0221

Alberto Fernández extendió la cuarentena y seguirá sin cambios en el AMBA y La Plata

El Presidente explica los pormenores de la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Seguirá hasta el próximo 6 de junio, inclusive.


Tras reunirse con los expertos en la materia y los gobernadores de todas las provincias, el presidente Alberto Fernández decidió extender el aislamiento social, preventivo y obligatorio que ahora seguirá vigente hasta el próximo 7 de junio, inclusive. Junto al gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en la que realizó un detallado análisis sobre la situación actual que se vive en cada zona del país.

La cuarentena comenzó el pasado 20 de marzo y antes de esta prolongación tuvo prórrogas el 31 de ese mes, el 13 y 27 de abril y el 11 de mayo. En el último parte médico que dio a conocer el Ministerio de Salud de la Nación este sábado, en tanto, se informó que ya son 11.353 los contagios en todo el país, entre los que hay 445 muertos y 3.530 pacientes dados de alta.

"Si revisamos los resultados de la cuarentena, son interesantes. Logramos garantizar la atención sanitaria de los argentinos", comenzó explicando el mandatario y agregó que "en un gran número de provincias la actividad económica se recuperó por encima del 80%".

En ese sentido, Fernández destacó que "en 19 provincias el viernes no hubo casos y en diez hace una semana que no hay positivos", pero a la vez hizo foco en las zonas más afectadas y agregó que "el virus entró en los barrios populares, en Ciudad de Buenos Aires, en Resistencia, en Córdoba y en el Gran Buenos Aires, que es el foco rojo en esta provincia".

Tras el vertiginoso aumento de los casos en Argentina, el Presidente remarcó que "el virus se duplica cada 33 días ahora en el país, sin contar el (Área Metropolitana de Buenos Aires), que por su densidad demográfica cambia todo, y donde están el 87% de los casos" y explicó que en esa zona "la duplicación bajó a once días y en la Ciudad a diez".

En mandatario argentino hizo especial foco en las barriadas populares y agregó que allí se pondrá el foco para aumentar la cantidad de testeos y resguardar a quienes viven allí y sus pertenencias, puesto que muchos de esos vecinos temen -según se explicó- perder sus hogares si deben dejarlos para ser aislados o internados.

Antes de ceder la palabra, Fernández se dirigió directamente a los a los habitantes del AMBA: "Les quiero pedir algo. El virus está circulando por la calle. Les pido que, en lo posible, se mantengan en sus casas", sentenció. Además, tal y como se esperaba, el Presidente hizo mención a los nuevos controles de circulación se llevarán a cabo y aclaró que "todos los permisos de circulación van a caducar y solamente podrán ingresar a la Ciudad (de Buenos Aires) los trabajadores esenciales".

En ese marco, Kicllof sostuvo que "la curva de contagios se está acelerando y mucho", a lo que agregó que esto marca el inicio de una "nueva etapa" en la que el número de casos empieza a crecer exponesialmente. En esa línea, el mandatario provincial criticó duramente a quienes "atacan la cuarentena" y aseguró que "hay que recordarles que la cuarentena salvó vidas y las va a salvar a futuro".

El territorio provincial presenta serias diferencias respecto de la evolución de la pandemia. Es que mientras en el interior de la provincia casi no se han detectado nuevos casos en las últimas semanas, en el Gran Buenos Aires la situación es mucho más preocupante y por ello el Gobierno bonaerense se ha negado a flexibilizar la cuarentena e impulsar la apertura de comercios en el AMBA.

"No podemos relajarnos. Hicieron todo este esfuerzo cuando el peligro estaba lejos, ahora que está lejos no podemos relajarnos. Tenemos que quedarnos en casa", lanzó el mandatario dirigiéndose directamente a los bonaerenses y remarcó que "si crecen los contagios no se puede flexibilizar (la cuarentena)".

Kicillof explicó que en el interior, donde la situación ya pudo ser controlada, seguirá habiendo una estricta barrera sanitaria evitando la circulación de personas entre un distrito y otro, pero a la vez se permitirá una mayor flexibilización de acuerdo con las solicitudes realizadas por los propios intendente. En tanto, "en el Gran Buenos vamos a seguir en la misma etapa, no vamos a avanzar nada", sostuvo el mandatario y agregó que las industrias podrán volver a operar con los protocolos necesarios y con transporte propio de sus trabajadores.

Según se anunció, además, el transporte interjurisdiccional estará prohibido para todo personal no esencial y, en todos los casos, será obligatorio el uso de la aplicación CuidAR. Además, los trabajadores exceptuados del aislamiento deberán reempadronarse para contar con los permisos necesarios.

El Presidente explica los pormenores de la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Seguirá hasta el próximo 6 de junio, inclusive.

23 de mayo de 2020


Tras reunirse con los expertos en la materia y los gobernadores de todas las provincias, el presidente Alberto Fernández decidió extender el aislamiento social, preventivo y obligatorio que ahora seguirá vigente hasta el próximo 7 de junio, inclusive. Junto al gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en la que realizó un detallado análisis sobre la situación actual que se vive en cada zona del país.

La cuarentena comenzó el pasado 20 de marzo y antes de esta prolongación tuvo prórrogas el 31 de ese mes, el 13 y 27 de abril y el 11 de mayo. En el último parte médico que dio a conocer el Ministerio de Salud de la Nación este sábado, en tanto, se informó que ya son 11.353 los contagios en todo el país, entre los que hay 445 muertos y 3.530 pacientes dados de alta.

"Si revisamos los resultados de la cuarentena, son interesantes. Logramos garantizar la atención sanitaria de los argentinos", comenzó explicando el mandatario y agregó que "en un gran número de provincias la actividad económica se recuperó por encima del 80%".

En ese sentido, Fernández destacó que "en 19 provincias el viernes no hubo casos y en diez hace una semana que no hay positivos", pero a la vez hizo foco en las zonas más afectadas y agregó que "el virus entró en los barrios populares, en Ciudad de Buenos Aires, en Resistencia, en Córdoba y en el Gran Buenos Aires, que es el foco rojo en esta provincia".

Tras el vertiginoso aumento de los casos en Argentina, el Presidente remarcó que "el virus se duplica cada 33 días ahora en el país, sin contar el (Área Metropolitana de Buenos Aires), que por su densidad demográfica cambia todo, y donde están el 87% de los casos" y explicó que en esa zona "la duplicación bajó a once días y en la Ciudad a diez".

En mandatario argentino hizo especial foco en las barriadas populares y agregó que allí se pondrá el foco para aumentar la cantidad de testeos y resguardar a quienes viven allí y sus pertenencias, puesto que muchos de esos vecinos temen -según se explicó- perder sus hogares si deben dejarlos para ser aislados o internados.

Antes de ceder la palabra, Fernández se dirigió directamente a los a los habitantes del AMBA: "Les quiero pedir algo. El virus está circulando por la calle. Les pido que, en lo posible, se mantengan en sus casas", sentenció. Además, tal y como se esperaba, el Presidente hizo mención a los nuevos controles de circulación se llevarán a cabo y aclaró que "todos los permisos de circulación van a caducar y solamente podrán ingresar a la Ciudad (de Buenos Aires) los trabajadores esenciales".

En ese marco, Kicllof sostuvo que "la curva de contagios se está acelerando y mucho", a lo que agregó que esto marca el inicio de una "nueva etapa" en la que el número de casos empieza a crecer exponesialmente. En esa línea, el mandatario provincial criticó duramente a quienes "atacan la cuarentena" y aseguró que "hay que recordarles que la cuarentena salvó vidas y las va a salvar a futuro".

El territorio provincial presenta serias diferencias respecto de la evolución de la pandemia. Es que mientras en el interior de la provincia casi no se han detectado nuevos casos en las últimas semanas, en el Gran Buenos Aires la situación es mucho más preocupante y por ello el Gobierno bonaerense se ha negado a flexibilizar la cuarentena e impulsar la apertura de comercios en el AMBA.

"No podemos relajarnos. Hicieron todo este esfuerzo cuando el peligro estaba lejos, ahora que está lejos no podemos relajarnos. Tenemos que quedarnos en casa", lanzó el mandatario dirigiéndose directamente a los bonaerenses y remarcó que "si crecen los contagios no se puede flexibilizar (la cuarentena)".

Kicillof explicó que en el interior, donde la situación ya pudo ser controlada, seguirá habiendo una estricta barrera sanitaria evitando la circulación de personas entre un distrito y otro, pero a la vez se permitirá una mayor flexibilización de acuerdo con las solicitudes realizadas por los propios intendente. En tanto, "en el Gran Buenos vamos a seguir en la misma etapa, no vamos a avanzar nada", sostuvo el mandatario y agregó que las industrias podrán volver a operar con los protocolos necesarios y con transporte propio de sus trabajadores.

Según se anunció, además, el transporte interjurisdiccional estará prohibido para todo personal no esencial y, en todos los casos, será obligatorio el uso de la aplicación CuidAR. Además, los trabajadores exceptuados del aislamiento deberán reempadronarse para contar con los permisos necesarios.

COMENTARIOS

El Presidente explica los pormenores de la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Seguirá hasta el próximo 6 de junio, inclusive.