Cierra La París tras 50 años de historia y tres generaciones en La Plata | 0221
0221
Cierra La París tras 50 años de historia y tres generaciones en La Plata
Cuarentena y crisis

Cierra La París tras 50 años de historia y tres generaciones en La Plata

Tras más de cinco décadas en la ciudad, la tradicional confitería y café platense cerrará sus puertas. La crisis económica de la era Macri y el aislamiento social, preventivo y obligatorio obligaron a los nietos de su fundador a cerrar uno de los íconos de la ciudad.

30 de abril de 2020

"Estamos de duelo, es un dolor inmenso". Los dueños de La París no pueden digerir aún la decisión que terminaron de madurar este jueves: bajar las persianas de la histórica confitería de 7 y 49, uno de los lugares más emblemáticos de La Plata.

La crisis económica del sector, heredada de años anteriores, sumado al cierre del rubro decretado por el Estado en el marco del aislamiento social que generó el COVID-19, alcanzaron para que los propietarios definieran darle un punto final a la agonía.
 

"Es un dolor inmenso, es empresa familiar que lleva tres generaciones, realmente estamos de duelo", reconocieron con dolor a 0221.com.ar desde La París.

La confitería llevaba cinco décadas en La Plata, en las que se conformó como una de las más tradicionales de la ciudad, con sus clásicas medialunas y tardes de masas.

"Es una estructura enorme y no sabemos cuándo va a terminar esto. En principio eran quince días, pero ahora no sabemos ni lo que va a pasar mañana. Es la situación que está pasando todo el sector", explicaron.

La París venía de una transformación de los últimos tiempos, con una fuerte inversión en el salón y en el sector de ventas. "Apostamos e invertimos un montón de plata y no levantó. Ahora esta situación, nos sorprende la pandemia y las medidas de aislamiento social. La falta de medidas económicas concretas para ayudar a las pymes nos dejan como única opción cerrar nuestras puertas y tener que despedirnos", agregaron.

Uno de los puntos claves de La París es el funcionamiento del bar, al que asistía una clientela adulta mayor, que se ubica en las personas de riesgo. En ese sentido, el público influyó en que no puedan adoptase nuevos canales de venta, como el online y el delivery.

Los dueños de la confitería habían advertido que la situación no era la mejor previo a la cuarentena, cuando el bar "prácticamente no estaba funcionando", confiaron.

A partir de ahora vendrá una cadena de medidas que provocará el cierre, más allá del hueco que dejará La París entre los platenses. Al consultar a sus dueños sobre la posibilidad de que una vez superada la pandemia puedan volver a abrir, la respuesta refleja el momento de dolor: "No sabemos qué pasará mañana. Hoy queremos pasar todo esto".

La noticia también cayó como un baldazo de agua fría sobre los empleados. "Veníamos abriendo de 8 a 15, con atención reducida y delivery. Hoy (jueves) terminamos y me dijeron feliz día (por el Día del Trabajador) y me vine para mi casa. Horas después nos llegó el mensaje de que cerraban", contó angustiado a 0221.com.ar uno de los jóvenes que trabajaba en el lugar.

La historia de La París comenzó a escribirse en 1969, cuando la familia Pérez Muñoz compró La París y Roberto Pérez se puso al frente de la fábrica del local y reinventó las confituras del comercio. Con los años fue ganando un gran prestigio, sustentado en la calidad de sus muchos productos. La confitería se convirtió en un clásico, disfrutado por varias generaciones de vecinos a las que solo les quedará la nostalgia por uno de los locales más emblemáticos de la ciudad.

COMENTARIOS

Tras más de cinco décadas en la ciudad, la tradicional confitería y café platense cerrará sus puertas. La crisis económica de la era Macri y el aislamiento social, preventivo y obligatorio obligaron a los nietos de su fundador a cerrar uno de los íconos de la ciudad.
0221

Cierra La París tras 50 años de historia y tres generaciones en La Plata

Tras más de cinco décadas en la ciudad, la tradicional confitería y café platense cerrará sus puertas. La crisis económica de la era Macri y el aislamiento social, preventivo y obligatorio obligaron a los nietos de su fundador a cerrar uno de los íconos de la ciudad.
Cierra La París tras 50 años de historia y tres generaciones en La Plata

"Estamos de duelo, es un dolor inmenso". Los dueños de La París no pueden digerir aún la decisión que terminaron de madurar este jueves: bajar las persianas de la histórica confitería de 7 y 49, uno de los lugares más emblemáticos de La Plata.

La crisis económica del sector, heredada de años anteriores, sumado al cierre del rubro decretado por el Estado en el marco del aislamiento social que generó el COVID-19, alcanzaron para que los propietarios definieran darle un punto final a la agonía.
 

"Es un dolor inmenso, es empresa familiar que lleva tres generaciones, realmente estamos de duelo", reconocieron con dolor a 0221.com.ar desde La París.

La confitería llevaba cinco décadas en La Plata, en las que se conformó como una de las más tradicionales de la ciudad, con sus clásicas medialunas y tardes de masas.

"Es una estructura enorme y no sabemos cuándo va a terminar esto. En principio eran quince días, pero ahora no sabemos ni lo que va a pasar mañana. Es la situación que está pasando todo el sector", explicaron.

La París venía de una transformación de los últimos tiempos, con una fuerte inversión en el salón y en el sector de ventas. "Apostamos e invertimos un montón de plata y no levantó. Ahora esta situación, nos sorprende la pandemia y las medidas de aislamiento social. La falta de medidas económicas concretas para ayudar a las pymes nos dejan como única opción cerrar nuestras puertas y tener que despedirnos", agregaron.

Uno de los puntos claves de La París es el funcionamiento del bar, al que asistía una clientela adulta mayor, que se ubica en las personas de riesgo. En ese sentido, el público influyó en que no puedan adoptase nuevos canales de venta, como el online y el delivery.

Los dueños de la confitería habían advertido que la situación no era la mejor previo a la cuarentena, cuando el bar "prácticamente no estaba funcionando", confiaron.

A partir de ahora vendrá una cadena de medidas que provocará el cierre, más allá del hueco que dejará La París entre los platenses. Al consultar a sus dueños sobre la posibilidad de que una vez superada la pandemia puedan volver a abrir, la respuesta refleja el momento de dolor: "No sabemos qué pasará mañana. Hoy queremos pasar todo esto".

La noticia también cayó como un baldazo de agua fría sobre los empleados. "Veníamos abriendo de 8 a 15, con atención reducida y delivery. Hoy (jueves) terminamos y me dijeron feliz día (por el Día del Trabajador) y me vine para mi casa. Horas después nos llegó el mensaje de que cerraban", contó angustiado a 0221.com.ar uno de los jóvenes que trabajaba en el lugar.

La historia de La París comenzó a escribirse en 1969, cuando la familia Pérez Muñoz compró La París y Roberto Pérez se puso al frente de la fábrica del local y reinventó las confituras del comercio. Con los años fue ganando un gran prestigio, sustentado en la calidad de sus muchos productos. La confitería se convirtió en un clásico, disfrutado por varias generaciones de vecinos a las que solo les quedará la nostalgia por uno de los locales más emblemáticos de la ciudad.