0221
0221

La CPM pidió descomprimir cárceles para prevenir más casos de coronavirus en la Provincia

Mediante una carta, le solicitaron al Ejecutivo bonaerense que tome una serie de medidas para atender la situación y proteger la integridad de la población carcelaria.

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) manifestó su preocupación por la población carcelaria frente al avance del coronavirus en Argentina. En ese marco, el organismo le envío una nota al Ministerio de Justicia bonaerense y a la Suprema Corte para solicitar medidas urgentes para contener la situación y proteger la integridad de las personas detenidas.

Entre ellas, se destaca la aplicación por parte judicial de morigeraciones y arrestos domiciliarios para grupos vulnerables, el uso de la conmutación de penas por el Poder Ejecutivo, garantizar la distribución de elementos de prevención, de comida y medicamentos, y la habilitación del uso de telefonía celular.

En esa línea, señalaron que desde hace dos décadas, y con mayor crudeza desde hace cinco años, las políticas penitenciarias de los gobierno provinciales y la inacción de la Justicia condenaron al sistema de encierro bonaerense a “una crisis humanitaria sin precedentes que se profundiza cada día”. Por este motivo, expresaron la necesidad de tomar medidas urgentes para proteger a la población carcelaria.

La carta que el organismo le envío al ministro de Justicia, Julio Alak, también solicita una serie de medidas orientadas fundamentalmente a descomprimir la situación de sobrepoblación y hacinamiento, haciendo uso de todas las potestades del poder ejecutivo, entre ellas contemplar la conmutación de penas y otras medidas para mejorar la supervivencia en las cárceles y evitar la expansión de la pandemia.

En cuanto a los suministros básicos, la CPM realizó un relevamiento en donde da cuenta de faltantes de los elementos para indispensables para que las personas puedan higienizarse como jabones, alcohol, guantes y productos de limpieza no están llegando a las personas detenidas ni el personal penitenciario está tomando los recaudos elementales como uso de barbijos y guantes y control de temperatura al ingreso.

En la misiva, que tiene una extensión de 48 páginas, también pone el foco en la cuestión alimentaria. Sobre este punto, los integrantes del organismo manifestaron que es indispensable garantizar la provisión suficiente y a tiempo en cada unidad  en tanto la restricción de las visitas familiares por la pandemia impide que llegue lo provisto por ellos.

Para finalizar, la CPM instó a todos los poderes del Estado a trabajar de manera articulada y efectiva para generar condiciones que permitan contener el avance del COVID-19, garantizando la integridad de las personas.

Mediante una carta, le solicitaron al Ejecutivo bonaerense que tome una serie de medidas para atender la situación y proteger la integridad de la población carcelaria.

26 de marzo de 2020

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) manifestó su preocupación por la población carcelaria frente al avance del coronavirus en Argentina. En ese marco, el organismo le envío una nota al Ministerio de Justicia bonaerense y a la Suprema Corte para solicitar medidas urgentes para contener la situación y proteger la integridad de las personas detenidas.

Entre ellas, se destaca la aplicación por parte judicial de morigeraciones y arrestos domiciliarios para grupos vulnerables, el uso de la conmutación de penas por el Poder Ejecutivo, garantizar la distribución de elementos de prevención, de comida y medicamentos, y la habilitación del uso de telefonía celular.

En esa línea, señalaron que desde hace dos décadas, y con mayor crudeza desde hace cinco años, las políticas penitenciarias de los gobierno provinciales y la inacción de la Justicia condenaron al sistema de encierro bonaerense a “una crisis humanitaria sin precedentes que se profundiza cada día”. Por este motivo, expresaron la necesidad de tomar medidas urgentes para proteger a la población carcelaria.

La carta que el organismo le envío al ministro de Justicia, Julio Alak, también solicita una serie de medidas orientadas fundamentalmente a descomprimir la situación de sobrepoblación y hacinamiento, haciendo uso de todas las potestades del poder ejecutivo, entre ellas contemplar la conmutación de penas y otras medidas para mejorar la supervivencia en las cárceles y evitar la expansión de la pandemia.

En cuanto a los suministros básicos, la CPM realizó un relevamiento en donde da cuenta de faltantes de los elementos para indispensables para que las personas puedan higienizarse como jabones, alcohol, guantes y productos de limpieza no están llegando a las personas detenidas ni el personal penitenciario está tomando los recaudos elementales como uso de barbijos y guantes y control de temperatura al ingreso.

En la misiva, que tiene una extensión de 48 páginas, también pone el foco en la cuestión alimentaria. Sobre este punto, los integrantes del organismo manifestaron que es indispensable garantizar la provisión suficiente y a tiempo en cada unidad  en tanto la restricción de las visitas familiares por la pandemia impide que llegue lo provisto por ellos.

Para finalizar, la CPM instó a todos los poderes del Estado a trabajar de manera articulada y efectiva para generar condiciones que permitan contener el avance del COVID-19, garantizando la integridad de las personas.

COMENTARIOS

Mediante una carta, le solicitaron al Ejecutivo bonaerense que tome una serie de medidas para atender la situación y proteger la integridad de la población carcelaria.