Así fue el peor minuto del Gimnasia de Maradona: el penal errado y la contra que selló el empate de Patronato | 0221
0221
0221

Así fue el peor minuto del Gimnasia de Maradona: el penal errado y la contra que selló el empate de Patronato

Apenas sesenta segundos bastaron para aguar la fiesta que se desarrollaba en el bosque de La Plata. El conjunto tripero vencía a Patronato en un partido friccionado y sin demasiado despliegue, cuando Lucas Barrios tuvo la chance de estirar la ventaja, malogró un penal y le dio vida a los de Paraná que, en una veloz contra, sellaron el uno a uno final.

Gimnasia había sorprendido en el arranque y había hecho bien las cosas para evitar que el rival le generara peligro. Corrían 37 de la segunda parte cuando Lautaro Comas taló al ingresado Maximiliano Comba y Néstor Pitana marcó el penal. Lucas Barrios se paró frente a la pelota y casi nadie vislumbraba el final de esa escena.

El delantero sacó un tiro bajo, esquinado al ras del suelo, que fue a dar justo al palo derecho del arquero visitante. La pelota rebotó hacia afuera y se perdió tras la línea de fondo ante la atónita mirada de todos los presentes y desató el lamento del banco y los fanáticos triperos.

Sin embargo, lo peor estaba por venir. El Patrón aprovechó el sacudón anímico e hilvanó un veloz contra: la pelota llegó rápidamente a los pies de Cristian Tarragona que fabricó una oportunidad desde la izquierda y sacó un débil centro rasante al centro del área y encontró a Gabriel Ávalos que la cacheteó al primer palo ante un Jorge "Fatura" Broun que nada pudo hacer para evitar la conquista.

A partir de allí, Gimnasia no pudo encontrar la manera y, pese a los intentos, los minutos se consumieron hasta el silbatazo final con el que Pitana decretó el cierre del encuentro.

Así fue el peor minuto del Gimnasia de Maradona: el penal errado y la contra que selló el empate de Patronato
VIDEOS

Así fue el peor minuto del Gimnasia de Maradona: el penal errado y la contra que selló el empate de Patronato

Apenas sesenta segundos bastaron para aguar la fiesta que se desarrollaba en el bosque de La Plata. El conjunto tripero vencía a Patronato en un partido friccionado y sin demasiado despliegue, cuando Lucas Barrios tuvo la chance de estirar la ventaja, malogró un penal y le dio vida a los de Paraná que, en una veloz contra, sellaron el uno a uno final.

08 de febrero de 2020

Gimnasia había sorprendido en el arranque y había hecho bien las cosas para evitar que el rival le generara peligro. Corrían 37 de la segunda parte cuando Lautaro Comas taló al ingresado Maximiliano Comba y Néstor Pitana marcó el penal. Lucas Barrios se paró frente a la pelota y casi nadie vislumbraba el final de esa escena.

El delantero sacó un tiro bajo, esquinado al ras del suelo, que fue a dar justo al palo derecho del arquero visitante. La pelota rebotó hacia afuera y se perdió tras la línea de fondo ante la atónita mirada de todos los presentes y desató el lamento del banco y los fanáticos triperos.

Sin embargo, lo peor estaba por venir. El Patrón aprovechó el sacudón anímico e hilvanó un veloz contra: la pelota llegó rápidamente a los pies de Cristian Tarragona que fabricó una oportunidad desde la izquierda y sacó un débil centro rasante al centro del área y encontró a Gabriel Ávalos que la cacheteó al primer palo ante un Jorge "Fatura" Broun que nada pudo hacer para evitar la conquista.

A partir de allí, Gimnasia no pudo encontrar la manera y, pese a los intentos, los minutos se consumieron hasta el silbatazo final con el que Pitana decretó el cierre del encuentro.

COMENTARIOS

Apenas sesenta segundos bastaron para aguar la fiesta que se desarrollaba en el bosque de La Plata. El conjunto tripero vencía a Patronato en un partido friccionado y sin demasiado despliegue, cuando Lucas Barrios tuvo la chance de estirar la ventaja, malogró un penal y le dio vida a los de Paraná que, en una veloz contra, sellaron el uno a uno final.