0221
0221

Gimnasia no jugó bien y perdió por la mínima un partido clave ante Rosario Central

Un tanto temprano de Sebastián Rivas fue suficiente para que Gimnasia pierda un duelo trascendental en su lucha por la permanencia en la Primera del fútbol de nuestro país. El conjunto de Diego Maradona no contó con demasiadas chances para empatar el encuentro y se quedó con las manos vacías, justo en la fecha que sus rivales directos sumaron puntos clave. La suerte del equipo mens sana parece casi sentenciada.

Gimnasia sufrió un duro traspié en su visita a Rosario y cayó 1 a 0 ante Central en el Gigante de Arroyito. El único tanto lo marcó el uruguayo Sebastián Rivas tras quedar mano a mano con Jorge Broun luego de un desafortunado rebote para la defensa albiazul. El local fue más a lo largo de los 90 minutos y lo hundió más en la tabla por el descenso justo en la fecha que ganaron Aldosivi y Patronato Los hinchas “canallas” le hicieron sentir a Diego Armando Maradona su pasado con Newell’s Old Boys y lo silbaron en cada oportunidad que tuvieron. Fabián Rinaudo fue la figura del encuentro.

Desde el inicio del partido, y empujado por su público, Central presionó a Gimnasia en todas las líneas y no permitió que sus volantes creativos tomarán la pelota con tranquilidad para hilvanar juego. A los 12, cuando parecía que superaba ese momento crítico, Paolo Goltz no pudo despejar bien una pelota de su área y el rebote le cayó servido al uruguayo Rivas anote el primero en la tarde rosarina y desate la locura del público local. Gimnasia no la estaba pasando bien en el amanecer del encuentro y para colmo recibió un duro golpe.

Con el correr del encuentro, el tripero comenzó a adelantar sus líneas para disputar la posesión del balón en la mitad de cancha pero en ningún momento logró incomodar a su rival, salvo con algunos remates de Matías García y Brahian Alemán que se fueron desviados. A pesar de esto, la sensación era que Central tenía las acciones dominadas.

A raíz de esta presión, el local perdió precisión con la pelota e, incluso, mostró serias complicaciones para salir jugando por abajo aunque ninguna de ellas fue aprovechada por los delanteros mens sana. En este contexto, Maradona probó cambiando de punta a Caco García y Alemán pero no lograron llevar peligro contra el arco rival.

El inicio del segundo tiempo fue una continuidad del primero. Sin embargo, a los 4 minutos García comandó una contra y combinó de muy buena manera con Nicolás Contín, quien trató de devolver la gentileza y Joaquín Laso evitó el empate. Un verdadero milagro en el área de la Academia.

Cerca de los 15, Maradona mandó a la cancha al juvenil Sebastián Cocimano. A los pocos minutos de su ingreso, el pibe casi marca logra anotar en el empate gracias a una guapeada suya pero se encontró con Jeremías Ledesma. El partido estaba en un pozo y ninguno de los equipos lograba imponerse en el campo de juego.

El partido era discreto pero la sensación seguía siendo la misma: Central estaba más firme. Fue así que a los 33 Marco Ruben tuvo un mano a mano increíble ante Fatura Broun, quien se lució y contuvo el remate del delantero. Unos instantes más tarde, Joaquín Pereyra sorprendió con un disparo detrás de mitad de campo y el arquero controló en dos tiempos. Gimnasia sufría los minutos finales del encuentro.

Gimnasia dejó una pálida imagen en Rosario y se llevó una dura derrota justo en la fecha que ganaron los rivales directos por la lucha del descenso. El elenco de Maradona no encontró los caminos para complicar al Canalla, que hizo valer su condición de local y controló los tiempos gracias a un brillante partido que jugó, justo contra su ex club, Fabián Rinaudo.

“Esto es largo”, había dicho el Diez antes del pitazo de Diego Abal. Lo cierto que 3 puntos sobre 12 posibles parece muy poco para un equipo que tiene ambiciones de seguir en la Primera. El próximo encuentro será otra vez como visitante ante Independiente de Avellaneda el próximo sábado a las 19.40.

Un tanto temprano de Sebastián Rivas fue suficiente para que Gimnasia pierda un duelo trascendental en su lucha por la permanencia en la Primera del fútbol de nuestro país. El conjunto de Diego Maradona no contó con demasiadas chances para empatar el encuentro y se quedó con las manos vacías, justo en la fecha que sus rivales directos sumaron puntos clave. La suerte del equipo mens sana parece casi sentenciada.

15 de febrero de 2020

Gimnasia sufrió un duro traspié en su visita a Rosario y cayó 1 a 0 ante Central en el Gigante de Arroyito. El único tanto lo marcó el uruguayo Sebastián Rivas tras quedar mano a mano con Jorge Broun luego de un desafortunado rebote para la defensa albiazul. El local fue más a lo largo de los 90 minutos y lo hundió más en la tabla por el descenso justo en la fecha que ganaron Aldosivi y Patronato Los hinchas “canallas” le hicieron sentir a Diego Armando Maradona su pasado con Newell’s Old Boys y lo silbaron en cada oportunidad que tuvieron. Fabián Rinaudo fue la figura del encuentro.

Desde el inicio del partido, y empujado por su público, Central presionó a Gimnasia en todas las líneas y no permitió que sus volantes creativos tomarán la pelota con tranquilidad para hilvanar juego. A los 12, cuando parecía que superaba ese momento crítico, Paolo Goltz no pudo despejar bien una pelota de su área y el rebote le cayó servido al uruguayo Rivas anote el primero en la tarde rosarina y desate la locura del público local. Gimnasia no la estaba pasando bien en el amanecer del encuentro y para colmo recibió un duro golpe.

Con el correr del encuentro, el tripero comenzó a adelantar sus líneas para disputar la posesión del balón en la mitad de cancha pero en ningún momento logró incomodar a su rival, salvo con algunos remates de Matías García y Brahian Alemán que se fueron desviados. A pesar de esto, la sensación era que Central tenía las acciones dominadas.

A raíz de esta presión, el local perdió precisión con la pelota e, incluso, mostró serias complicaciones para salir jugando por abajo aunque ninguna de ellas fue aprovechada por los delanteros mens sana. En este contexto, Maradona probó cambiando de punta a Caco García y Alemán pero no lograron llevar peligro contra el arco rival.

El inicio del segundo tiempo fue una continuidad del primero. Sin embargo, a los 4 minutos García comandó una contra y combinó de muy buena manera con Nicolás Contín, quien trató de devolver la gentileza y Joaquín Laso evitó el empate. Un verdadero milagro en el área de la Academia.

Cerca de los 15, Maradona mandó a la cancha al juvenil Sebastián Cocimano. A los pocos minutos de su ingreso, el pibe casi marca logra anotar en el empate gracias a una guapeada suya pero se encontró con Jeremías Ledesma. El partido estaba en un pozo y ninguno de los equipos lograba imponerse en el campo de juego.

El partido era discreto pero la sensación seguía siendo la misma: Central estaba más firme. Fue así que a los 33 Marco Ruben tuvo un mano a mano increíble ante Fatura Broun, quien se lució y contuvo el remate del delantero. Unos instantes más tarde, Joaquín Pereyra sorprendió con un disparo detrás de mitad de campo y el arquero controló en dos tiempos. Gimnasia sufría los minutos finales del encuentro.

Gimnasia dejó una pálida imagen en Rosario y se llevó una dura derrota justo en la fecha que ganaron los rivales directos por la lucha del descenso. El elenco de Maradona no encontró los caminos para complicar al Canalla, que hizo valer su condición de local y controló los tiempos gracias a un brillante partido que jugó, justo contra su ex club, Fabián Rinaudo.

“Esto es largo”, había dicho el Diez antes del pitazo de Diego Abal. Lo cierto que 3 puntos sobre 12 posibles parece muy poco para un equipo que tiene ambiciones de seguir en la Primera. El próximo encuentro será otra vez como visitante ante Independiente de Avellaneda el próximo sábado a las 19.40.

COMENTARIOS

Un tanto temprano de Sebastián Rivas fue suficiente para que Gimnasia pierda un duelo trascendental en su lucha por la permanencia en la Primera del fútbol de nuestro país. El conjunto de Diego Maradona no contó con demasiadas chances para empatar el encuentro y se quedó con las manos vacías, justo en la fecha que sus rivales directos sumaron puntos clave. La suerte del equipo mens sana parece casi sentenciada.