martes 18 de junio de 2024

Juan Manuel Lugones: el denunciador compulsivo procesado por abuso sexual

El velatorio de Diego Maradona y su uso para fines personales del exfuncionario de María Eugenia Vidal.

--:--

El nombre de Juan  Manuel Lugones volvió a sonar en los últimos días de manera efímera. Fue el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) de la provincia de Buenos Aires, pero tuvo que abandonar su cargo en el marco de un escándalo por una denuncia por acoso sexual a una policía.

Desde que se conoció el escándalo, Lugones cerró su cuenta de la red social Twitter, que utilizaba para informar sobre sus supuestas acciones en la lucha contra la violencia en el fútbol. Entre sus decisiones más polémicas figura la prohibición a los hinchas de Estudiantes de La Plata para que concurran a estadios con banderas referentes a la histórica goleado por 7 a 0 sobre su clásico rival, Gimnasia. También canceló la posibilidad a los hinchas albirrojos de utilizar camisetas de su club con el número 7. Insólito.

Lee además

Lugones se subió a la polémica por los disturbios registrados durante el velatorio de Diego Maradona en Casa Rosada. Presentó una denuncia penal para que se investigue una presunta “zona liberada” en la sede gubernamental ubicada en Balcarce 50 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Así, intenta revertir el revés judicial que sufrió en el fuero Penal de La Plata donde tramita una causa que lo tiene procesado por delitos contra la integridad sexual y el honor de una mujer policía. Según la denuncia, el funcionario además de someterla sexualmente le habría propuesto a la mujer de manera insistente mantener una relación extra laboral. La víctima posee un legajo profesional limpio, pero fue cambiada de destino laboral tras haberse negado.

La causa es investigada por la fiscal Cecilia Corfield, quien en declaraciones radiales, explicó que “es una denuncia que devino en tres delitos distintos. La hace una mujer que había sido dependiente de él, donde relata una serie de circunstancias que fueron constatadas por el resto de los empleados. Dentro de esos testigos, lo bueno es que también tenemos varones”.

En su declaración, la mujer relató que cuando empezó a trabajar con Lugones en la APreViDe, el dirigente comenzó a preguntarle sobre sus gustos personales y profundizó: "Me preguntaba si me gustaba comer pastas o si quería trabajar en las canchas. Ante eso, yo respondí que quería hacer el mismo trabajo que mis compañeros". La agente sostuvo que luego "de manera descolgada" comenzó a llamarla para invitarla a cenar y "con excusas, rechazaba la invitación", pero entonces al día siguiente de cada intento debía "aguantar un trato distinto, con caras de enojo y un trato cortante, obviamente por mi rechazo".

La joven también dio cuenta de una situación de acoso sexual cuando se dirigían a un operativo de seguridad: "Un día fuimos a Mar del Plata a un operativo, íbamos en dos camionetas. Él adelante y nosotros (los efectivos policiales) atrás. En un momento nos hace parar en el medio de la ruta y nos dice de sacarnos una foto en la caja de la camioneta donde viajaba él. Cuando yo quiero subir a la caja, poniendo un pie en un estribo, siento unas manos en mi cola que me empujan hacia arriba y cuando miro hacia atrás, veo que era Lugones el que lo había hecho", contó en el marco de la denuncia. Luego de detallar la situación, agregó en ese momento le preguntó qué hacía y él contestó que "disculpame, no me dí cuenta". La escena también fue advertida por sus compañeros, quienes increparon al funcionario y le preguntaron por qué le había pegado un cachetazo.

En tanto, de acuerdo a lo declarado por la víctima, el acoso y el abuso de autoridad continuaron, aunque tiempo después la mujer policía fue designada en otro sector. Según consta en la denuncia, la mujer aseguró estar convencida de que fue Lugones quien dispuso su traslado porque ella nunca aceptó sus invitaciones.

"Hasta ahora nunca me quejé aunque me resulta sumamente injusto que por los caprichos de un superior a los que yo no accedo, tenga que sufrir las consecuencias en mi trabajo. Tengo un legajo impecable y acepté todos los traslados sin quejarme, pero esto ya es demasiado y por eso decidí hacer la denuncia", manifestó la agente, que aportó capturas de pantallas y audios relacionadas con su denuncia.

La defensa, sin éxito, solicitó el sobreseimiento, pero fue denegado por el juez de Garantías Pablo Raele.

Lugones desembarcó en la Aprevide en diciembre del 2015 cuando Vidal inició su mandato como gobernadora y Cristian Ritondo se hacía cargo del Ministerio de Seguridad bonaerense. En 2010, como abogado de la ONG Familiares Víctimas del Fútbol acusó penalmente al entonces presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) Julio Grondona de encubrir y financiar a barrabravas, en lo que fue su irrupción con fuerza en la escena pública. Con el cambio de gobierno, el titular de la APreViDe fue confirmado en su puesto aunque los organismos de derechos humanos dedicados al deporte habían manifestado su disconformidad con la decisión.

El exfuncionario también se cruzó con la hinchada de Gimnasia. En 2018 denunció a uno de sus líderes, Christian “El Volador” Camilleri, a quien le prohibió el ingreso a estadios de fútbol, pero finalmente fue sobreseído por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora, por inexistencia de delito.

 

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar