Una joven de 17 años denunció que perdió un bebé por las golpizas de su ex pareja | 0221
0221
0221

Una joven de 17 años denunció que perdió un bebé por las golpizas de su ex pareja

Según contó la madre de la menor, los episodios de violencia vienen sucediendo desde hace por lo menos tres meses, y en una de esas ocasiones, los golpes hicieron que su hija perdiera un embarazo. El agresor tiene cuatro denuncias en su contra y aún así "nunca pasó nada". 

El 22 de diciembre la joven de 17 años había terminado la relación con su pareja. Sin embargo denuncia que el agresor, un hombre mayor de edad, sigue buscándola para pegarle y agredirla en distintos espacios públicos y privados.

“¿Qué tengo que esperar? ¿A que me llamen de una comisaría para decirme que la encontraron muerta?”, se preguntó Verónica, madre de la joven, en diálogo con el diario El Día. Es que este miércoles a la madrugada, la joven volvió a sufrir un episodio de violencia de género, algo que ocurre de manera sistemática hace al menos tres meses.

En una de esas ocasiones, el acusado "la golpeó tanto que le hizo perder el embarazo". Cuatro de los estos episodios de violencia de género más brutales que asegura haber sufrido la adolescente fueron denunciados en la Policía; sin embargo, según Verónica, "nunca pasó nada, al punto de que este tipo ha violado perimetrales y le pegó hasta en la calle". 

El agresor, advirtió, "la amenazó para que no le haga más denuncias y le dijo que me iba a matar a mí y al resto de la familia". Sin embargo, luego de otra brutal golpiza, la menor se acercó nuevamente a la Comisaría de la Mujer para radicar la denuncia.

"Mi hija estaba viviendo con este sujeto, que ya ejercía violencia sobre ella. Al principio era más verbal y después fue cambiando a empujones y trompadas", contó Verónica. La pareja duró nueve meses, pero el 21 de diciembre todo cambió para la joven ya que el hombre "le pegó con una pala de punta, con una tabla y le cortó los dedos con cuchillo. Esa noche ella perdió a su hijo y se vino a vivir conmigo", relató la mamá. Esa madrugada la joven declaró ante las autoridades, sin omitir detalles, los hechos de violencia que había sufrido. Y permaneció unos días internada en el hospital San Roque de Gonnet.

Después de ese terrible episodio, la menor se mudó nuevamente con su madre. Sin embargo el 31 de diciembre, día de su cumpleaños, el agresor la fue a buscar: se había enterado que había una denuncia en su contra y desde entonces la vida de la joven es una pesadilla. "Si llego a caer preso lo vas a pagar con la sangre de tus hermanos", le habría dicho el domingo en un encuentro en la calle, no sin antes golpearla. 

"Cuatro denuncias hicimos y recién el martes (14 de enero) le dieron la perimetral. La busca donde sea. Hoy (por miércoles) ya la incumplió: junto a su hermana y su actual novia se metió por la fuerza en la casa de una amiga de mi hija, la agarró de los pelos, la tiró por la escalera, la pateó en el piso. Un amigo se metió a sacarlos y lo golpearon también", precisó Verónica.  La causa recayó en la UFI Nº 13, a cargo provisoriamente del fiscal Lucas Domski.

Una joven de 17 años denunció que perdió un bebé por las golpizas de su ex pareja
VIOLENCIA DE GÉNERO

Una joven de 17 años denunció que perdió un bebé por las golpizas de su ex pareja

Según contó la madre de la menor, los episodios de violencia vienen sucediendo desde hace por lo menos tres meses, y en una de esas ocasiones, los golpes hicieron que su hija perdiera un embarazo. El agresor tiene cuatro denuncias en su contra y aún así "nunca pasó nada". 

16 de enero de 2020

El 22 de diciembre la joven de 17 años había terminado la relación con su pareja. Sin embargo denuncia que el agresor, un hombre mayor de edad, sigue buscándola para pegarle y agredirla en distintos espacios públicos y privados.

“¿Qué tengo que esperar? ¿A que me llamen de una comisaría para decirme que la encontraron muerta?”, se preguntó Verónica, madre de la joven, en diálogo con el diario El Día. Es que este miércoles a la madrugada, la joven volvió a sufrir un episodio de violencia de género, algo que ocurre de manera sistemática hace al menos tres meses.

En una de esas ocasiones, el acusado "la golpeó tanto que le hizo perder el embarazo". Cuatro de los estos episodios de violencia de género más brutales que asegura haber sufrido la adolescente fueron denunciados en la Policía; sin embargo, según Verónica, "nunca pasó nada, al punto de que este tipo ha violado perimetrales y le pegó hasta en la calle". 

El agresor, advirtió, "la amenazó para que no le haga más denuncias y le dijo que me iba a matar a mí y al resto de la familia". Sin embargo, luego de otra brutal golpiza, la menor se acercó nuevamente a la Comisaría de la Mujer para radicar la denuncia.

"Mi hija estaba viviendo con este sujeto, que ya ejercía violencia sobre ella. Al principio era más verbal y después fue cambiando a empujones y trompadas", contó Verónica. La pareja duró nueve meses, pero el 21 de diciembre todo cambió para la joven ya que el hombre "le pegó con una pala de punta, con una tabla y le cortó los dedos con cuchillo. Esa noche ella perdió a su hijo y se vino a vivir conmigo", relató la mamá. Esa madrugada la joven declaró ante las autoridades, sin omitir detalles, los hechos de violencia que había sufrido. Y permaneció unos días internada en el hospital San Roque de Gonnet.

Después de ese terrible episodio, la menor se mudó nuevamente con su madre. Sin embargo el 31 de diciembre, día de su cumpleaños, el agresor la fue a buscar: se había enterado que había una denuncia en su contra y desde entonces la vida de la joven es una pesadilla. "Si llego a caer preso lo vas a pagar con la sangre de tus hermanos", le habría dicho el domingo en un encuentro en la calle, no sin antes golpearla. 

"Cuatro denuncias hicimos y recién el martes (14 de enero) le dieron la perimetral. La busca donde sea. Hoy (por miércoles) ya la incumplió: junto a su hermana y su actual novia se metió por la fuerza en la casa de una amiga de mi hija, la agarró de los pelos, la tiró por la escalera, la pateó en el piso. Un amigo se metió a sacarlos y lo golpearon también", precisó Verónica.  La causa recayó en la UFI Nº 13, a cargo provisoriamente del fiscal Lucas Domski.

COMENTARIOS

Según contó la madre de la menor, los episodios de violencia vienen sucediendo desde hace por lo menos tres meses, y en una de esas ocasiones, los golpes hicieron que su hija perdiera un embarazo. El agresor tiene cuatro denuncias en su contra y aún así "nunca pasó nada".