0221
0221

El Ministerio de Salud y IOMA acumulan deudas de casi $12 mil millones con sus proveedores

Los coletazos de la crisis económica que atraviesa el país siguen sintiéndose con fuerza en la Provincia. A poco más de un mes en el Gobierno, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, reveló que la cartera y el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) poseen un pasivo de casi 12 mil millones de pesos con sus proveedores y prestadores médicos.

La crisis en la salud pública provincial es grave, a punto tal que el titular del Ministerio de Salud bonaerense reconoció que la situación es de "extrema emergencia", ante la posibilidad concreta de que los prestadores corten los servicios que dan al IOMA.

"Hemos ingresado a la gestión con una deuda consolidada con los proveedores del Ministerio de seis mil millones de pesos, una cifra similar a lo que debe la obra social de la provincia de Buenos Aires a sus proveedores y prestadores", señaló Gollán en declaraciones a la CNN Radio.

Por la situación, la administración de Axel Kicillof abrió una "mesa de negociación" con los principales prestadores y proveedores del IOMA y del Ministerio de Salud para que no se corte la provisión de medicamentos y servicios sanitarios. Todo en el marco de una realidad que es por demás grave.

"El sistema de salud de la provincia está segmentado y fragmentado, pero esta es una cuestión estructural; en ese marco la situación financiera es complicada y se ha deteriorado mucho en los últimos cuatro años", se lamentó Gollán.

La revelación se da, incluso, en el marco del hallazgo de más de 162 mil vacunas vencidas en La Plata, abandonadas en un olvidado depósito de Melchor Romero. Las autoridades de la Cartera adelantaron que se iniciará una auditoría para determinar que sucedió al respecto, fundamentalmente teniendo en cuenta el faltante de dosis para graves enfermedades y el brote de sarampión que afecta a la ciudad.

Los coletazos de la crisis económica que atraviesa el país siguen sintiéndose con fuerza en la Provincia. A poco más de un mes en el Gobierno, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, reveló que la cartera y el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) poseen un pasivo de casi 12 mil millones de pesos con sus proveedores y prestadores médicos.

16 de enero de 2020

La crisis en la salud pública provincial es grave, a punto tal que el titular del Ministerio de Salud bonaerense reconoció que la situación es de "extrema emergencia", ante la posibilidad concreta de que los prestadores corten los servicios que dan al IOMA.

"Hemos ingresado a la gestión con una deuda consolidada con los proveedores del Ministerio de seis mil millones de pesos, una cifra similar a lo que debe la obra social de la provincia de Buenos Aires a sus proveedores y prestadores", señaló Gollán en declaraciones a la CNN Radio.

Por la situación, la administración de Axel Kicillof abrió una "mesa de negociación" con los principales prestadores y proveedores del IOMA y del Ministerio de Salud para que no se corte la provisión de medicamentos y servicios sanitarios. Todo en el marco de una realidad que es por demás grave.

"El sistema de salud de la provincia está segmentado y fragmentado, pero esta es una cuestión estructural; en ese marco la situación financiera es complicada y se ha deteriorado mucho en los últimos cuatro años", se lamentó Gollán.

La revelación se da, incluso, en el marco del hallazgo de más de 162 mil vacunas vencidas en La Plata, abandonadas en un olvidado depósito de Melchor Romero. Las autoridades de la Cartera adelantaron que se iniciará una auditoría para determinar que sucedió al respecto, fundamentalmente teniendo en cuenta el faltante de dosis para graves enfermedades y el brote de sarampión que afecta a la ciudad.

COMENTARIOS

Los coletazos de la crisis económica que atraviesa el país siguen sintiéndose con fuerza en la Provincia. A poco más de un mes en el Gobierno, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, reveló que la cartera y el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) poseen un pasivo de casi 12 mil millones de pesos con sus proveedores y prestadores médicos.