0221
0221

Detuvieron a un hombre que vendía en su casa casi cien ñandúes, tortugas, erizos y pájaros

Los vecinos hicieron una denuncia porque a la noche escuchaban rugidos y ruidos muy extraños. La Policía realizó un seguimiento por las redes sociales y descubrieron que esta persona comercializaba estos animales exóticos.

En las últimas horas la Policía se llevó detenido a un hombre de aproximadamente unos 50 años que tenía encerrados en su casa a casi 100 animales exóticos para comercializarlos.

Ocurrió en Villa Elvira, en una vivienda de 77 bis entre 5 y 6. Efectivos de la Policía Ecológica y personal de Flora y Fauna del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires lograron dar con esta persona tras realizar una investigación por las redes sociales. Además, los vecinos habían denunciado que por las noches escuchaban rugidos y ruidos extraños que claramente no pertenecían a perros o gatos.

Fue un total de 91 animales, entre los que se encontraban aves, reptiles y mamíferos. Entre las especies que rescataron hay ñandúes, tortugas marinas y de tierra, erizos y decenas de pájaros de distintos tamaños y colores.

 

Además de llevarse a los animales, inmediatamente también detuvieron al propietario del lugar. Lo acusan de infringir la Ley 14346, que es la que habla de los malos tratos y actos de crueldad contra los animales.

Los vecinos hicieron una denuncia porque a la noche escuchaban rugidos y ruidos muy extraños. La Policía realizó un seguimiento por las redes sociales y descubrieron que esta persona comercializaba estos animales exóticos.

15 de enero de 2020

En las últimas horas la Policía se llevó detenido a un hombre de aproximadamente unos 50 años que tenía encerrados en su casa a casi 100 animales exóticos para comercializarlos.

Ocurrió en Villa Elvira, en una vivienda de 77 bis entre 5 y 6. Efectivos de la Policía Ecológica y personal de Flora y Fauna del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires lograron dar con esta persona tras realizar una investigación por las redes sociales. Además, los vecinos habían denunciado que por las noches escuchaban rugidos y ruidos extraños que claramente no pertenecían a perros o gatos.

Fue un total de 91 animales, entre los que se encontraban aves, reptiles y mamíferos. Entre las especies que rescataron hay ñandúes, tortugas marinas y de tierra, erizos y decenas de pájaros de distintos tamaños y colores.

 

Además de llevarse a los animales, inmediatamente también detuvieron al propietario del lugar. Lo acusan de infringir la Ley 14346, que es la que habla de los malos tratos y actos de crueldad contra los animales.

COMENTARIOS

Los vecinos hicieron una denuncia porque a la noche escuchaban rugidos y ruidos muy extraños. La Policía realizó un seguimiento por las redes sociales y descubrieron que esta persona comercializaba estos animales exóticos.