0221
0221

Kicillof le dijo no a un encuentro con el dueño de Edelap

El dueño del grupo DESA le pidió una reunión horas después del triunfo en las PASO. El candidato pateó el encuentro y espera un estudio detallado de la situación energética. Entretanto, crecen los rumores de venta de la empresa detrás del histórico apagón que dejó sin luz durante casi cinco días a miles de platenses en la zona norte de La Plata.

La aplastante victoria que logró en las PASO le abrió a Axel Kicillof una agenda anticipada. Sabiendo que el candidato tiene un pie en la Gobernación, hubo quienes corrieron a buscar una cita. En la lista se incluye a Rogelio Pagano, dueño del negocio de la distribución de la energía en territorio bonaerense, quien el mismo lunes 12 de agosto, horas después de la elección, pidió un encuentro. No tuvo suerte: el postulante del Frente de Todos pateó la reunión para adelante, hasta tener los resultados de un estudio pormenorizado de la situación energética en el que trabaja su equipo.

Pagano es dueño del grupo Desarrolladora Energética S.A. (DESA), que controla el 65,2% de la energía distribuida en la provincia; y propietario de Edelap, la prestataria eléctrica detrás del histórico apagón que afectó a casi 80 mil personas en la zona norte de La Plata, tuvo a muchos de ellos durante casi cinco días sin luz y causó pérdidas que se cuentan en casi mil millones de pesos. Ahora, sin embargo, crece el rumor de que el empresario busca vender el 50% de su paquete accionario a capitales chinos.

El “no” de Kicillof es circunstancial. El pedido “está en agenda” y el candidato espera los resultados de octubre para recibir al CEO. El candidato a Gobernador tomó la decisión de evitar reuniones sobre temas estructurales hasta el día después de las elecciones, una vez que sea ratificado en las generales el resultado previo de la contienda electoral que, a la luz de los 17 puntos de distancia que le sacó a la candidata de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, parece un trámite.

El acercamiento que mediante sus negociadores busca Pagano denota que en el principal distrito electoral del país el tiempo político hasta octubre ya se vive como una transición. Y se enmarca en una disputa sobre el posicionamiento que un eventual gobierno peronista tendrá sobre temas centrales como el energético.

En una entrevista con el Diario Perfil, Kicillof descartó una estatización de Edelap, parte del grupo DESA. “Los medios dicen ‘quiere estatizar’ Edelap como para generar un fantasma. Llegaría yo con una sábana encima para estatizar empresas. Pero si no lo hice cuando fui Ministro de Economía, ¿por qué lo haría ahora?”, decía antes de las elecciones primarias. 

Junto a su equipo de energía, Kicillof estudia pormenorizadamente la situación en la provincia. Según el trabajo titulado “La violación del marco regulatorio en el funcionamiento actual de la distribución eléctrica en la provincia de Buenos Aires” y realizado por el investigador de FLACSO Federico Basualdo, el grupo económico que encabeza Pagano concentra el 65,2% del negocio de la energía en territorio bonaerense.

Lo hace a través de las prestadoras EDEN –que opera en las regiones norte y centro de la provincia de Buenos Aires–, EDEA –con cobertura en el centro y el este–, Edelap –La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio– y EDES –que opera en 13 localidades del sur bonaerense–. Distribuye energía a 1.416.776 usuarios.

Pagano quedó en el ojo de la tormenta tras el apagón del 22 de junio que afectó a las localidades de Ringuelet, Gonnet, City Bell y Villa Elisa, entre otros barrios de la ciudad. El corte, que se prolongó por cinco días y desató la protesta de miles de usuarios, hizo pie en la Legislatura, donde el peronismo unido pidió la quita de la concesión del servicio a Edelap.

Con los resultados de las PASO también empezó a correr con fuerza la versión de que Pagano busca desprenderse del 50% de las acciones de Edelap y EDEN, lo que podría ocurrir luego de las generales de octubre. Los rumores de una venta también fueron alimentados por sindicatos del sector energético. El secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane, denunció que Pagano viola el marco regulatorio y que, ante un eventual cambio de Gobierno, “busca deshacerse de las empresas”.

El grupo DESA "sabe perfectamente que, habilitado por la gobernadora Vidal y el presidente Macri, violó el marco regulatorio para convertirse en el único dueño de las cuatro principales distribuidoras del interior provincial”, dijo Rigane. “Pagano sabe que violó el marco regulatorio. Por eso, ante el posible cambio en los gobiernos nacional y provincial y la probable revisión de estos contratos y de las tarifas vigentes, busca deshacerse de las empresas energéticas provinciales”, agregó el sindicalista marplatense en declaraciones a Radio La Red de aquella localidad.

Contó también que las empresas energéticas chinas ya tienen desarrollo en Argentina, en algunas distribuidoras y generadoras en el país. “No es novedoso”, cerró.

El dueño del grupo DESA le pidió una reunión horas después del triunfo en las PASO. El candidato pateó el encuentro y espera un estudio detallado de la situación energética. Entretanto, crecen los rumores de venta de la empresa detrás del histórico apagón que dejó sin luz durante casi cinco días a miles de platenses en la zona norte de La Plata.

08 de septiembre de 2019

La aplastante victoria que logró en las PASO le abrió a Axel Kicillof una agenda anticipada. Sabiendo que el candidato tiene un pie en la Gobernación, hubo quienes corrieron a buscar una cita. En la lista se incluye a Rogelio Pagano, dueño del negocio de la distribución de la energía en territorio bonaerense, quien el mismo lunes 12 de agosto, horas después de la elección, pidió un encuentro. No tuvo suerte: el postulante del Frente de Todos pateó la reunión para adelante, hasta tener los resultados de un estudio pormenorizado de la situación energética en el que trabaja su equipo.

Pagano es dueño del grupo Desarrolladora Energética S.A. (DESA), que controla el 65,2% de la energía distribuida en la provincia; y propietario de Edelap, la prestataria eléctrica detrás del histórico apagón que afectó a casi 80 mil personas en la zona norte de La Plata, tuvo a muchos de ellos durante casi cinco días sin luz y causó pérdidas que se cuentan en casi mil millones de pesos. Ahora, sin embargo, crece el rumor de que el empresario busca vender el 50% de su paquete accionario a capitales chinos.

El “no” de Kicillof es circunstancial. El pedido “está en agenda” y el candidato espera los resultados de octubre para recibir al CEO. El candidato a Gobernador tomó la decisión de evitar reuniones sobre temas estructurales hasta el día después de las elecciones, una vez que sea ratificado en las generales el resultado previo de la contienda electoral que, a la luz de los 17 puntos de distancia que le sacó a la candidata de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, parece un trámite.

El acercamiento que mediante sus negociadores busca Pagano denota que en el principal distrito electoral del país el tiempo político hasta octubre ya se vive como una transición. Y se enmarca en una disputa sobre el posicionamiento que un eventual gobierno peronista tendrá sobre temas centrales como el energético.

En una entrevista con el Diario Perfil, Kicillof descartó una estatización de Edelap, parte del grupo DESA. “Los medios dicen ‘quiere estatizar’ Edelap como para generar un fantasma. Llegaría yo con una sábana encima para estatizar empresas. Pero si no lo hice cuando fui Ministro de Economía, ¿por qué lo haría ahora?”, decía antes de las elecciones primarias. 

Junto a su equipo de energía, Kicillof estudia pormenorizadamente la situación en la provincia. Según el trabajo titulado “La violación del marco regulatorio en el funcionamiento actual de la distribución eléctrica en la provincia de Buenos Aires” y realizado por el investigador de FLACSO Federico Basualdo, el grupo económico que encabeza Pagano concentra el 65,2% del negocio de la energía en territorio bonaerense.

Lo hace a través de las prestadoras EDEN –que opera en las regiones norte y centro de la provincia de Buenos Aires–, EDEA –con cobertura en el centro y el este–, Edelap –La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio– y EDES –que opera en 13 localidades del sur bonaerense–. Distribuye energía a 1.416.776 usuarios.

Pagano quedó en el ojo de la tormenta tras el apagón del 22 de junio que afectó a las localidades de Ringuelet, Gonnet, City Bell y Villa Elisa, entre otros barrios de la ciudad. El corte, que se prolongó por cinco días y desató la protesta de miles de usuarios, hizo pie en la Legislatura, donde el peronismo unido pidió la quita de la concesión del servicio a Edelap.

Con los resultados de las PASO también empezó a correr con fuerza la versión de que Pagano busca desprenderse del 50% de las acciones de Edelap y EDEN, lo que podría ocurrir luego de las generales de octubre. Los rumores de una venta también fueron alimentados por sindicatos del sector energético. El secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane, denunció que Pagano viola el marco regulatorio y que, ante un eventual cambio de Gobierno, “busca deshacerse de las empresas”.

El grupo DESA "sabe perfectamente que, habilitado por la gobernadora Vidal y el presidente Macri, violó el marco regulatorio para convertirse en el único dueño de las cuatro principales distribuidoras del interior provincial”, dijo Rigane. “Pagano sabe que violó el marco regulatorio. Por eso, ante el posible cambio en los gobiernos nacional y provincial y la probable revisión de estos contratos y de las tarifas vigentes, busca deshacerse de las empresas energéticas provinciales”, agregó el sindicalista marplatense en declaraciones a Radio La Red de aquella localidad.

Contó también que las empresas energéticas chinas ya tienen desarrollo en Argentina, en algunas distribuidoras y generadoras en el país. “No es novedoso”, cerró.

COMENTARIOS

El dueño del grupo DESA le pidió una reunión horas después del triunfo en las PASO. El candidato pateó el encuentro y espera un estudio detallado de la situación energética. Entretanto, crecen los rumores de venta de la empresa detrás del histórico apagón que dejó sin luz durante casi cinco días a miles de platenses en la zona norte de La Plata.