0221
0221

Musimundo cerró sus dos locales en La Plata

La cadena de electrodomésticos ya había implementado medidas similares en varios puntos de la provincia de Buenos Aires y el país. Esta vez, sin embargo, decidió bajar las persianas de las sucursales que había en La Plata y sin previo aviso dejó a unos 40 trabajadores en la calle.

"Entre los dos locales somos unos 40 empleados", contó a 0221.com.ar uno de los trabajadores que fue notificado en las últimas horas que la firma decidió cerrar sus únicos dos locales en la ciudad. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, Musimundo ya se encontraba llevando a cabo una fuerte reducción de sus locales: en las últimas semanas bajó las persianas de nueve sucursales en territorio provincial y treinta en todo el país.

Sin previo aviso, este miércoles por la mañana los trabajadores de las sucursales platenses de Musimundo –ubicadas en 47 entre 7 y 8 y 12 entre 56 y 57– fueron avisados de la decisión de la empresa. "Nos dijeron que iban a cerrar y nada más", contaron los trabajadores a este medio, preocupados por la situación que les toca vivir y es que aún no han tenido respuestas claras sobre cómo y cuándo se los indemnizará.

El primero de los locales en cerrar fue el ubicado en 47, el cual cerró definitivamente cerca del 15; mientras que el segundo, en tanto, los siguió cerrando alrededor de las 16.30. En ambos casos, los trabajadores debieron dejar sus puestos de trabajo y desalojar los edificios en los que, durante años, cumplieron labores.

La noticia cayó como un baldazo de agua fría en la ciudad, donde nada hacía prever que la marca tenía pensado cerrar. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, la empresa decidió llevar a cabo un fuerte proceso de reducción y, aunque dejaron entrever que cumplirán con sus obligaciones hacia los trabajadores, los empleados viven con preocupación los pasos a seguir por la firma, ya que hasta ahora no les ha transmitido con claridad cómo y cuándo serán indemnizados.

A principios de mayo de 2018 la empresa cerró sus locales en Chivilcoy, Pehuajó y Bragado, días después avanzó con los que tenía en Trenque Lauquen, Saladillo y Mercedes y a fines de noviembre cerró el que poseía en Luján. A estos les siguieron sucursales en Capital Federal y en Faimallá, La Rioja y ahora fue el turno de La Plata.

Musimundo nació en los '70 como una tienda especializada en música. En la década del '90 se expandió a todo el país y comenzó a vender libros y productos electrónicos. En 2011 la marca fue adquirida por dos de los tres licenciatarios de la cadena de artículos para el hogar Megatone (Bazar Avenida, Electrónica Santa Fe y la empresa chaqueña Carsa), incorporó la venta de electrodomésticos y sumó los locales de esa firma por el cambio de nombre.

"Es Carsa el socio que tiene problemas. Cuando compraron se dividieron las zonas y locales. Los que pertenecen a Electrónica Santa Fe no han cerrado", confió días atrás el secretario de prensa del sindicato de Comercio, Christian Giménez, a Perfil. "Estimo que el 40% de los establecimientos son de Carsa. Las razones que argumentan son caída en las ventas, aumento en el transporte y suba de costos fijos. El impacto es más fuerte en el interior del país", cerró el sindicalista y no descartó que los cierren continúen.

La cadena de electrodomésticos ya había implementado medidas similares en varios puntos de la provincia de Buenos Aires y el país. Esta vez, sin embargo, decidió bajar las persianas de las sucursales que había en La Plata y sin previo aviso dejó a unos 40 trabajadores en la calle.

18 de septiembre de 2019

"Entre los dos locales somos unos 40 empleados", contó a 0221.com.ar uno de los trabajadores que fue notificado en las últimas horas que la firma decidió cerrar sus únicos dos locales en la ciudad. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, Musimundo ya se encontraba llevando a cabo una fuerte reducción de sus locales: en las últimas semanas bajó las persianas de nueve sucursales en territorio provincial y treinta en todo el país.

Sin previo aviso, este miércoles por la mañana los trabajadores de las sucursales platenses de Musimundo –ubicadas en 47 entre 7 y 8 y 12 entre 56 y 57– fueron avisados de la decisión de la empresa. "Nos dijeron que iban a cerrar y nada más", contaron los trabajadores a este medio, preocupados por la situación que les toca vivir y es que aún no han tenido respuestas claras sobre cómo y cuándo se los indemnizará.

El primero de los locales en cerrar fue el ubicado en 47, el cual cerró definitivamente cerca del 15; mientras que el segundo, en tanto, los siguió cerrando alrededor de las 16.30. En ambos casos, los trabajadores debieron dejar sus puestos de trabajo y desalojar los edificios en los que, durante años, cumplieron labores.

La noticia cayó como un baldazo de agua fría en la ciudad, donde nada hacía prever que la marca tenía pensado cerrar. En medio de la crisis económica que atraviesa el país, la empresa decidió llevar a cabo un fuerte proceso de reducción y, aunque dejaron entrever que cumplirán con sus obligaciones hacia los trabajadores, los empleados viven con preocupación los pasos a seguir por la firma, ya que hasta ahora no les ha transmitido con claridad cómo y cuándo serán indemnizados.

A principios de mayo de 2018 la empresa cerró sus locales en Chivilcoy, Pehuajó y Bragado, días después avanzó con los que tenía en Trenque Lauquen, Saladillo y Mercedes y a fines de noviembre cerró el que poseía en Luján. A estos les siguieron sucursales en Capital Federal y en Faimallá, La Rioja y ahora fue el turno de La Plata.

Musimundo nació en los '70 como una tienda especializada en música. En la década del '90 se expandió a todo el país y comenzó a vender libros y productos electrónicos. En 2011 la marca fue adquirida por dos de los tres licenciatarios de la cadena de artículos para el hogar Megatone (Bazar Avenida, Electrónica Santa Fe y la empresa chaqueña Carsa), incorporó la venta de electrodomésticos y sumó los locales de esa firma por el cambio de nombre.

"Es Carsa el socio que tiene problemas. Cuando compraron se dividieron las zonas y locales. Los que pertenecen a Electrónica Santa Fe no han cerrado", confió días atrás el secretario de prensa del sindicato de Comercio, Christian Giménez, a Perfil. "Estimo que el 40% de los establecimientos son de Carsa. Las razones que argumentan son caída en las ventas, aumento en el transporte y suba de costos fijos. El impacto es más fuerte en el interior del país", cerró el sindicalista y no descartó que los cierren continúen.

COMENTARIOS

La cadena de electrodomésticos ya había implementado medidas similares en varios puntos de la provincia de Buenos Aires y el país. Esta vez, sin embargo, decidió bajar las persianas de las sucursales que había en La Plata y sin previo aviso dejó a unos 40 trabajadores en la calle.