0221
0221

Orquestas, coros y danzas en una colorida función de protesta en el Teatro Argentino

Los artistas salieron por segunda vez a la calle para visibilizar las pésimas condiciones en las que se encuentra el emblema cultural de la ciudad. Hubo función de ballet, visita guiada por la sala principal y una radio abierta. Hasta el momento no tuvieron respuestas concretas del Ministerio de Gestión Cultural bonaerense para solucionar el conflicto.

Los trabajadores del Teatro Argentina La Plata volvieron a realizar una masiva función artística para denunciar el deterioro que está sufriendo el emblemática edificio de 51 entre 9 y 10. Los empleados también vienen advirtiendo el vaciamiento del personal y la falta de condiciones para realizar sus tareas.

Esta fue la segunda función que realizaron los trabajadores del Teatro en la explanada de 9 y 51 y, al igual que en la primer protesta, también con una gran asistencia de platenses que se acercaron para sumarse al reclamo que están impulsando ante el Gobierno bonaerense. En esta oportunidad, el público pudo observar un ballet con coreografías de Quijote, acompañado por coros y músicos de primer nivel.  

También hubo una exposición de los trabajos de realización escénica: peluquería y maquillaje, sastrería, sombrerería, zapatería, ropería y escenografía e instalaron una radio abierta donde los trabajadores manifestaron la realidad que están viviendo y que las autoridades ocultan.

Esta vez se inició una inusual visita guiada a cargo del personal de teatro y abierta a todo público, para que ellos mismos puedan corroborar la situación de abandono y deterioro edilicio.

Desde hace meses que los trabajadores vienen denunciando que la situación del teatro es insostenible y exigen que las autoridades del Ministerio de Infraestructura rindan cuentas sobre la inversión de 490 millones de pesos que anunció la gobernadora María Eugenia Vidal hace tres años. Según habían informado desde el Ejecutivo, esos fondos eran destinados en el marco del plan de puesta en valor y reforma de la sala principal, la cual está cerrada al público desde 2017.

Los artistas salieron por segunda vez a la calle para visibilizar las pésimas condiciones en las que se encuentra el emblema cultural de la ciudad. Hubo función de ballet, visita guiada por la sala principal y una radio abierta. Hasta el momento no tuvieron respuestas concretas del Ministerio de Gestión Cultural bonaerense para solucionar el conflicto.

13 de septiembre de 2019

Los trabajadores del Teatro Argentina La Plata volvieron a realizar una masiva función artística para denunciar el deterioro que está sufriendo el emblemática edificio de 51 entre 9 y 10. Los empleados también vienen advirtiendo el vaciamiento del personal y la falta de condiciones para realizar sus tareas.

Esta fue la segunda función que realizaron los trabajadores del Teatro en la explanada de 9 y 51 y, al igual que en la primer protesta, también con una gran asistencia de platenses que se acercaron para sumarse al reclamo que están impulsando ante el Gobierno bonaerense. En esta oportunidad, el público pudo observar un ballet con coreografías de Quijote, acompañado por coros y músicos de primer nivel.  

También hubo una exposición de los trabajos de realización escénica: peluquería y maquillaje, sastrería, sombrerería, zapatería, ropería y escenografía e instalaron una radio abierta donde los trabajadores manifestaron la realidad que están viviendo y que las autoridades ocultan.

Esta vez se inició una inusual visita guiada a cargo del personal de teatro y abierta a todo público, para que ellos mismos puedan corroborar la situación de abandono y deterioro edilicio.

Desde hace meses que los trabajadores vienen denunciando que la situación del teatro es insostenible y exigen que las autoridades del Ministerio de Infraestructura rindan cuentas sobre la inversión de 490 millones de pesos que anunció la gobernadora María Eugenia Vidal hace tres años. Según habían informado desde el Ejecutivo, esos fondos eran destinados en el marco del plan de puesta en valor y reforma de la sala principal, la cual está cerrada al público desde 2017.

COMENTARIOS

Los artistas salieron por segunda vez a la calle para visibilizar las pésimas condiciones en las que se encuentra el emblema cultural de la ciudad. Hubo función de ballet, visita guiada por la sala principal y una radio abierta. Hasta el momento no tuvieron respuestas concretas del Ministerio de Gestión Cultural bonaerense para solucionar el conflicto.