0221
0221

La UNLP terminó las obras de recuperación de una joya histórica del patrimonio platense

Los trabajos fueron financiados por la casa de altos estudios e incluyeron arreglos de mampostería y carpintería, renovación de iluminación, entre otros. Las autoridades realizaron un emotivo acto para inaugurar la sala.

La Universidad dio por terminado los trabajos de recuperación integral y puesta en valor del histórico Salón de Actos del Colegio Nacional. Las tareas se realizaron en el marco del Programa de Patrimonio Histórico Documental, un compromiso asumido por las autoridades del establecimiento hace dos años y financiadas por la casa de altos estudios y la Asociación Cooperadora de la institución.

El acto de ceremonia para celebrar la finalización de los trabajos estuvo a del Coro y Ensamble Instrumental, dirigido por el licenciado Emiliano Linares. El acto contó con la presencia del presidente de la UNLP, Fernando Tauber; el vicepresidente Académico, Martín López Armengol; y la directora del Nacional, Ana García Munitis.

Este ámbito ha sido el foro de este pensamiento: la Universidad es un lugar para decir y escuchar, tengamos más desconfianza de aquellos que prefieren el silencio”, remarcó el presidente Tauber.

En ese sentido, destacó: “A los colegios de la Universidad los miramos con orgullo, plenos de esfuerzo, responsabilidad y asumiendo la condición de que en ellos no sólo se aprenden conocimientos específicos, sino que se aprenden valores ciudadanos, valores que se construyen en la Universidad Pública como solidaridad, respeto por las minorías, por los diferentes, por el medio ambiente, por los derechos humanos, por la mujer”.

La secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP explicó que las obras de recuperación se iniciaron para optimizar su uso, adecuarlo a las nuevas tecnologías y normativas vigentes de seguridad y accesibilidad, y preservar su conservación, tan significativa en la memoria colectiva.

“La recuperación y puesta en valor de este patrimonio arquitectónico, no es una obra más, está atado a la cultura y esa cultura es parte constitutiva de la identidad del Nacional”, agregó la directora del Nacional, Ana María García Munitis.

En concreto, las tareas ejecutadas abarcaron la pintura general de toda la superficie, arreglos de mampostería y carpintería, renovación de la iluminación existente, la puesta en valor de los cortinados y el telón, la recuperación de los 240 m2 del piso de madera, incluido su lustrado y la renovación integral de 220 butacas, enchapada en madera natural de guatambú, con estructura de acero, asiento y respaldo de espuma de poliuretano tapizados con tela de algodón y poliéster.

“Esta obra es para quienes hoy estamos en colegio pero también para quienes nos sucederán, es, en definitiva revivir la impronta fundacional de cara al futuro”, concluyó García Munitis.

A lo largo de su historia, el Salón fue protagonista de los inicios de la vida universitaria de destacadas figuras del país y del mundo como: Leopoldo Lugones, Ortega y Gasset, Ernesto Sábato, Albert Einstein, entre otros.

Los trabajos fueron financiados por la casa de altos estudios e incluyeron arreglos de mampostería y carpintería, renovación de iluminación, entre otros. Las autoridades realizaron un emotivo acto para inaugurar la sala.

21 de agosto de 2019

La Universidad dio por terminado los trabajos de recuperación integral y puesta en valor del histórico Salón de Actos del Colegio Nacional. Las tareas se realizaron en el marco del Programa de Patrimonio Histórico Documental, un compromiso asumido por las autoridades del establecimiento hace dos años y financiadas por la casa de altos estudios y la Asociación Cooperadora de la institución.

El acto de ceremonia para celebrar la finalización de los trabajos estuvo a del Coro y Ensamble Instrumental, dirigido por el licenciado Emiliano Linares. El acto contó con la presencia del presidente de la UNLP, Fernando Tauber; el vicepresidente Académico, Martín López Armengol; y la directora del Nacional, Ana García Munitis.

Este ámbito ha sido el foro de este pensamiento: la Universidad es un lugar para decir y escuchar, tengamos más desconfianza de aquellos que prefieren el silencio”, remarcó el presidente Tauber.

En ese sentido, destacó: “A los colegios de la Universidad los miramos con orgullo, plenos de esfuerzo, responsabilidad y asumiendo la condición de que en ellos no sólo se aprenden conocimientos específicos, sino que se aprenden valores ciudadanos, valores que se construyen en la Universidad Pública como solidaridad, respeto por las minorías, por los diferentes, por el medio ambiente, por los derechos humanos, por la mujer”.

La secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP explicó que las obras de recuperación se iniciaron para optimizar su uso, adecuarlo a las nuevas tecnologías y normativas vigentes de seguridad y accesibilidad, y preservar su conservación, tan significativa en la memoria colectiva.

“La recuperación y puesta en valor de este patrimonio arquitectónico, no es una obra más, está atado a la cultura y esa cultura es parte constitutiva de la identidad del Nacional”, agregó la directora del Nacional, Ana María García Munitis.

En concreto, las tareas ejecutadas abarcaron la pintura general de toda la superficie, arreglos de mampostería y carpintería, renovación de la iluminación existente, la puesta en valor de los cortinados y el telón, la recuperación de los 240 m2 del piso de madera, incluido su lustrado y la renovación integral de 220 butacas, enchapada en madera natural de guatambú, con estructura de acero, asiento y respaldo de espuma de poliuretano tapizados con tela de algodón y poliéster.

“Esta obra es para quienes hoy estamos en colegio pero también para quienes nos sucederán, es, en definitiva revivir la impronta fundacional de cara al futuro”, concluyó García Munitis.

A lo largo de su historia, el Salón fue protagonista de los inicios de la vida universitaria de destacadas figuras del país y del mundo como: Leopoldo Lugones, Ortega y Gasset, Ernesto Sábato, Albert Einstein, entre otros.

COMENTARIOS

Los trabajos fueron financiados por la casa de altos estudios e incluyeron arreglos de mampostería y carpintería, renovación de iluminación, entre otros. Las autoridades realizaron un emotivo acto para inaugurar la sala.