0221
0221

¿Más subas? El pulso en los mayoristas e hipers de La Plata por el “efecto dólar”

En la ciudad crece la incertidumbre en relación a los precios luego de la explosión en la cotización de la moneda estadounidense. Las empresas recibieron listados con nuevos costos por parte de sus proveedores, con quienes negocian para que el consumo no siga en caída libre. ¿Cómo se movieron las principales compañías platenses?

Entre los pasillos vacíos y las calculadoras entre las góndolas. En La Plata también reina la incertidumbre entre las y los vecinos en plena corrida cambiaria, luego de que numerosas empresas de consumo masivo resolvieran suspender el envío de mercadería a las cadenas de supermercados. Si bien no hay desabastecimiento en los principales mayoristas e hipermercados platenses, el panorama fue variado. Este miércoles el dólar cerró a $63 en el Banco Nación y sí, se vienen más aumentos.

Vital estaba prácticamente vacío. Solo algunas pocas personas paseaban entre las góndolas del comercio de 520 y 19 y se pasaba directamente a las cajas. El supermayorista de Tolosa está sin catálogo de ofertas online desde el lunes y tampoco se encontraba su clásica revista en la entrada. 

El único faltante que se registró fue el de lácteos. Más allá de las obras de refacción en ese sector, había una marcada merma en las heladeras, principalmente las asignadas a los productos de La Serenísima. Tampoco se encontraba variedad entre los aceites, aunque sin restricciones. 

En Maxiconsumo el panorama era similar. Poco movimiento de clientes. Solo en la entrada del local de 13 y 517 estaba un hombre cargando su furgón con paquetes y paquetes de papel higiénico. }

No obstante, los carteles con los que suelen destacar algún producto en promoción estaban directamente en cero. Las góndolas llenas y sin advertencias sobre la cantidad límite de compra por persona.  

La postal cambiaba en Nini, donde había una mayor intensidad en el flujo de clientes. De hecho, el lunes pasado se trabajó con el ritmo de un sábado, el día elegido por los platenses para hacer sus compras en la sede de 520 y 25. 

Pese a los rumores de cierre que corrieron en el inicio de la semana y que fueron rápidamente desmentidos, el mayorista operó con normalidad. De hecho, mantuvieron las entregas, tienen su revista de ofertas vigente, tanto la física como la online. Sin embargo, los changos no iban repletos. A paso lento, revisaban detalladamente los precios con la lista en la mano y sacando cuentas con el celular. 

La situación se extendía a los hipers de Gonnet. En Walmart todos los productos tenían sus respectivos precios, no escaseaban las ofertas, pero sí se notaban faltantes en algunos rubros, especialmente de artículos del programa de Precios Esenciales, como harina y azúcar. También se notó poca variedad en enlatados, particularmente en el atún. 

Lo opuesto sucedía en Carrefour. Las góndolas estaban repletas, sin restricciones para la compra y con movimiento normal. 

“¿Todo normal?”, le preguntó un repositor a otro mientras seguía acomodando paquetes de fideos. Su compañero le respondió: “Sí, todavía no me avisaron nada”. El diálogo ya anticipa que se viene el remarque en los precios.

Lo cierto es que las cadenas ya recibieron los listados actualizados y se esperan traslados a los mostradores platenses. En algunos casos, no hay certezas sobre el porcentaje de aumento, pero en otros esperan una suba del 10% al 30%. 

En este último grupo entran los productos vinculados a los commodities, como los aceites, harinas y sus derivados. Además, se verán afectados aquellos envases en lata, tetrabrik y otros con packaging que cotizan en la divisa extranjera, como los enlatados, desodorantes corporales o jabones para la ropa.

Otro aspecto a tener en cuenta es el combustible. Las compañías del sector esperan “un dólar de referencia” para volver a incrementar las naftas, lo que sumaría otro dolor de cabeza: impactaría en el costo del traslado de la mercadería y, por ende, en los supermercados.

En ese contexto, los mayoristas negocian con sus proveedores para que el consumo no siga en caída libre. Además, en la previa a los anuncios de Macri, trascendió que el Gobierno estudia la posibilidad de abrir un canal de diálogo con empresarios para tratar de mitigar los aumentos de precios. Hasta ahora, eso no ocurrió.  

Quien sí se manifestó al respecto fue Guido Lorenzino, el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. “Ante las denuncias por retención de mercadería por parte de supermercados y la falta de información sobre el precio de algunos productos, iniciamos una investigación de oficio y presentaremos una denuncia ante la Dirección Provincial de Defensa del Consumidor”, aseguró en Twitter.

Y cerró: “Exigimos que se aplique la ley de abastecimiento, la de defensa del consumidor y la de lealtad comercial. Las familias no pueden vivir con esta incertidumbre. Es necesario que las autoridades hagan cumplir la ley”. Mientras, en La Plata crece el desconcierto.

En la ciudad crece la incertidumbre en relación a los precios luego de la explosión en la cotización de la moneda estadounidense. Las empresas recibieron listados con nuevos costos por parte de sus proveedores, con quienes negocian para que el consumo no siga en caída libre. ¿Cómo se movieron las principales compañías platenses?

14 de agosto de 2019

Entre los pasillos vacíos y las calculadoras entre las góndolas. En La Plata también reina la incertidumbre entre las y los vecinos en plena corrida cambiaria, luego de que numerosas empresas de consumo masivo resolvieran suspender el envío de mercadería a las cadenas de supermercados. Si bien no hay desabastecimiento en los principales mayoristas e hipermercados platenses, el panorama fue variado. Este miércoles el dólar cerró a $63 en el Banco Nación y sí, se vienen más aumentos.

Vital estaba prácticamente vacío. Solo algunas pocas personas paseaban entre las góndolas del comercio de 520 y 19 y se pasaba directamente a las cajas. El supermayorista de Tolosa está sin catálogo de ofertas online desde el lunes y tampoco se encontraba su clásica revista en la entrada. 

El único faltante que se registró fue el de lácteos. Más allá de las obras de refacción en ese sector, había una marcada merma en las heladeras, principalmente las asignadas a los productos de La Serenísima. Tampoco se encontraba variedad entre los aceites, aunque sin restricciones. 

En Maxiconsumo el panorama era similar. Poco movimiento de clientes. Solo en la entrada del local de 13 y 517 estaba un hombre cargando su furgón con paquetes y paquetes de papel higiénico. }

No obstante, los carteles con los que suelen destacar algún producto en promoción estaban directamente en cero. Las góndolas llenas y sin advertencias sobre la cantidad límite de compra por persona.  

La postal cambiaba en Nini, donde había una mayor intensidad en el flujo de clientes. De hecho, el lunes pasado se trabajó con el ritmo de un sábado, el día elegido por los platenses para hacer sus compras en la sede de 520 y 25. 

Pese a los rumores de cierre que corrieron en el inicio de la semana y que fueron rápidamente desmentidos, el mayorista operó con normalidad. De hecho, mantuvieron las entregas, tienen su revista de ofertas vigente, tanto la física como la online. Sin embargo, los changos no iban repletos. A paso lento, revisaban detalladamente los precios con la lista en la mano y sacando cuentas con el celular. 

La situación se extendía a los hipers de Gonnet. En Walmart todos los productos tenían sus respectivos precios, no escaseaban las ofertas, pero sí se notaban faltantes en algunos rubros, especialmente de artículos del programa de Precios Esenciales, como harina y azúcar. También se notó poca variedad en enlatados, particularmente en el atún. 

Lo opuesto sucedía en Carrefour. Las góndolas estaban repletas, sin restricciones para la compra y con movimiento normal. 

“¿Todo normal?”, le preguntó un repositor a otro mientras seguía acomodando paquetes de fideos. Su compañero le respondió: “Sí, todavía no me avisaron nada”. El diálogo ya anticipa que se viene el remarque en los precios.

Lo cierto es que las cadenas ya recibieron los listados actualizados y se esperan traslados a los mostradores platenses. En algunos casos, no hay certezas sobre el porcentaje de aumento, pero en otros esperan una suba del 10% al 30%. 

En este último grupo entran los productos vinculados a los commodities, como los aceites, harinas y sus derivados. Además, se verán afectados aquellos envases en lata, tetrabrik y otros con packaging que cotizan en la divisa extranjera, como los enlatados, desodorantes corporales o jabones para la ropa.

Otro aspecto a tener en cuenta es el combustible. Las compañías del sector esperan “un dólar de referencia” para volver a incrementar las naftas, lo que sumaría otro dolor de cabeza: impactaría en el costo del traslado de la mercadería y, por ende, en los supermercados.

En ese contexto, los mayoristas negocian con sus proveedores para que el consumo no siga en caída libre. Además, en la previa a los anuncios de Macri, trascendió que el Gobierno estudia la posibilidad de abrir un canal de diálogo con empresarios para tratar de mitigar los aumentos de precios. Hasta ahora, eso no ocurrió.  

Quien sí se manifestó al respecto fue Guido Lorenzino, el Defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires. “Ante las denuncias por retención de mercadería por parte de supermercados y la falta de información sobre el precio de algunos productos, iniciamos una investigación de oficio y presentaremos una denuncia ante la Dirección Provincial de Defensa del Consumidor”, aseguró en Twitter.

Y cerró: “Exigimos que se aplique la ley de abastecimiento, la de defensa del consumidor y la de lealtad comercial. Las familias no pueden vivir con esta incertidumbre. Es necesario que las autoridades hagan cumplir la ley”. Mientras, en La Plata crece el desconcierto.

COMENTARIOS

En la ciudad crece la incertidumbre en relación a los precios luego de la explosión en la cotización de la moneda estadounidense. Las empresas recibieron listados con nuevos costos por parte de sus proveedores, con quienes negocian para que el consumo no siga en caída libre. ¿Cómo se movieron las principales compañías platenses?