0221
0221

El glover que mató a un ladrón rompió el silencio: “No hubiese querido que pasara esto”

El repartidor de Glovo que mató a puñaladas a un ladrón el pasado martes a la noche en pleno centro declaró ante la justicia. Al salir, habló con los medios y aseguró tener miedo.

“No voy a dar explicaciones de lo que pasó, es una situación difícil para todos, tanto para mí familia como para la de ellos. Me cargué con una vida que no hubiese querido que pasara”. Así habló ante los medios tras declarar el repartidor de Glovo que el martes pasado mató a puñaladas a un delincuente en la esquina de 10 y 46. 


Visiblemente conmovido, el glover -que según pudo saber 0221.com.ar renunció a su trabajo- aseguró tener miedo y pidió que respeten la situación que está atravesando. "No sé cómo explicar lo que siento", dijo. Sus abogados, en tanto, detallaron que el crimen se dio luego de que el repartidor saliera en defensa de una mujer; pero aclararon que "el delincuente después le quiso robar la moto".

"No voy a hablar nada de lo que dije en la declaración, eso ya está todo en la Fiscalía", dijo el glover y agregó: "la situación es muy difícil para todos, para mí, para mi familia, para la familia del fallecido. Es lamentable que esto esté sucediendo, es muy difícil afrontarlo. No sé cómo explicar lo que uno siente".

"Me he cargado con una vida que no hubiese querido que pasara, pero pasó. Tengo miedo en todo momento, no es fácil para mi familia ni la de ellos; nadie en esta vida consciente o razonable quiere cargar con esto", explicó.

Inmediatamente tomó la palabra Damián Barbosa, uno de los abogados defensores, para narrar el hecho. "Nuestro defendido observó que una señora se encontraba gritando porque la habían asaltado. Mi defendido se acercó para interceptarlo y demorarlo hasta que llegue la policía. Esta persona saca un arma de fuego, lo amenaza, le intenta robar la motocicleta y lo empieza a golpear con piñas y el arma de fuego", contó.

"Empiezan a forcejear, se le cae la moto, en eso saca una navaja nuestro defendido de su bolsillo que utiliza para su trabajo cotidiano en Glovo. Y en el forcejeo le asesta dos puñaladas que termina lamentablemente con la vida de esta persona", continuó y cerró: "Fue un hecho clarísimo de legítima defensa".

El repartidor de Glovo que mató a puñaladas a un ladrón el pasado martes a la noche en pleno centro declaró ante la justicia. Al salir, habló con los medios y aseguró tener miedo.

05 de julio de 2019

“No voy a dar explicaciones de lo que pasó, es una situación difícil para todos, tanto para mí familia como para la de ellos. Me cargué con una vida que no hubiese querido que pasara”. Así habló ante los medios tras declarar el repartidor de Glovo que el martes pasado mató a puñaladas a un delincuente en la esquina de 10 y 46. 


Visiblemente conmovido, el glover -que según pudo saber 0221.com.ar renunció a su trabajo- aseguró tener miedo y pidió que respeten la situación que está atravesando. "No sé cómo explicar lo que siento", dijo. Sus abogados, en tanto, detallaron que el crimen se dio luego de que el repartidor saliera en defensa de una mujer; pero aclararon que "el delincuente después le quiso robar la moto".

"No voy a hablar nada de lo que dije en la declaración, eso ya está todo en la Fiscalía", dijo el glover y agregó: "la situación es muy difícil para todos, para mí, para mi familia, para la familia del fallecido. Es lamentable que esto esté sucediendo, es muy difícil afrontarlo. No sé cómo explicar lo que uno siente".

"Me he cargado con una vida que no hubiese querido que pasara, pero pasó. Tengo miedo en todo momento, no es fácil para mi familia ni la de ellos; nadie en esta vida consciente o razonable quiere cargar con esto", explicó.

Inmediatamente tomó la palabra Damián Barbosa, uno de los abogados defensores, para narrar el hecho. "Nuestro defendido observó que una señora se encontraba gritando porque la habían asaltado. Mi defendido se acercó para interceptarlo y demorarlo hasta que llegue la policía. Esta persona saca un arma de fuego, lo amenaza, le intenta robar la motocicleta y lo empieza a golpear con piñas y el arma de fuego", contó.

"Empiezan a forcejear, se le cae la moto, en eso saca una navaja nuestro defendido de su bolsillo que utiliza para su trabajo cotidiano en Glovo. Y en el forcejeo le asesta dos puñaladas que termina lamentablemente con la vida de esta persona", continuó y cerró: "Fue un hecho clarísimo de legítima defensa".

COMENTARIOS

El repartidor de Glovo que mató a puñaladas a un ladrón el pasado martes a la noche en pleno centro declaró ante la justicia. Al salir, habló con los medios y aseguró tener miedo.