0221
0221

El Gobierno y la UNLP determinaron que Transener fue la responsable del histórico apagón

El secretario de Energía de la Nación apuntó contra la empresa transportista de energía como la principal responsable del corte eléctrico que afectó al país y parte de Sudamérica. El informe preliminar fue presentado en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado y contó con la participación de ingenieros eléctricos del Laboratorio de Alta Tensión de la Universidad.

Con ayuda de la UNLP, el Gobierno Nacional informó que el culpable del histórico apagón del 16 de junio fue la empresa transportista Transener, por lo que ahora en Entre Nacional Regulado de la Electricidad (ENRE) evaluará la situación y aplicará una sanción económica que estaría cerca de los 400 millones de pesos. El secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, dio a conocer el estudio preliminar que contó con la colaboración del Instituto de Investigaciones Tecnológicas para Redes y Equipos Eléctricos (IITRE-LAT) de la Facultad de Ingeniería; más conocido como el Laboratorio de Alta Tensión.

 

En ese sentido, el funcionario que presentó el “Informe acerca del evento eléctrico del 16 de junio” y señaló que la investigación final puede demorar entre 45 días y dos meses. A partir de allí, el marco regulatorio dispone de una sanción máxima del 10% de la remuneración anual de la empresa Transener o el 50% de la remuneración mensual de la compañía.

El cortocircuito en una línea, y una falla en el envío de la señal que avisa a los generadores, provocó un descalabro que después se propagó al resto del sistema por errores en su protección. “En los primeros instantes (20 segundos) parte de los generadores en el Sistema Argentino de Interconexión eléctrica (SADI) se desconectaron por su actuación indebida”, indicaron en el informe los expertos de la UNLP.

A las 7.06 del domingo 16 de junio, hubo un cortocircuito en la línea Colonia Elia- Campana, la cual es operada por Transener, y que envía energía Yacyretá hacia el resto del país. “La no actuación del mecanismo del Desconexión Automática de Generación (DAG) ‘de la empresa transportista que en esta circunstancia debería desconectar algunos generadores’ provocó que desconectaran otras dos líneas, produciendo una perturbación mayor”, detallaron los ingenieros.

Lopetegui, por su parte, remarcó que el apagón se produjo por “una omisión operativa, por un error operativo, de la empresa Transener porque no se ciñó al protocolo establecido de reprogramar la DAG cuando cambió la arquitectura de la red, esa DAG no se disparó". Estos cambios en los parámetros debían ser realizados a raíz de las obras que realizó Transener cuando decidió mudar la torre 412, que está en reparación y decidió hacer un “by-pass” para no tener que reducir el flujo de energía y cumplir con los objetivos pautados.

“No actuaron todos los dispositivos automáticos de desconexión de carga de las distribuidoras y grandes usuarios. Como resultado, el SADI llegó al colapso en el término de 20 segundos y 30 segundos. Si no hubieran salido indebidamente los generadores y se hubiese desconectado la carga prevista, no se hubiese alcanzado la condición de colapso”, los ingenieros de la UNLP en el informe.

El estudio preliminar fue expuesto ante la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado, presidida por el neuquino Guillermo Pereyra. Todavía resta la investigación final pero todos los cañones apuntan a Transener como la empresa responsable del apagón que dejó sin luz al país, buena parte de Uruguay, Brasil y Paraguay.

El secretario de Energía de la Nación apuntó contra la empresa transportista de energía como la principal responsable del corte eléctrico que afectó al país y parte de Sudamérica. El informe preliminar fue presentado en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado y contó con la participación de ingenieros eléctricos del Laboratorio de Alta Tensión de la Universidad.

03 de julio de 2019

Con ayuda de la UNLP, el Gobierno Nacional informó que el culpable del histórico apagón del 16 de junio fue la empresa transportista Transener, por lo que ahora en Entre Nacional Regulado de la Electricidad (ENRE) evaluará la situación y aplicará una sanción económica que estaría cerca de los 400 millones de pesos. El secretario de Energía de la Nación, Gustavo Lopetegui, dio a conocer el estudio preliminar que contó con la colaboración del Instituto de Investigaciones Tecnológicas para Redes y Equipos Eléctricos (IITRE-LAT) de la Facultad de Ingeniería; más conocido como el Laboratorio de Alta Tensión.

 

En ese sentido, el funcionario que presentó el “Informe acerca del evento eléctrico del 16 de junio” y señaló que la investigación final puede demorar entre 45 días y dos meses. A partir de allí, el marco regulatorio dispone de una sanción máxima del 10% de la remuneración anual de la empresa Transener o el 50% de la remuneración mensual de la compañía.

El cortocircuito en una línea, y una falla en el envío de la señal que avisa a los generadores, provocó un descalabro que después se propagó al resto del sistema por errores en su protección. “En los primeros instantes (20 segundos) parte de los generadores en el Sistema Argentino de Interconexión eléctrica (SADI) se desconectaron por su actuación indebida”, indicaron en el informe los expertos de la UNLP.

A las 7.06 del domingo 16 de junio, hubo un cortocircuito en la línea Colonia Elia- Campana, la cual es operada por Transener, y que envía energía Yacyretá hacia el resto del país. “La no actuación del mecanismo del Desconexión Automática de Generación (DAG) ‘de la empresa transportista que en esta circunstancia debería desconectar algunos generadores’ provocó que desconectaran otras dos líneas, produciendo una perturbación mayor”, detallaron los ingenieros.

Lopetegui, por su parte, remarcó que el apagón se produjo por “una omisión operativa, por un error operativo, de la empresa Transener porque no se ciñó al protocolo establecido de reprogramar la DAG cuando cambió la arquitectura de la red, esa DAG no se disparó". Estos cambios en los parámetros debían ser realizados a raíz de las obras que realizó Transener cuando decidió mudar la torre 412, que está en reparación y decidió hacer un “by-pass” para no tener que reducir el flujo de energía y cumplir con los objetivos pautados.

“No actuaron todos los dispositivos automáticos de desconexión de carga de las distribuidoras y grandes usuarios. Como resultado, el SADI llegó al colapso en el término de 20 segundos y 30 segundos. Si no hubieran salido indebidamente los generadores y se hubiese desconectado la carga prevista, no se hubiese alcanzado la condición de colapso”, los ingenieros de la UNLP en el informe.

El estudio preliminar fue expuesto ante la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado, presidida por el neuquino Guillermo Pereyra. Todavía resta la investigación final pero todos los cañones apuntan a Transener como la empresa responsable del apagón que dejó sin luz al país, buena parte de Uruguay, Brasil y Paraguay.

COMENTARIOS

El secretario de Energía de la Nación apuntó contra la empresa transportista de energía como la principal responsable del corte eléctrico que afectó al país y parte de Sudamérica. El informe preliminar fue presentado en la Comisión de Minería, Energía y Combustibles del Senado y contó con la participación de ingenieros eléctricos del Laboratorio de Alta Tensión de la Universidad.