0221
0221

Media masa, fainá y fugazzeta rellena: así es la pizza de Kentucky que viene a La Plata

Nació en 1942 y forma parte del extenso listado de pizzerías tradicionales porteñas. No encabeza los primeros puestos en la consideración popular pero históricamente es destacada por ser una de las más accesibles. Este año desembarca en nuestra ciudad.

"Kentucky se ha convertido en punto de encuentro obligado para aquellos que buscan la mejor pizza, una buena experiencia y atención amable y rápida", se definen en sus redes. La famosa pizzería porteña nació en 1942 y forma parte del extenso grupo de históricos negocios que son tradición en la Ciudad de Buenos Aires junto con Banchero, Güerrín, Las Cuartetas, El Fortín, El Cuartito, Los Inmortales, La Mezzetta y El Palacio de la Pizza, entre tantos más. Dentro de aproximadamente tres meses desembarca en nuestra ciudad, según pudo averiguar 0221.com.ar.

"Picsa, pixa o pitsa, según quien lo pronuncie. Amamos que la coman de parados en el mostrador, o en la mesa con amigos. Con la mano o con cubiertos. Amamos que entren por el olorcito o porque vinieron después del cine. Que coman la fainá (o fáina, como prefieran) fría o caliente; arriba o abajo de la muzza. Que se la lleven para desayunar al día siguiente. Amamos que la pizza sea parte de nuestras vidas. Tanto la amamos, que desde 1942 estamos abiertos desde la mañana hasta la madrugada, porque no hay hora para comer una buena pizza. Una pizza hecha con amor, nuestra pizza", describen en el sitio oficial de la marca.

En Kentucky, como en el resto de las pizzerías más tradicionales de Capital Federal, se venden las porciones por separado, o sea al corte, y la clave está ahí, en que uno las come a la pasada, rápido, en un interín del trabajo o de camino a la facultad, por ejemplo. Por eso son famosas por comerlas "de parado" o "de dorapa", más argento aún.

En la consideración general, las pizzas de Kentucky no están catalogadas como las mejores ni tampoco integran el ranking popular de masa y muzarella top. Pero sí son reconocidas por ser accesibles en cuanto a la relación precio y calidad. Dentro de las típicas pizzas porteñas son una de las más económicas y cumplen bien su función.

En una entrevista con Clarín de diciembre de 2016, el maestro pizzero de Kentucky Víctor Hugo Sánchez -que lleva cuatro décadas al frente de la marca-, brindó con mucha reserva algunos de sus tips: "No hay que amasar con fuerza. Ahí está la diferencia”, dijo y agregó: "Solo pruebo pizza para saber si está bien la cocción y listo. La amasada tiene que ser una caricia". Además, Sánchez contó que "la pizza más pedida siempre es la de muzzarella y le sigue la fugazzeta rellena. La pizza que se hace al molde tiene menos aceite que la pizza a la piedra. La pizza a la piedra es grasosa”.

Como anticipó 0221.com.ar, en las últimas horas empezó a correr con más fuerza la noticia de la llegada a La Plata de esta pizzería. Según pudo averiguar este portal, Kentucky abrirá sus puertas en aproximadamente tres meses y de esta forma se va a dar inicio a una nueva era en nuestra ciudad: la pizza de parado.

De oficializarse definitivamente, la histórica pizzería continuará expandiéndose por la provincia de Buenos Aires, más allá de los locales que desde hace muchos años ya funcionan en la Capital Federal. También hay sucursales en San Isidro, San Miguel, Luján, Merlo, Castelar, Caseros y Morón.

Nació en 1942 y forma parte del extenso listado de pizzerías tradicionales porteñas. No encabeza los primeros puestos en la consideración popular pero históricamente es destacada por ser una de las más accesibles. Este año desembarca en nuestra ciudad.

01 de julio de 2019

"Kentucky se ha convertido en punto de encuentro obligado para aquellos que buscan la mejor pizza, una buena experiencia y atención amable y rápida", se definen en sus redes. La famosa pizzería porteña nació en 1942 y forma parte del extenso grupo de históricos negocios que son tradición en la Ciudad de Buenos Aires junto con Banchero, Güerrín, Las Cuartetas, El Fortín, El Cuartito, Los Inmortales, La Mezzetta y El Palacio de la Pizza, entre tantos más. Dentro de aproximadamente tres meses desembarca en nuestra ciudad, según pudo averiguar 0221.com.ar.

"Picsa, pixa o pitsa, según quien lo pronuncie. Amamos que la coman de parados en el mostrador, o en la mesa con amigos. Con la mano o con cubiertos. Amamos que entren por el olorcito o porque vinieron después del cine. Que coman la fainá (o fáina, como prefieran) fría o caliente; arriba o abajo de la muzza. Que se la lleven para desayunar al día siguiente. Amamos que la pizza sea parte de nuestras vidas. Tanto la amamos, que desde 1942 estamos abiertos desde la mañana hasta la madrugada, porque no hay hora para comer una buena pizza. Una pizza hecha con amor, nuestra pizza", describen en el sitio oficial de la marca.

En Kentucky, como en el resto de las pizzerías más tradicionales de Capital Federal, se venden las porciones por separado, o sea al corte, y la clave está ahí, en que uno las come a la pasada, rápido, en un interín del trabajo o de camino a la facultad, por ejemplo. Por eso son famosas por comerlas "de parado" o "de dorapa", más argento aún.

En la consideración general, las pizzas de Kentucky no están catalogadas como las mejores ni tampoco integran el ranking popular de masa y muzarella top. Pero sí son reconocidas por ser accesibles en cuanto a la relación precio y calidad. Dentro de las típicas pizzas porteñas son una de las más económicas y cumplen bien su función.

En una entrevista con Clarín de diciembre de 2016, el maestro pizzero de Kentucky Víctor Hugo Sánchez -que lleva cuatro décadas al frente de la marca-, brindó con mucha reserva algunos de sus tips: "No hay que amasar con fuerza. Ahí está la diferencia”, dijo y agregó: "Solo pruebo pizza para saber si está bien la cocción y listo. La amasada tiene que ser una caricia". Además, Sánchez contó que "la pizza más pedida siempre es la de muzzarella y le sigue la fugazzeta rellena. La pizza que se hace al molde tiene menos aceite que la pizza a la piedra. La pizza a la piedra es grasosa”.

Como anticipó 0221.com.ar, en las últimas horas empezó a correr con más fuerza la noticia de la llegada a La Plata de esta pizzería. Según pudo averiguar este portal, Kentucky abrirá sus puertas en aproximadamente tres meses y de esta forma se va a dar inicio a una nueva era en nuestra ciudad: la pizza de parado.

De oficializarse definitivamente, la histórica pizzería continuará expandiéndose por la provincia de Buenos Aires, más allá de los locales que desde hace muchos años ya funcionan en la Capital Federal. También hay sucursales en San Isidro, San Miguel, Luján, Merlo, Castelar, Caseros y Morón.

COMENTARIOS

Nació en 1942 y forma parte del extenso listado de pizzerías tradicionales porteñas. No encabeza los primeros puestos en la consideración popular pero históricamente es destacada por ser una de las más accesibles. Este año desembarca en nuestra ciudad.