Robaron en la casa de un cirujano del Hospital San Roque, amenazaron al hijo y escaparon
0221
0221

Robaron en la casa de un cirujano del Hospital San Roque de Gonnet, amenazaron al hijo y escaparon

El episodio se registró este martes por la mañana en una vivienda ubicada en 5 y 498. Actuaron dos delincuentes con al menos un tercer cómplice que les hacía de apoyo en la puerta. A cara descubierta, los implicados lograron apoderarse de algunas pertenencias para finalmente darse a la fuga.

Al menos dos delincuentes atacaron en la casa de un cirujano del Hospital San Roque de Gonnet, redujeron a su hijo y escaparon con algunos elementos de valor. Según pudo saber 0221.com.ar, el hecho se produjo alrededor de las 10 de este martes, cuando los implicados ganaron la vivienda de 5 y 498 tras forzar las rejas del portón principal.

Creyendo que el lugar se encontraba deshabitado, actuaron a cara descubierta. Pero grande fue su sorpresa cuando, en el interior, se toparon con el adolescente. Sin embargo, más allá de este contratiempo, no perdieron un segundo y redujeron al joven para apoderarse de algunas pertenencias y huir rápidamente.

Estacionado a metros de la vivienda, los esperaba un tercer cómplice que los ayudó a escapar en un auto. Por este motivo, las víctimas piden que las autoridades policiales investiguen si en el trayecto de calle 5 entre 497 y 499 algún vecino posee cámaras de seguridad que hayan podido captar la patente del vehículo.

El episodio se registró este martes por la mañana en una vivienda ubicada en 5 y 498. Actuaron dos delincuentes con al menos un tercer cómplice que les hacía de apoyo en la puerta. A cara descubierta, los implicados lograron apoderarse de algunas pertenencias para finalmente darse a la fuga.

25 de junio de 2019

Al menos dos delincuentes atacaron en la casa de un cirujano del Hospital San Roque de Gonnet, redujeron a su hijo y escaparon con algunos elementos de valor. Según pudo saber 0221.com.ar, el hecho se produjo alrededor de las 10 de este martes, cuando los implicados ganaron la vivienda de 5 y 498 tras forzar las rejas del portón principal.

Creyendo que el lugar se encontraba deshabitado, actuaron a cara descubierta. Pero grande fue su sorpresa cuando, en el interior, se toparon con el adolescente. Sin embargo, más allá de este contratiempo, no perdieron un segundo y redujeron al joven para apoderarse de algunas pertenencias y huir rápidamente.

Estacionado a metros de la vivienda, los esperaba un tercer cómplice que los ayudó a escapar en un auto. Por este motivo, las víctimas piden que las autoridades policiales investiguen si en el trayecto de calle 5 entre 497 y 499 algún vecino posee cámaras de seguridad que hayan podido captar la patente del vehículo.

COMENTARIOS