martes 21 de mayo de 2024

Piquete, cacerolazo y bronca: el día que los platenses se hartaron de los cortes de Edelap

La llegada de los generadores desde Rosario parecía traer un alivio para la zona norte de La Plata pero el corte se extendió durante varias horas más y los vecinos dijeron “basta”. A lo largo de toda la jornada hubo cortes en el Camino Centenario y el Belgrano para exigir respuestas concretas y para que, de una vez por todas, regrese la luz. Inseguridad, escuelas sin clases, comercios con grandes pérdidas económicas y protestas, fueron las postales del día que los platenses se cansaron del mal servicio de Edelap.

--:--

Luego de pasar el fin de semana a oscuras, Edelap desplegó un gran operativo en las inmediaciones de la subestación de City Bell -donde se reportó la falla- con una gran cantidad de generadores que fueron enviados desde Rosario para reestablecer la luz en la zona afectada por el apagón. Durante las primeras horas de este lunes, los operarios empezaron a trabajar intensamente a la vera del predio del Ejército Argentino de Comunicaciones 601, en Camino Centenario y 476. "Allí se lleva adelante la obra mayor que demandará esta contingencia", informaron en un comunicado bien temprano.

Lee además

Pero de entrada la empresa deslizó lo que finalmente iba a suceder: “Los trabajos en el lugar continuaron durante toda la noche y siguen en estos momentos. Se estima que la reparación definitiva finalizará el miércoles".

Mientras los platenses eran testigos de la llegada a la ciudad de estos grandes generadores, el servicio no se reestablecía tal como informaba la empresa y los trastornos se iban profundizando cada vez más. Como consecuencia de esto, al menos 20 escuelas se vieron obligadas a suspender las clases y los comerciantes perdieron una gran cantidad de mercadería ya que no tenían los medios suficientes para que no se corte la cadena de frío.

Por su parte, los vecinos se las ingeniaban para mantener la higiene y las condiciones necesarias para que su rutina no se vea alterada pero, con el correr de las horas, se iba complicando cada vez más. Varios tuvieron que faltar al trabajo y no enviar a sus hijos a clases, ante la gravedad de la situación que tuvieron que atravesar.

En este contexto, un grupo de delincuentes aprovechó la falta de alarmas y cámaras para robar en cinco comercios de Villa Elisa. Todos se registraron en la madrugada del lunes: tres en Arana y calle 5 y los dos restantes en Arana y Belgrano. Al enterarse de los robos, las alarmas se encendieron en toda la comunidad y los reclamos por mayor presencia de las autoridades para evitar inconvenientes no se hicieron esperar.

HARTAZGO

Pasadas las 18, los cortes regresaron en lugares donde, aparentemente, el problema estaba solucionado pero no fue así. Esto provocó la furia de los vecinos que salieron con cacerolas y otros utensilios de cocina a cortar a distintos puntos del camino Centenario al grito de: “Queremos luz”.  Mientras esto ocurría, los automovilistas debían realizar maniobras temerarias ya que solo eran iluminados por el resplandor de las llamas de las gomas que quemaron los platenses. “Ya no se puede estar más sin luz”, coincidían.

Los cortes de tránsito se extendieron en arterias claves para el acceso a la ciudad como la bajada de la Autopista de Villa Elisa. Sin lugar a dudas, la bronca fue en aumento y los platenses se hartaron de Edelap por su mal servicio y el alto costo de sus tarifas.

Mientras los platenses se manifestaban a oscuras, la empresa trabaja intensamente para tratar de restablecer el suministro de energía y realizar las maniobras para que el caño que que provocó el apagón sea arreglado. Tal como habían anunciado en las primeras horas de este lunes, recién el miércoles estará completamente solucionado.

Sobre el final de una jornada caliente, Edelap informó que realizó “maniobras extremadamente complejas, y tras horas de trabajo de interconexión, comienza a abastecerse el suministro a la zona norte”. A pesar de este comunicado, los platenses relataron otra realidad y esta versión de la empresa no hizo más que incrementar el malestar que acumularon la noche del sábado, a las 22.

Más allá de las sanciones indemnizaciones que tenga que afrontar Edelap, la ciudad no olvidará estas últimas 48 horas y el 24 de junio será recordado por toda la comunidad como el día que La Plata se hartó de la empresa que provee electricidad en la región desde 1996.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar