0221
0221

¿Por qué se quedó sin agua el Río de La Plata?

Los predominantes vientos del noroeste y el oeste favorecieron la bajante del Río de La Plata e hicieron que el agua fluya desde su superficie hacia el mar.  A raíz de esta situación, hubo inconvenientes por el suministro de agua en distintos puntos de La Plata, Berisso y Ensenada.

Un alerta del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) había adelantado que, desde las 7 hasta las 19, el Río de La Plata podía sufrir una bajada histórica de casi dos metros. Como consecuencia de este fenómeno, se redujeron los bombeos hacia Ensenada, Berisso y La Plata y hubo problemas de baja presión o falta de agua en diferentes puntos de la región. Sin embargo, la gran pregunta fue, ¿por qué el río se quedó sin agua?

En primer lugar, es necesario destacar que el fenómeno se dio por los vientos predominantes del sector noroeste y oeste. Este último se dio con más frecuencia este miércoles, lo que provocó que el Río de La Plata fluya hacia el mar y alcance niveles por debajo de los valores habituales.

"Por momentos estuvo a -0.90 cm cuando lo normal es estar en un metro arriba. Por lo general, cuando el río está en crecida estamos entre los 0.60 y los 2 metros", explicó a 0221.com.ar el director de Defensa Civil de Berisso, Conrado Barrueco. En ese sentido, detalló que "una bajante es cuando el río está por debajo del nivel 0" y el río se encuentre en esa situación "desde el martes que teníamos conocimiento de la situación por la alerta que emitió el SHN", explicó.

El especialista también adelantó que "en las próximas horas el Río de La Plata va a empezar a crecer, vamos a estar en 0 y a la noche vamos a estar en las alturas normales". "La boya de Oyarvide indica que la corriente empezó a crecer, nosotros tenemos una diferencia de tres, por lo que ya se estacionó la bajante", agregó.

A lo largo del día, los platenses comenzaron a experimentar las consecuencias de esta situación muy poco frecuente, según los especialistas. El servicio de agua corriente se vio interrumpido de a ratos en las próximas horas pero, afortunadamente, la situación se normalizará en las próximas horas.

Los predominantes vientos del noroeste y el oeste favorecieron la bajante del Río de La Plata e hicieron que el agua fluya desde su superficie hacia el mar.  A raíz de esta situación, hubo inconvenientes por el suministro de agua en distintos puntos de La Plata, Berisso y Ensenada.

19 de junio de 2019

Un alerta del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) había adelantado que, desde las 7 hasta las 19, el Río de La Plata podía sufrir una bajada histórica de casi dos metros. Como consecuencia de este fenómeno, se redujeron los bombeos hacia Ensenada, Berisso y La Plata y hubo problemas de baja presión o falta de agua en diferentes puntos de la región. Sin embargo, la gran pregunta fue, ¿por qué el río se quedó sin agua?

En primer lugar, es necesario destacar que el fenómeno se dio por los vientos predominantes del sector noroeste y oeste. Este último se dio con más frecuencia este miércoles, lo que provocó que el Río de La Plata fluya hacia el mar y alcance niveles por debajo de los valores habituales.

"Por momentos estuvo a -0.90 cm cuando lo normal es estar en un metro arriba. Por lo general, cuando el río está en crecida estamos entre los 0.60 y los 2 metros", explicó a 0221.com.ar el director de Defensa Civil de Berisso, Conrado Barrueco. En ese sentido, detalló que "una bajante es cuando el río está por debajo del nivel 0" y el río se encuentre en esa situación "desde el martes que teníamos conocimiento de la situación por la alerta que emitió el SHN", explicó.

El especialista también adelantó que "en las próximas horas el Río de La Plata va a empezar a crecer, vamos a estar en 0 y a la noche vamos a estar en las alturas normales". "La boya de Oyarvide indica que la corriente empezó a crecer, nosotros tenemos una diferencia de tres, por lo que ya se estacionó la bajante", agregó.

A lo largo del día, los platenses comenzaron a experimentar las consecuencias de esta situación muy poco frecuente, según los especialistas. El servicio de agua corriente se vio interrumpido de a ratos en las próximas horas pero, afortunadamente, la situación se normalizará en las próximas horas.

COMENTARIOS

Los predominantes vientos del noroeste y el oeste favorecieron la bajante del Río de La Plata e hicieron que el agua fluya desde su superficie hacia el mar.  A raíz de esta situación, hubo inconvenientes por el suministro de agua en distintos puntos de La Plata, Berisso y Ensenada.