Científicos de la UNLP clasificaron las plantas e insectos que pueden dañar a las mascotas
0221
0221

Científicos de la UNLP clasificaron las plantas e insectos que pueden dañar a las mascotas

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Bioquímica de la facultad de Ciencias Veterinarias realizó una clasificación de las plantas ornamentales tóxicas que con mayor frecuencia provocan intoxicaciones en mascotas, además de una lista de animales venenosos que presentan un peligro para ellas. Todos los peligros que se encuentran al alcance de las mascotas platenses.

De acuerdo a la clasificación, entre las plantas tóxicas figuran la "cala", la "costilla de adán", la "oreja de elefante" y los "frutos del paraíso", entre otras, mientras que entre los animales venenosos están la "araña violinista" o "araña del rincón" o "araña marrón", los ofidios como la "yarará" y hasta los escorpiones.

Según el informe de la UNLP, "muchas son las sustancias que pueden provocar daños de gravedad variable a perros y gatos, especialmente cuando ingresan por la boca o en ocasiones por la piel". "Muchos propietarios desconocen que existen plantas y animales que se encuentran en sus jardines y casas que pueden provocar intoxicaciones de gravedad variable en perros y gatos", dijo Pedro Zeinsteger, miembro del equipo de investigación de la facultad platense.

Según el profesional, hay plantas que tienen estructuras microscópicas en sus hojas que si son mordidas pueden provocar irritación intensa de la boca y la lengua. Es el caso de la "difembaquia", la "costilla de Adán", la "oreja de elefante" y la "cala" , entre otras.

Ciertas plantas producen frutos que pueden resultar atractivos para los perros, entre ellos los del "paraíso", que si son consumidos provocan un cuadro gastroentérico que puede resultar muy grave, caracterizado por vómitos y diarrea, y hasta puede causar problemas neurológicos. Otros, como los frutos del "jazmín paraguayo" pueden provocar una variedad de signos que afectan al aparato digestivo, al corazón y al sistema nervioso.

Una de las últimas plantas analizadas fue la "adelfa" o "laurel de jardín", una planta muy común en jardines y parques por la belleza de sus flores. Sin embargo, su hermoso aspecto esconde principios tóxicos que pueden afectar especialmente al corazón.

En el grupo de los insectos, en tanto, los accidentes más frecuentes son los provocados por las abejas, que tienen en su aguijón un veneno capaz de provocar una reacción local, pero sumamente dolorosa. Entre los arácnidos, las arañas y los escorpiones son los más peligrosos para las mascotas y entre ellos destaca la "araña violinista" o "araña del rincón" o "araña marrón", ya que es un ejemplar que suele encontrarse dentro de las casas. A pesar de ello, no es una araña agresiva y los accidentes ocurren porque las mascotas las pisan o se acuestan sobre el lugar donde se encuentran.

Dentro del grupo de los arácnidos también están los escorpiones. Todos poseen veneno, sin embargo solo algunos son peligrosos para las mascotas, como por ejemplo el género Tityus.

En cuanto a las serpientes u ofidios, los envenenamientos más frecuentes ocurren por la "picadura" o "mordedura" de la "yarará".

La mayoría de los accidentes serpientes ocurren en caninos, debido a la curiosidad de los animales, por lo que son comunes las mordeduras en el rostro o las patas delanteras. Los signos que puede presentar un animal mordido por una yarará incluyen gran hinchazón, uno o dos puntos por donde emana sangre que no coagula (corresponden a la mordida, la serpiente puede haber inoculado veneno con uno o los dos colmillos) y mucho dolor (el animal se rasca, llora y está inquieto).

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Bioquímica de la facultad de Ciencias Veterinarias realizó una clasificación de las plantas ornamentales tóxicas que con mayor frecuencia provocan intoxicaciones en mascotas, además de una lista de animales venenosos que presentan un peligro para ellas. Todos los peligros que se encuentran al alcance de las mascotas platenses.

18 de junio de 2019

De acuerdo a la clasificación, entre las plantas tóxicas figuran la "cala", la "costilla de adán", la "oreja de elefante" y los "frutos del paraíso", entre otras, mientras que entre los animales venenosos están la "araña violinista" o "araña del rincón" o "araña marrón", los ofidios como la "yarará" y hasta los escorpiones.

Según el informe de la UNLP, "muchas son las sustancias que pueden provocar daños de gravedad variable a perros y gatos, especialmente cuando ingresan por la boca o en ocasiones por la piel". "Muchos propietarios desconocen que existen plantas y animales que se encuentran en sus jardines y casas que pueden provocar intoxicaciones de gravedad variable en perros y gatos", dijo Pedro Zeinsteger, miembro del equipo de investigación de la facultad platense.

Según el profesional, hay plantas que tienen estructuras microscópicas en sus hojas que si son mordidas pueden provocar irritación intensa de la boca y la lengua. Es el caso de la "difembaquia", la "costilla de Adán", la "oreja de elefante" y la "cala" , entre otras.

Ciertas plantas producen frutos que pueden resultar atractivos para los perros, entre ellos los del "paraíso", que si son consumidos provocan un cuadro gastroentérico que puede resultar muy grave, caracterizado por vómitos y diarrea, y hasta puede causar problemas neurológicos. Otros, como los frutos del "jazmín paraguayo" pueden provocar una variedad de signos que afectan al aparato digestivo, al corazón y al sistema nervioso.

Una de las últimas plantas analizadas fue la "adelfa" o "laurel de jardín", una planta muy común en jardines y parques por la belleza de sus flores. Sin embargo, su hermoso aspecto esconde principios tóxicos que pueden afectar especialmente al corazón.

En el grupo de los insectos, en tanto, los accidentes más frecuentes son los provocados por las abejas, que tienen en su aguijón un veneno capaz de provocar una reacción local, pero sumamente dolorosa. Entre los arácnidos, las arañas y los escorpiones son los más peligrosos para las mascotas y entre ellos destaca la "araña violinista" o "araña del rincón" o "araña marrón", ya que es un ejemplar que suele encontrarse dentro de las casas. A pesar de ello, no es una araña agresiva y los accidentes ocurren porque las mascotas las pisan o se acuestan sobre el lugar donde se encuentran.

Dentro del grupo de los arácnidos también están los escorpiones. Todos poseen veneno, sin embargo solo algunos son peligrosos para las mascotas, como por ejemplo el género Tityus.

En cuanto a las serpientes u ofidios, los envenenamientos más frecuentes ocurren por la "picadura" o "mordedura" de la "yarará".

La mayoría de los accidentes serpientes ocurren en caninos, debido a la curiosidad de los animales, por lo que son comunes las mordeduras en el rostro o las patas delanteras. Los signos que puede presentar un animal mordido por una yarará incluyen gran hinchazón, uno o dos puntos por donde emana sangre que no coagula (corresponden a la mordida, la serpiente puede haber inoculado veneno con uno o los dos colmillos) y mucho dolor (el animal se rasca, llora y está inquieto).

COMENTARIOS