Clausuraron un súper por tener más de 600 kilos de alimentos vencidos y en mal estado
0221
0221

Clausuraron un súper por tener más de 600 kilos de alimentos vencidos y en mal estado

Tras una inspección en un local de Berisso se determinó la clausura inmediata, ya que se encontraron alimentos vencidos y en muy mal estado.

Durante la tarde de este miércoles la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), junto al Juzgado de Faltas N°2 e inspectores de la Dirección de Control Urbano, llevaron adelante una inspección en el supermercado que se encuentra en avenida 122 y 83, en el barrio El Carmen de Berisso.

El motivo del procedimiento fue una serie de denuncias recibidas por parte de los vecinos de la zona y consumidores del negocio, quienes aseguraban que el local exhibía mercadería vencida.

Luego de que los inspectores corroboraron estas acusaciones, decidieron la clausura inmediata del supermercado, incautando más de 600 kilogramos de mercadería en pésimo estado. Productos vencidos, latas de conserva abolladas, lácteos para consumo infantil y de lactantes que habían expirado en el mes de abril del corriente año y hasta algunos en 2018, fueron algunas de las irregularidades constatadas en el lugar. Además, se hallaron bebidas alcohólicas, productos congelados y embutidos en malas condiciones. 

Haciendo un trabajo conjunto entre los tres organismos, establecieron que la clausura sea por un lapso de cuatro días, con el fin de preservar la salud de los vecinos y consumidores, y para que los dueños del local pongan en condiciones el supermercado.

Tras una inspección en un local de Berisso se determinó la clausura inmediata, ya que se encontraron alimentos vencidos y en muy mal estado.

23 de mayo de 2019

Durante la tarde de este miércoles la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC), junto al Juzgado de Faltas N°2 e inspectores de la Dirección de Control Urbano, llevaron adelante una inspección en el supermercado que se encuentra en avenida 122 y 83, en el barrio El Carmen de Berisso.

El motivo del procedimiento fue una serie de denuncias recibidas por parte de los vecinos de la zona y consumidores del negocio, quienes aseguraban que el local exhibía mercadería vencida.

Luego de que los inspectores corroboraron estas acusaciones, decidieron la clausura inmediata del supermercado, incautando más de 600 kilogramos de mercadería en pésimo estado. Productos vencidos, latas de conserva abolladas, lácteos para consumo infantil y de lactantes que habían expirado en el mes de abril del corriente año y hasta algunos en 2018, fueron algunas de las irregularidades constatadas en el lugar. Además, se hallaron bebidas alcohólicas, productos congelados y embutidos en malas condiciones. 

Haciendo un trabajo conjunto entre los tres organismos, establecieron que la clausura sea por un lapso de cuatro días, con el fin de preservar la salud de los vecinos y consumidores, y para que los dueños del local pongan en condiciones el supermercado.

COMENTARIOS