0221
0221

Un estudio de la UNLP arrojó datos alarmantes sobre la pobreza en Argentina

Según las estimaciones, para bajar la pobreza un 10% es necesario crecer por lo menos 6 años al 3%. El trabajo fue presentado el pasado 10 de mayo pasado en el XXXIII Seminario de Presupuesto Público, organizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en Tierra del Fuego.

El Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS) de la UNLP realizó una investigación académica que buscó indagar en los distintos aspectos del índice de pobreza presentado por el INDEC, que arrojó un 32% en abril. "Hay un dato preocupante, que es la confirmación de un diagnóstico estructural de pobreza. Desde hace décadas la pobreza no baja del 20 por ciento de la población", destacó el titular del Intituto, Leonardo Gasparini.

El equipo de profesionales utilizó la metodología con que se maneja actualmente el INDEC para estudiar la evolución del índice de pobreza a lo largo de las últimas décadas. En las estimaciones resaltaron que el 32% es un número alto pero que está lejos de los índices de la hiperinflación de 1989, que hubiese dado un porcentaje de 57.8% con la medición actual, o el estallido de 2002, donde se ubicaría en 66.2%.

De acuerdo con el estudio, el crecimiento económico es indispensable para reducir sistemáticamente la pobreza. El estudio compara el crecimiento del PBI per cápita nacional con el resto de la región. En Argentina, el crecimiento fue de 0,7% por año desde 1974 a la actualidad. Si el crecimiento hubiese estado en línea con el promedio de la región, la pobreza en Argentina debería rondar hoy el 14%. En ese marco, se destacó el caso chileno cuyo PBI creció un 135%. Si el país hubiera tenido un desempeño económico semejante, la pobreza podría rondar hoy el 6%.

En este marco, Gasparini expresó su preocupación por la consolidación de la pobreza dentro del país ya que este proceso se muestra a contramano del resto del Latinoamérica, donde se observa una caída progresiva desde los '80 hasta la actualidad.

En tanto, desde un análisis de perspectivas de reducción de la pobreza, el trabajo permitió concluir que para bajar 10 puntos porcentuales se requeriría un escenario de crecimiento al 3% durante los próximos seis años. Asimismo, bajar los dos dígitos demandaría por lo menos veinte años de constancia.

Según las estimaciones, para bajar la pobreza un 10% es necesario crecer por lo menos 6 años al 3%. El trabajo fue presentado el pasado 10 de mayo pasado en el XXXIII Seminario de Presupuesto Público, organizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en Tierra del Fuego.

17 de mayo de 2019

El Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS) de la UNLP realizó una investigación académica que buscó indagar en los distintos aspectos del índice de pobreza presentado por el INDEC, que arrojó un 32% en abril. "Hay un dato preocupante, que es la confirmación de un diagnóstico estructural de pobreza. Desde hace décadas la pobreza no baja del 20 por ciento de la población", destacó el titular del Intituto, Leonardo Gasparini.

El equipo de profesionales utilizó la metodología con que se maneja actualmente el INDEC para estudiar la evolución del índice de pobreza a lo largo de las últimas décadas. En las estimaciones resaltaron que el 32% es un número alto pero que está lejos de los índices de la hiperinflación de 1989, que hubiese dado un porcentaje de 57.8% con la medición actual, o el estallido de 2002, donde se ubicaría en 66.2%.

De acuerdo con el estudio, el crecimiento económico es indispensable para reducir sistemáticamente la pobreza. El estudio compara el crecimiento del PBI per cápita nacional con el resto de la región. En Argentina, el crecimiento fue de 0,7% por año desde 1974 a la actualidad. Si el crecimiento hubiese estado en línea con el promedio de la región, la pobreza en Argentina debería rondar hoy el 14%. En ese marco, se destacó el caso chileno cuyo PBI creció un 135%. Si el país hubiera tenido un desempeño económico semejante, la pobreza podría rondar hoy el 6%.

En este marco, Gasparini expresó su preocupación por la consolidación de la pobreza dentro del país ya que este proceso se muestra a contramano del resto del Latinoamérica, donde se observa una caída progresiva desde los '80 hasta la actualidad.

En tanto, desde un análisis de perspectivas de reducción de la pobreza, el trabajo permitió concluir que para bajar 10 puntos porcentuales se requeriría un escenario de crecimiento al 3% durante los próximos seis años. Asimismo, bajar los dos dígitos demandaría por lo menos veinte años de constancia.

COMENTARIOS

Según las estimaciones, para bajar la pobreza un 10% es necesario crecer por lo menos 6 años al 3%. El trabajo fue presentado el pasado 10 de mayo pasado en el XXXIII Seminario de Presupuesto Público, organizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), en Tierra del Fuego.