0221
0221

El Policlínico está sin tomógrafo y ya hay 3 hospitales en La Plata con el mismo problema

El equipo de diagnóstico por imágenes del nosocomio ubicado en 1 y 70 está sin funcionar, al igual que el servicio de hemodinamia destinado a urgencias cardíacas y cerebrales. El gobierno bonaerense todavía no destina fondos para las reparaciones.

Con la salida de funciones del tomógrafo del Hospital General San Martin ya son tres los nosocomios de La Plata que se quedaron sin ese servicio, según las denuncias y el relevamiento realizado por el gremio Cicop que nuclea a profesionales de la salud pública bonaerense.

A la denuncia generada por los profesionales del Hospital Rossi, quienes vienen llevando adelante una campaña para que la Provincia destine fondos para la reparación del tomógrafo, desde el domingo el Hospital San Martín quedó sin posibilidades de realiza tomografías.

Esta situación “afecta gravemente la atención de los pacientes y reduce drásticamente la capacidad operativa de la guardia” denunciaron desde el gremio sanitario. Y agregaron: “Las ambulancias del SAME traen pacientes de toda la región pero no es posible evaluarlos adecuadamente”.

"De nada sirve que los pacientes lleguen en ambulancia si no podemos evaluar un politraumatismo, una herida de bala o arma blanca", expresaron en un comunicado oficial.

Además, denuncian que desde hace casi dos meses en el HIGA General San Martin tampoco funciona el equipo de hemodinamia lo que afecta severamente a la guardia a la hora de resolver un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebro vascular.

El tercero de los tomógrafos averiado desde hace un mes se encuentra en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica”. Por ese motivo, los pacientes son trasladados al Hospital San Juan de Dios, también de La Plata.

Con dificultades cada vez mayores para trabajar y salarios muy por debajo de la inflación, los profesionales realizan un paro de 48 horas en toda la provincia reclamando una urgente convocatoria a paritarias y mayor presupuesto para el sector.

 

 

El equipo de diagnóstico por imágenes del nosocomio ubicado en 1 y 70 está sin funcionar, al igual que el servicio de hemodinamia destinado a urgencias cardíacas y cerebrales. El gobierno bonaerense todavía no destina fondos para las reparaciones.

15 de mayo de 2019

Con la salida de funciones del tomógrafo del Hospital General San Martin ya son tres los nosocomios de La Plata que se quedaron sin ese servicio, según las denuncias y el relevamiento realizado por el gremio Cicop que nuclea a profesionales de la salud pública bonaerense.

A la denuncia generada por los profesionales del Hospital Rossi, quienes vienen llevando adelante una campaña para que la Provincia destine fondos para la reparación del tomógrafo, desde el domingo el Hospital San Martín quedó sin posibilidades de realiza tomografías.

Esta situación “afecta gravemente la atención de los pacientes y reduce drásticamente la capacidad operativa de la guardia” denunciaron desde el gremio sanitario. Y agregaron: “Las ambulancias del SAME traen pacientes de toda la región pero no es posible evaluarlos adecuadamente”.

"De nada sirve que los pacientes lleguen en ambulancia si no podemos evaluar un politraumatismo, una herida de bala o arma blanca", expresaron en un comunicado oficial.

Además, denuncian que desde hace casi dos meses en el HIGA General San Martin tampoco funciona el equipo de hemodinamia lo que afecta severamente a la guardia a la hora de resolver un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebro vascular.

El tercero de los tomógrafos averiado desde hace un mes se encuentra en el Hospital de Niños “Sor María Ludovica”. Por ese motivo, los pacientes son trasladados al Hospital San Juan de Dios, también de La Plata.

Con dificultades cada vez mayores para trabajar y salarios muy por debajo de la inflación, los profesionales realizan un paro de 48 horas en toda la provincia reclamando una urgente convocatoria a paritarias y mayor presupuesto para el sector.

 

 

COMENTARIOS

El equipo de diagnóstico por imágenes del nosocomio ubicado en 1 y 70 está sin funcionar, al igual que el servicio de hemodinamia destinado a urgencias cardíacas y cerebrales. El gobierno bonaerense todavía no destina fondos para las reparaciones.