Vecinos de City Bell no quieren que desembarque el mini shopping
0221
0221

Vecinos de City Bell no quieren que desembarque el mini shopping

La obra encabezada por tres inmobiliarias comenzará a levantarse frente a la Plaza San Martín de esa localidad, donde está una de las casas fundacionales. Hay quienes tomaron la iniciativa de buena manera, especialmente por las fuentes laborales que podría crear, mientras que también hay un férreo rechazo por el impacto socio ambiental que traería el emprendimiento. 

La venta de las oficinas y locales del nuevo centro comercial que en breve comenzaría a construirse en City Bell comenzó a promocionarse no solo en la vía pública, sino también en las redes sociales. Ahí fue donde se desató el debate luego de que se conocieran más detalles del mini shopping, que tendría lugar frente a la Plaza San Martín de esa localidad. 


Como contó 0221.com.ar, "Bell Paseo Comercial" es impulsado por las inmobiliarias Franco Propiedades, Matías Pastor Bienes Raíces y Betancor Propiedades y ya se encuentra en instancia de pre venta y financiación. 

El centro comercial estará constituido por locales, oficinas, una terraza y un salón de usos múltiples (SUM). Según precisaron las empresas, también tendrá un subsuelo y cocheras, mientras que mantendrá la casona para darle “una característica contemporánea al predio”. 

Este último punto es el que arrancó la polémica, que luego se amplió. En efecto, según explicaban las publicaciones de las empresas en las redes sociales, la obra estará ubicada en la esquina de 467 y 14, donde se encuentra una de las casas fundacionales de esa localidad, una de las principales críticas vecinales. 

"Como vecinos debemos hacer algo para parar el emprendimiento lo mas rápido posible. Ya se perdieron demasiadas casas tradicionales de City Bell", manifestó un vecino en una de las publicaciones en el grupo de Facebook City Bell Ordenado, que cuenta con más de 5.000 miembros. En esa línea, se repetían opiniones que hacían referencia a la "destrucción" o "sacrificio" del patrimonio

Siguiendo con los cuestionamientos, se hizo hincapié en cómo los últimos proyectos inmobiliarios cambiaron no solo la fisonomía sino la calidad de vida de la localidad. "Se está terminando el City Bell tranquilo", "Qué lejos está aquel City Bell que solíamos caminar de casas con jardines y comercios de barrio, donde todos nos conocíamos", eran otros de los comentarios que se repetían en el foro. A su vez, se remarcaba en cómo se colapsaría el tránsito y los servicios públicos en la zona. 

En tanto, hubo voces a favor. Además de resaltar que la gente del barrio "se merece" un centro comercial así, se habló de las fuentes laborales que generaría el emprendimiento en la región, como así también en la revalorización de las propiedades linderas. En ese sentido, quienes se manifestaban su aprobación a la iniciativa recalcaron los cambios de época, el crecimiento poblacional y la necesidad de aggiornarse

Lo cierto es que la discusión en la red social derivó en una encuesta: centro comercial sí o no. Hasta ahora se impone el no por alrededor del 75%

Cabe destacar que no se trata de un monumental proyecto inmobiliario como el que se está levantando en Gonnet, sino que sus dimensiones serían incluso menores a las del Pasaje Rodrigo, de 51 entre 4 y 5.

En ese marco, el proyecto también debe contar con el aval del Concejo Deliberante para poder avanzar con los trabajos y, como todo emprendimiento, debe contar con el informe de impacto ambiental establecido por la Ley provincial 11.723, además de cumplir con la normativa de ordenamiento territorial y uso del suelo, entre otros. El proceso incluye entre sus pasos la consulta y participación previa a sus pobladores y afectados directos previo a su aprobación.

 

La obra encabezada por tres inmobiliarias comenzará a levantarse frente a la Plaza San Martín de esa localidad, donde está una de las casas fundacionales. Hay quienes tomaron la iniciativa de buena manera, especialmente por las fuentes laborales que podría crear, mientras que también hay un férreo rechazo por el impacto socio ambiental que traería el emprendimiento. 

22 de abril de 2019

La venta de las oficinas y locales del nuevo centro comercial que en breve comenzaría a construirse en City Bell comenzó a promocionarse no solo en la vía pública, sino también en las redes sociales. Ahí fue donde se desató el debate luego de que se conocieran más detalles del mini shopping, que tendría lugar frente a la Plaza San Martín de esa localidad. 


Como contó 0221.com.ar, "Bell Paseo Comercial" es impulsado por las inmobiliarias Franco Propiedades, Matías Pastor Bienes Raíces y Betancor Propiedades y ya se encuentra en instancia de pre venta y financiación. 

El centro comercial estará constituido por locales, oficinas, una terraza y un salón de usos múltiples (SUM). Según precisaron las empresas, también tendrá un subsuelo y cocheras, mientras que mantendrá la casona para darle “una característica contemporánea al predio”. 

Este último punto es el que arrancó la polémica, que luego se amplió. En efecto, según explicaban las publicaciones de las empresas en las redes sociales, la obra estará ubicada en la esquina de 467 y 14, donde se encuentra una de las casas fundacionales de esa localidad, una de las principales críticas vecinales. 

"Como vecinos debemos hacer algo para parar el emprendimiento lo mas rápido posible. Ya se perdieron demasiadas casas tradicionales de City Bell", manifestó un vecino en una de las publicaciones en el grupo de Facebook City Bell Ordenado, que cuenta con más de 5.000 miembros. En esa línea, se repetían opiniones que hacían referencia a la "destrucción" o "sacrificio" del patrimonio

Siguiendo con los cuestionamientos, se hizo hincapié en cómo los últimos proyectos inmobiliarios cambiaron no solo la fisonomía sino la calidad de vida de la localidad. "Se está terminando el City Bell tranquilo", "Qué lejos está aquel City Bell que solíamos caminar de casas con jardines y comercios de barrio, donde todos nos conocíamos", eran otros de los comentarios que se repetían en el foro. A su vez, se remarcaba en cómo se colapsaría el tránsito y los servicios públicos en la zona. 

En tanto, hubo voces a favor. Además de resaltar que la gente del barrio "se merece" un centro comercial así, se habló de las fuentes laborales que generaría el emprendimiento en la región, como así también en la revalorización de las propiedades linderas. En ese sentido, quienes se manifestaban su aprobación a la iniciativa recalcaron los cambios de época, el crecimiento poblacional y la necesidad de aggiornarse

Lo cierto es que la discusión en la red social derivó en una encuesta: centro comercial sí o no. Hasta ahora se impone el no por alrededor del 75%

Cabe destacar que no se trata de un monumental proyecto inmobiliario como el que se está levantando en Gonnet, sino que sus dimensiones serían incluso menores a las del Pasaje Rodrigo, de 51 entre 4 y 5.

En ese marco, el proyecto también debe contar con el aval del Concejo Deliberante para poder avanzar con los trabajos y, como todo emprendimiento, debe contar con el informe de impacto ambiental establecido por la Ley provincial 11.723, además de cumplir con la normativa de ordenamiento territorial y uso del suelo, entre otros. El proceso incluye entre sus pasos la consulta y participación previa a sus pobladores y afectados directos previo a su aprobación.

 

COMENTARIOS