Cómo funcionan, qué ofrecen y cuánto sale comer en los buffet de las facultades de la UNLP
0221
0221

Cómo funcionan, qué ofrecen y cuánto sale comer en los buffet de las facultades de la UNLP

En medio de la crisis económica y el aumento de precios, pusimos bajo la lupa la oferta que tienen a su disposición todos aquellos que conforman el mundillo de la UNLP, al momento de querer comer dentro de los negocios que se encuentran en cada una de las casas de estudios. No todos se gestionan de la misma manera y son muy diferentes entre sí, por eso 0221.com.ar te cuenta cuál es el más barato, el que tiene mayor variedad y el que brinda un mejor servicio.

En el ámbito universitario, muchas veces, el lugar de encuentro obligado de cada uno de los actores termina siendo uno: el buffet. Cada facultad tiene el suyo y ninguno es igual al otro. Algunos están concesionados, otros son autogestionados por el centro de estudiantes, y también existen los que están tercerizados pero con injerencia de las agrupaciones que lideran los distintos Centros.

Estudiantes, profesores y trabajadores de la UNLP, consumen a diario en estos lugares. Desayunar, almorzar o tomar algo al paso, cuesta cada vez más y 0221.com.ar te cuenta cuáles son los precios en estos sitios y los detalles en el manejo de cada uno de ellos.

Luego de tener un panorama de lo que sucede en las 17 facultades de la Universidad Nacional de La Plata, podemos decir que la mayoría de los buffet son gestionados por los centros de estudiantes. Los que están concesionados son el de Ciencias Económicas, el de Odontología y uno de los dos que tiene la facultad de Medicina. Por otro lado, encontramos casos con el de Derecho, en donde el negocio principal está tercerizado pero con una clara injerencia de la agrupación que comanda el Centro. A su vez, también se destaca la forma de gestión que tiene el de Astronomía y Geofísica, en donde los estudiantes están en pleno armado de una cooperativa de trabajo.

Para entrar en una comparativa de precios, tomamos como referencia alimentos y bebidas que venden en todos estos lugares, como: el menú del día o milanesa al plato con guarnición, sándwich de jamón y queso, de milanesa, un café con dos medialunas, agua mineral y gaseosa. Es verdad que en muchos de ellos la carta para elegir es muy amplia y es ahí donde marcan la diferencia, aunque estos ítems y comidas son comunes entre todos.

Si tenemos que apuntar cuál es la facultad que presenta la mejor oferta gastronómica, considerando precio y variedad, Medicina es la que pica en punta. Dentro de su predio cuenta con dos establecimientos, uno gestionado por el centro de estudiantes y otro tercerizado. En ambos se pueden encontrar muchas opciones al momento de desayunar, almorzar o merendar, y tienen un espacio amplio para poder consumir. Teniendo la Cola-Cola, de 600 ml, a 30 pesos, y con un menú del día que ronda los $75, arma un buen combo para el mediodía. A esto se le suma la posibilidad de tomarse un café con dos medialunas, por 35 pesos.

Otro de los más completos, es el de Periodismo. Manejado por el centro de estudiantes (Agrupación Rodolfo Walsh), tiene la particularidad de abastecer a una gran cantidad de personas cada mediodía, muchas de las cuales no estudian, ni trabajan en esa facultad, pero si viven y transitan por las cercanías del edificio ubicado en la calle 63 y diagonal 113. Sándwiches de todo tipo y comidas al plato con distintas guarniciones, son su especialidad. Aunque no cuenta con un menú fijo del día, los que asisten se sorprenden con la originalidad en la elaboración, y se puede disfrutar de una pechuga de pollo con abundante puré, papas fritas o ensalada, acompañada por una gaseosa, a tan solo 115 pesos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esto es una pequeña muestritra de los que les espera 🍽🍷👨‍🍳👩‍🍳

Una publicación compartida de LA BANDA DEL BUFFET 👑 (@buffet.perio) el

El panorama en la facultad de Derecho es bastante extraño, ya que funcionan tres buffet dentro de dicha casa de estudios y con diferentes características. El principal está tercerizado, pero desde la Centro tienen injerencia en la contratación del personal, ya que mínimamente el 40% deben ser estudiantes que se inscriben en el sistema de becas. En este lugar, se puede almorzar a un precio muy accesible, ya que el menú del día cuesta alrededor de los 80 pesos y trae incluido un vaso de agua o jugo. Cabe destacar que la agrupación Estudiantes de Abogacía, ganadora en las pasadas elecciones, está gestionando un negocio en el cuarto piso, en el cual se encuentra habilitado el sector de cafetería y piensan ampliar la oferta en poco tiempo.

En Económicas, en tanto, el buffet se encuentra concesionado (inició en el 2018 y es por 2 años y medio). La característica principal y que lo diferencia del resto, es que se vende comida “por peso”. Teniendo en cuenta esto, una vianda de milanesa con ensalada, con bebida incluida, cuesta cerca de 125 pesos. Mientras que para desayunar o merendar, se gasta al menos 45 pesos.

Otro de los que también se encuentra en concesión y está la cima del podio de los más costosos, es el de la Facultad de Odontología. Allí, aunque está tercerizado, el Centro le provee trabajadores a través de un sistema de becas que solicitan los estudiantes. La variedad de comidas al plato es amplia, pero los precios exceden al de cualquier otro. Una milanesa con ensalada puede llegar a costar 130 pesos, mientras que para consumir un café con dos medialunas, se debe abonar 60 pesos.

En Bellas Artes el servicio gastronómico está autogestionado por el Centro, el cual está a cargo de la agrupación Bellas Artes por el Cambio. Funcionando en sus dos sedes, ubicadas sobre diagonal 78, ambos buffet tienen los mismos precios y si los comparamos con los que son manejados por estudiantes, en muchas cosas es el más caro. Almorzar una milanesa con guarnición, acompañada por una gaseosa, cuesta 135 pesos. En cuanto al combo para desayunar o merendar, está dentro de lo normal y sale 40 pesos.

Quizás uno de los más chicos, con menos variedad, pero de los más baratos, es el de Trabajo Social. Puesto en marcha por la Agrupación 26 de junio, cuenta con un espacio para consumir no muy grande y en plenos trabajos de reacondicionamiento. Allí se debe encargar previamente el menú del día, el cual va cambiando pero generalmente ronda los 60 pesos. Las bebidas también son muy accesibles y el precio del agua mineral pequeña es de 25 pesos. A su vez, el café con dos medialunas está a tan solo 30 pesos.

Entre los buffet de las 17 facultades, hay uno de ellos que se destaca por su manera de gestionarlo, y es el de Astronomía y Geofísica. Aquí el lugar es llevado adelante por una cooperativa de trabajo conformada por estudiantes de distintas agrupaciones (Franja Morada y el INTI, entre otros) y están tramitando la formalización de la misma, con el fin de estar en regla y conseguir mayores beneficios para los trabajadores que la integren. El espacio abastece un universo pequeño de personas, en comparación a otros, pero cuenta con buenos precios y el menú del día se puede adquirir a 100 pesos, mientras que la Coca-Cola de 600 ml cuesta 35 pesos.

Siguiendo con la lista, hay dos buffet que son muy parecidos entre sí y están bajo la misma conducción: el de Agronomía y el de Veterinaria. Ambos los comanda Franja Morada y los precios son similares. En el primero de ellos, la capacidad para albergar a los comensales es poca y por eso en su carta presenta una mayor variedad de sándwiches, los cuales van desde los 45 pesos en adelante. Por el lado de los veterinarios, lo que los destaca es el precio de las bebidas, como la Coca-Cola a 30 pesos y el agua mineral a 20 pesos. A esto se le suma la posibilidad de consumir un café con dos medialunas, a solo 30 pesos.

Si nos trasladamos hasta las facultades que se encuentran en el predio cercano a la rotonda de 52 y 122, el panorama de los buffet, autogestionados por los centros de estudiantes, también tienen puntos en común. El de Humanidades presenta una oferta de comidas al plato reducida, pero sí un muy buen servicio de cafetería. Allí el menú del día ronda los 65 pesos, y acompañado por una gaseosa todo termina costando 100 pesos. Muy cerca de este y con similares características edilicias está el de Psicología, manejado por el Frente Independiente y de Lucha, en donde se ofrece un par de opciones de viandas al plato y que cuestan 70 pesos, mientras que el combo de desayuno o merienda sale 45.

Uno de los buffet que se encuentra en constante crecimiento es el de Arquitectura. Lo gestiona el centro de estudiantes (Dale al Frente) y cuenta con un pintoresco espacio para poder consumir. En cuanto a los precios es de los más accesibles y por 85 pesos, comprás el menú del día, más una bebida y una fruta. Los habitués de este sitio, resaltan los buenos sándwich de milanesa de pollo que se pueden conseguir desde 65 pesos.

Otro que se encuentra cerca de allí es el de la Facultad de Ciencias Exactas, el cual está también bajo la tutela de SUMA, agrupación que lidera el Centro. El mismo casi no tiene lugar para que la gente consuma ahí mismo, pero si le ofrece una buena variedad de sándwiches. Al mismo tiempo, las ensaladas y guarniciones de los platos son vendidas “por peso”, dando la chance de regular la cantidad. Pone a disposición un menú del día que promedia los 65 pesos y las gaseosas cuestan 35. Cabe destacar de este lugar, los buenos combos de tostados con bebidas que ofrecen a sus clientes.

Hay dos que se agregan a esta nómina y son, el de Ciencias Naturales y el de Informática. Estas facultades tienen precios muy parecidos y cuentan con un tránsito de personas menor a la de los demás lugares mencionados. A cargo de los distintos centros de estudiantes, el precio de las viandas al plato rondan los 80 pesos y el sándwich de jamón y queso está a 40. El combo de desayuno o merienda se adquiere por 35 pesos.

Por último, nos enfocamos en el buffet de Ingeniería. El mismo está manejado por los estudiantes del Centro y funciona en una gran casona ubicada en sobre calle 47 a metros de avenida 1, frente a dicha facultad. En un amplio espacio, se reparte una gran cantidad de mesas para consumir en el lugar y también un sector para el esparcimiento, donde se puede jugar al ping-pong, entre otras cosas. Tanto las instalaciones, como así también la carta de comidas del lugar, están pensadas para aquellos que compren individualmente y los que prefieran almorzar en grupo. Es el único que vende gaseosas grandes y al precio que se puede adquirir en cualquier almacén. Muchos vecinos de la zona lo eligen por su menú del día, a tan solo 80 pesos.

Después de este breve paneo por los buffet de las 17 facultades, llegamos a la conclusión de que los estudiantes, docentes y trabajadores de la UNLP pueden encontrar una extensa y variada oferta gastronómica dentro de cada casa de estudios, donde en la mayoría de los casos se encuentra al menos una opción para vegetarianos y veganos. Si bien el precio nunca podrá igualar al ticket del comedor universitario (30 pesos), vale destacar que desayunar, almorzar o merendar en estos lugares es más económico que hacerlo en otros locales céntricos de comidas. Cada buffet con su forma, su especialidad y con sus particularidades, es sin dudas un rasgo ineludible y distintivo al momento de hablar de una facultad.

En medio de la crisis económica y el aumento de precios, pusimos bajo la lupa la oferta que tienen a su disposición todos aquellos que conforman el mundillo de la UNLP, al momento de querer comer dentro de los negocios que se encuentran en cada una de las casas de estudios. No todos se gestionan de la misma manera y son muy diferentes entre sí, por eso 0221.com.ar te cuenta cuál es el más barato, el que tiene mayor variedad y el que brinda un mejor servicio.

21 de abril de 2019

En el ámbito universitario, muchas veces, el lugar de encuentro obligado de cada uno de los actores termina siendo uno: el buffet. Cada facultad tiene el suyo y ninguno es igual al otro. Algunos están concesionados, otros son autogestionados por el centro de estudiantes, y también existen los que están tercerizados pero con injerencia de las agrupaciones que lideran los distintos Centros.

Estudiantes, profesores y trabajadores de la UNLP, consumen a diario en estos lugares. Desayunar, almorzar o tomar algo al paso, cuesta cada vez más y 0221.com.ar te cuenta cuáles son los precios en estos sitios y los detalles en el manejo de cada uno de ellos.

Luego de tener un panorama de lo que sucede en las 17 facultades de la Universidad Nacional de La Plata, podemos decir que la mayoría de los buffet son gestionados por los centros de estudiantes. Los que están concesionados son el de Ciencias Económicas, el de Odontología y uno de los dos que tiene la facultad de Medicina. Por otro lado, encontramos casos con el de Derecho, en donde el negocio principal está tercerizado pero con una clara injerencia de la agrupación que comanda el Centro. A su vez, también se destaca la forma de gestión que tiene el de Astronomía y Geofísica, en donde los estudiantes están en pleno armado de una cooperativa de trabajo.

Para entrar en una comparativa de precios, tomamos como referencia alimentos y bebidas que venden en todos estos lugares, como: el menú del día o milanesa al plato con guarnición, sándwich de jamón y queso, de milanesa, un café con dos medialunas, agua mineral y gaseosa. Es verdad que en muchos de ellos la carta para elegir es muy amplia y es ahí donde marcan la diferencia, aunque estos ítems y comidas son comunes entre todos.

Si tenemos que apuntar cuál es la facultad que presenta la mejor oferta gastronómica, considerando precio y variedad, Medicina es la que pica en punta. Dentro de su predio cuenta con dos establecimientos, uno gestionado por el centro de estudiantes y otro tercerizado. En ambos se pueden encontrar muchas opciones al momento de desayunar, almorzar o merendar, y tienen un espacio amplio para poder consumir. Teniendo la Cola-Cola, de 600 ml, a 30 pesos, y con un menú del día que ronda los $75, arma un buen combo para el mediodía. A esto se le suma la posibilidad de tomarse un café con dos medialunas, por 35 pesos.

Otro de los más completos, es el de Periodismo. Manejado por el centro de estudiantes (Agrupación Rodolfo Walsh), tiene la particularidad de abastecer a una gran cantidad de personas cada mediodía, muchas de las cuales no estudian, ni trabajan en esa facultad, pero si viven y transitan por las cercanías del edificio ubicado en la calle 63 y diagonal 113. Sándwiches de todo tipo y comidas al plato con distintas guarniciones, son su especialidad. Aunque no cuenta con un menú fijo del día, los que asisten se sorprenden con la originalidad en la elaboración, y se puede disfrutar de una pechuga de pollo con abundante puré, papas fritas o ensalada, acompañada por una gaseosa, a tan solo 115 pesos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esto es una pequeña muestritra de los que les espera 🍽🍷👨‍🍳👩‍🍳

Una publicación compartida de LA BANDA DEL BUFFET 👑 (@buffet.perio) el

El panorama en la facultad de Derecho es bastante extraño, ya que funcionan tres buffet dentro de dicha casa de estudios y con diferentes características. El principal está tercerizado, pero desde la Centro tienen injerencia en la contratación del personal, ya que mínimamente el 40% deben ser estudiantes que se inscriben en el sistema de becas. En este lugar, se puede almorzar a un precio muy accesible, ya que el menú del día cuesta alrededor de los 80 pesos y trae incluido un vaso de agua o jugo. Cabe destacar que la agrupación Estudiantes de Abogacía, ganadora en las pasadas elecciones, está gestionando un negocio en el cuarto piso, en el cual se encuentra habilitado el sector de cafetería y piensan ampliar la oferta en poco tiempo.

En Económicas, en tanto, el buffet se encuentra concesionado (inició en el 2018 y es por 2 años y medio). La característica principal y que lo diferencia del resto, es que se vende comida “por peso”. Teniendo en cuenta esto, una vianda de milanesa con ensalada, con bebida incluida, cuesta cerca de 125 pesos. Mientras que para desayunar o merendar, se gasta al menos 45 pesos.

Otro de los que también se encuentra en concesión y está la cima del podio de los más costosos, es el de la Facultad de Odontología. Allí, aunque está tercerizado, el Centro le provee trabajadores a través de un sistema de becas que solicitan los estudiantes. La variedad de comidas al plato es amplia, pero los precios exceden al de cualquier otro. Una milanesa con ensalada puede llegar a costar 130 pesos, mientras que para consumir un café con dos medialunas, se debe abonar 60 pesos.

En Bellas Artes el servicio gastronómico está autogestionado por el Centro, el cual está a cargo de la agrupación Bellas Artes por el Cambio. Funcionando en sus dos sedes, ubicadas sobre diagonal 78, ambos buffet tienen los mismos precios y si los comparamos con los que son manejados por estudiantes, en muchas cosas es el más caro. Almorzar una milanesa con guarnición, acompañada por una gaseosa, cuesta 135 pesos. En cuanto al combo para desayunar o merendar, está dentro de lo normal y sale 40 pesos.

Quizás uno de los más chicos, con menos variedad, pero de los más baratos, es el de Trabajo Social. Puesto en marcha por la Agrupación 26 de junio, cuenta con un espacio para consumir no muy grande y en plenos trabajos de reacondicionamiento. Allí se debe encargar previamente el menú del día, el cual va cambiando pero generalmente ronda los 60 pesos. Las bebidas también son muy accesibles y el precio del agua mineral pequeña es de 25 pesos. A su vez, el café con dos medialunas está a tan solo 30 pesos.

Entre los buffet de las 17 facultades, hay uno de ellos que se destaca por su manera de gestionarlo, y es el de Astronomía y Geofísica. Aquí el lugar es llevado adelante por una cooperativa de trabajo conformada por estudiantes de distintas agrupaciones (Franja Morada y el INTI, entre otros) y están tramitando la formalización de la misma, con el fin de estar en regla y conseguir mayores beneficios para los trabajadores que la integren. El espacio abastece un universo pequeño de personas, en comparación a otros, pero cuenta con buenos precios y el menú del día se puede adquirir a 100 pesos, mientras que la Coca-Cola de 600 ml cuesta 35 pesos.

Siguiendo con la lista, hay dos buffet que son muy parecidos entre sí y están bajo la misma conducción: el de Agronomía y el de Veterinaria. Ambos los comanda Franja Morada y los precios son similares. En el primero de ellos, la capacidad para albergar a los comensales es poca y por eso en su carta presenta una mayor variedad de sándwiches, los cuales van desde los 45 pesos en adelante. Por el lado de los veterinarios, lo que los destaca es el precio de las bebidas, como la Coca-Cola a 30 pesos y el agua mineral a 20 pesos. A esto se le suma la posibilidad de consumir un café con dos medialunas, a solo 30 pesos.

Si nos trasladamos hasta las facultades que se encuentran en el predio cercano a la rotonda de 52 y 122, el panorama de los buffet, autogestionados por los centros de estudiantes, también tienen puntos en común. El de Humanidades presenta una oferta de comidas al plato reducida, pero sí un muy buen servicio de cafetería. Allí el menú del día ronda los 65 pesos, y acompañado por una gaseosa todo termina costando 100 pesos. Muy cerca de este y con similares características edilicias está el de Psicología, manejado por el Frente Independiente y de Lucha, en donde se ofrece un par de opciones de viandas al plato y que cuestan 70 pesos, mientras que el combo de desayuno o merienda sale 45.

Uno de los buffet que se encuentra en constante crecimiento es el de Arquitectura. Lo gestiona el centro de estudiantes (Dale al Frente) y cuenta con un pintoresco espacio para poder consumir. En cuanto a los precios es de los más accesibles y por 85 pesos, comprás el menú del día, más una bebida y una fruta. Los habitués de este sitio, resaltan los buenos sándwich de milanesa de pollo que se pueden conseguir desde 65 pesos.

Otro que se encuentra cerca de allí es el de la Facultad de Ciencias Exactas, el cual está también bajo la tutela de SUMA, agrupación que lidera el Centro. El mismo casi no tiene lugar para que la gente consuma ahí mismo, pero si le ofrece una buena variedad de sándwiches. Al mismo tiempo, las ensaladas y guarniciones de los platos son vendidas “por peso”, dando la chance de regular la cantidad. Pone a disposición un menú del día que promedia los 65 pesos y las gaseosas cuestan 35. Cabe destacar de este lugar, los buenos combos de tostados con bebidas que ofrecen a sus clientes.

Hay dos que se agregan a esta nómina y son, el de Ciencias Naturales y el de Informática. Estas facultades tienen precios muy parecidos y cuentan con un tránsito de personas menor a la de los demás lugares mencionados. A cargo de los distintos centros de estudiantes, el precio de las viandas al plato rondan los 80 pesos y el sándwich de jamón y queso está a 40. El combo de desayuno o merienda se adquiere por 35 pesos.

Por último, nos enfocamos en el buffet de Ingeniería. El mismo está manejado por los estudiantes del Centro y funciona en una gran casona ubicada en sobre calle 47 a metros de avenida 1, frente a dicha facultad. En un amplio espacio, se reparte una gran cantidad de mesas para consumir en el lugar y también un sector para el esparcimiento, donde se puede jugar al ping-pong, entre otras cosas. Tanto las instalaciones, como así también la carta de comidas del lugar, están pensadas para aquellos que compren individualmente y los que prefieran almorzar en grupo. Es el único que vende gaseosas grandes y al precio que se puede adquirir en cualquier almacén. Muchos vecinos de la zona lo eligen por su menú del día, a tan solo 80 pesos.

Después de este breve paneo por los buffet de las 17 facultades, llegamos a la conclusión de que los estudiantes, docentes y trabajadores de la UNLP pueden encontrar una extensa y variada oferta gastronómica dentro de cada casa de estudios, donde en la mayoría de los casos se encuentra al menos una opción para vegetarianos y veganos. Si bien el precio nunca podrá igualar al ticket del comedor universitario (30 pesos), vale destacar que desayunar, almorzar o merendar en estos lugares es más económico que hacerlo en otros locales céntricos de comidas. Cada buffet con su forma, su especialidad y con sus particularidades, es sin dudas un rasgo ineludible y distintivo al momento de hablar de una facultad.

COMENTARIOS