0221
0221

Le dispararon en 2016 y sigue internada: "Hace tres años que salió de casa y aún no volvió"

El trágico episodio se registró la mañana del 17 de abril de 2016, cuando la joven y un compañero de facultad caminaban por 17 y 48 después de haber salido de bailar. Fueron baleados por un delincuente -actualmente detenido- que actuó junto a un cómplice que permanece prófugo. 

A tres años del terrible hecho en el cual Belén García Sachetto recibió un disparo al lado de su ojo derecho, Miriam, su mamá, dialogó con 0221.com.ar y contó cómo es el estado actual de la joven que hoy tiene 27 años y cómo es su vida después del hecho que cambió todo para siempre.

Por aquel entonces, Belén estaba cursando el tercer año de la carrera de administración de empresas en la facultad de Ciencias Económicas, bailaba en el Instituto Sarmiento y trabajaba para el Grupo Randazzo. Luego del asalto sufrido esa fatídica mañana de abril de 2016, tuvo que ser internada, permaneció dos meses en el Hospital Rossi y luego fue trasladada a la clínica Fleni, donde todavía se encuentra.

Desde un primer momento, su familia estuvo junto a ella, apoyándola y viralizando su caso a través de las redes sociales. Incluso, se organizaron festivales para colaborar con la causa, sin embargo su mamá sabe que la recuperación va a ser larga: "Hace tres años que Belu salió de casa y aún no volvió. Todavía necesita una cirugía en su cabeza y más rehabilitación. Tienen que hacerle un reemplaquetamiento, una operación que ya le realizaron anteriormente pero que rechazó por una infección. Ya tuvo tres fechas de cirugía que, por distintas razones ajenas a nosotros, se suspendieron. Hoy en día no tenemos fecha, lo cual angustia a Belén porque esto retrasa su regreso a casa".

La situación es delicada ya que las secuelas son importantes y Belén deberá recuperar la movilidad en sus miembros. "Mejoró en la parte cognitiva, pero no en la motriz. No puede hablar ni caminar, aunque sí puede comunicarse a través de una tablet que tiene un sistema de audio", aseguró.

La realidad es angustiante. "Tiene una fuerza de voluntad que es admirable y contagiosa, no te permite aflojar", contó la mujer y agregó que todo lo que ocurrió le genera mucha bronca porque "nunca se sabe en qué momento puede haber otra Belén". "Necesitamos que se aplique la ley de manera ejemplar", cerró.

El trágico episodio se registró la mañana del 17 de abril de 2016, cuando la joven y un compañero de facultad caminaban por 17 y 48 después de haber salido de bailar. Fueron baleados por un delincuente -actualmente detenido- que actuó junto a un cómplice que permanece prófugo. 

17 de abril de 2019

A tres años del terrible hecho en el cual Belén García Sachetto recibió un disparo al lado de su ojo derecho, Miriam, su mamá, dialogó con 0221.com.ar y contó cómo es el estado actual de la joven que hoy tiene 27 años y cómo es su vida después del hecho que cambió todo para siempre.

Por aquel entonces, Belén estaba cursando el tercer año de la carrera de administración de empresas en la facultad de Ciencias Económicas, bailaba en el Instituto Sarmiento y trabajaba para el Grupo Randazzo. Luego del asalto sufrido esa fatídica mañana de abril de 2016, tuvo que ser internada, permaneció dos meses en el Hospital Rossi y luego fue trasladada a la clínica Fleni, donde todavía se encuentra.

Desde un primer momento, su familia estuvo junto a ella, apoyándola y viralizando su caso a través de las redes sociales. Incluso, se organizaron festivales para colaborar con la causa, sin embargo su mamá sabe que la recuperación va a ser larga: "Hace tres años que Belu salió de casa y aún no volvió. Todavía necesita una cirugía en su cabeza y más rehabilitación. Tienen que hacerle un reemplaquetamiento, una operación que ya le realizaron anteriormente pero que rechazó por una infección. Ya tuvo tres fechas de cirugía que, por distintas razones ajenas a nosotros, se suspendieron. Hoy en día no tenemos fecha, lo cual angustia a Belén porque esto retrasa su regreso a casa".

La situación es delicada ya que las secuelas son importantes y Belén deberá recuperar la movilidad en sus miembros. "Mejoró en la parte cognitiva, pero no en la motriz. No puede hablar ni caminar, aunque sí puede comunicarse a través de una tablet que tiene un sistema de audio", aseguró.

La realidad es angustiante. "Tiene una fuerza de voluntad que es admirable y contagiosa, no te permite aflojar", contó la mujer y agregó que todo lo que ocurrió le genera mucha bronca porque "nunca se sabe en qué momento puede haber otra Belén". "Necesitamos que se aplique la ley de manera ejemplar", cerró.

COMENTARIOS

El trágico episodio se registró la mañana del 17 de abril de 2016, cuando la joven y un compañero de facultad caminaban por 17 y 48 después de haber salido de bailar. Fueron baleados por un delincuente -actualmente detenido- que actuó junto a un cómplice que permanece prófugo.