El Bon Odori 2020 ya tiene fecha y comenzaron a prepararlo
0221
0221

El Bon Odori 2020 ya tiene fecha y los japoneses comenzaron a prepararlo

A falta de 9 meses, la Asociación Japonesa La Plata ya despliega todo el manual organizativo en el que no dejan librado al azar ningún detalle. El evento ya se puede ver en Facebook y de esta manera la edición número 21 de este imponente festival comienza a tomar forma.

Cuando faltan exactamente nueve meses, la Asociación Japonesa de La Plata ya está trabajando en la organización del próximo Bon Odori. Será la edición número 21 de este imponente festival que se realiza ininterrumpidamente desde 1999 en el predio la Escuela de aquel país, en Colonia Urquiza. 0221.com.ar había detallado en qué consiste todo el cronograma de preparación que dura casi 1 año y se hace siguiendo los pasos de un protocolo ordenado y puntilloso, para que nada quede librado al azar. Ya está confirmada la fecha: 11 de enero de 2020.

La comunidad nipona de nuestra ciudad ya creó el evento en Facebook y en pocas horas hay casi 200 confirmados. El convocante festejo reúne aproximadamente a 20 mil personas año a año y los organizadores apuestan a más para esta nueva edición de principios de enero de la próxima temporada.

El Bon Odori se hará hace durante la tarde-noche del sábado 11 de enero durante menos de 10 horas. Todos bailan, comen y toman en una atmósfera que simula por un rato un viaje imaginario a la tierra del sol naciente. ¿Cuál es la clave del éxito de esta celebración nipona que se impuso con el correr del tiempo como la más populosa e importante del país?

 

"La organización es la clave", le había dicho el año pasado uno de los organizadores a este portal. Los japoneses, que hacen un culto al orden y la limpieza, cumplen estrictamente una serie de reglas que respetan con una fidelidad y lealtad asombrosas. El Bon Odori se lleva a cabo un sábado de enero, pero la planificación del siguiente comienza tan solo algunos meses después: entre abril y mayo dan el puntapié inicial para preparar el próximo festival. Eso es lo que está pasando por estos días.

"En realidad no sé bien cuál es el secreto; es un conjunto de cosas. Creo que la clave es mantener toda nuestra cultura, que está cada vez más arraigada", pensó un miembro de la colectividad japonesa y organizador de este encuentro-. "Tratamos de mantener toda nuestra cultura y costumbres, al igual que en la comida: todos los productos son japoneses y tienen prioridad", agregó.

La celebración está organizada por la comisión directiva de la Escuela Japonesa de La Plata, integrada tan solo por 10 personas -padres y madres de los alumnos- que tienen un mandato exclusivo de 1 año. La renovación de sus integrantes es simplemente un cambio de nombres y apellidos, porque el método y la manera de pensar y llevar a cabo el trabajo se sostiene en el tiempo, y responde a la manera de ser del japonés. Esa es otra de las claves del éxito. "Toda la organización se va transmitiendo año a año a pesar de que las personas sean distintas. Esa esencia es la que va quedando", especificaron.

Esa comisión a la vez se divide en 25 áreas, cada una con un encargado y responsable a cargo, que se ocupa específicamente de todos los aspectos que hacen al evento: comida, sonido, luces, estacionamiento, trámites, seguridad, logística y demás. Ya desde mayo se comienza a gestionar absolutamente todo. Desde la diagramación de los espectáculos hasta la compra de productos comestibles y los permisos que hay que tramitar con la Municipalidad.

Por lo pronto ya está la fecha para ir agendando, mientras paralelamente los japoneses se organizan en grupo para continuar dándole forma a un festejo que se transformó en un clásico de nuestra ciudad y por el que viene gente de todas partes de la Provincia y el resto del país. Así se mantiene viva la mística que alimenta a una celebración verdaderamente cautivante.

A falta de 9 meses, la Asociación Japonesa La Plata ya despliega todo el manual organizativo en el que no dejan librado al azar ningún detalle. El evento ya se puede ver en Facebook y de esta manera la edición número 21 de este imponente festival comienza a tomar forma.

16 de abril de 2019

Cuando faltan exactamente nueve meses, la Asociación Japonesa de La Plata ya está trabajando en la organización del próximo Bon Odori. Será la edición número 21 de este imponente festival que se realiza ininterrumpidamente desde 1999 en el predio la Escuela de aquel país, en Colonia Urquiza. 0221.com.ar había detallado en qué consiste todo el cronograma de preparación que dura casi 1 año y se hace siguiendo los pasos de un protocolo ordenado y puntilloso, para que nada quede librado al azar. Ya está confirmada la fecha: 11 de enero de 2020.

La comunidad nipona de nuestra ciudad ya creó el evento en Facebook y en pocas horas hay casi 200 confirmados. El convocante festejo reúne aproximadamente a 20 mil personas año a año y los organizadores apuestan a más para esta nueva edición de principios de enero de la próxima temporada.

El Bon Odori se hará hace durante la tarde-noche del sábado 11 de enero durante menos de 10 horas. Todos bailan, comen y toman en una atmósfera que simula por un rato un viaje imaginario a la tierra del sol naciente. ¿Cuál es la clave del éxito de esta celebración nipona que se impuso con el correr del tiempo como la más populosa e importante del país?

 

"La organización es la clave", le había dicho el año pasado uno de los organizadores a este portal. Los japoneses, que hacen un culto al orden y la limpieza, cumplen estrictamente una serie de reglas que respetan con una fidelidad y lealtad asombrosas. El Bon Odori se lleva a cabo un sábado de enero, pero la planificación del siguiente comienza tan solo algunos meses después: entre abril y mayo dan el puntapié inicial para preparar el próximo festival. Eso es lo que está pasando por estos días.

"En realidad no sé bien cuál es el secreto; es un conjunto de cosas. Creo que la clave es mantener toda nuestra cultura, que está cada vez más arraigada", pensó un miembro de la colectividad japonesa y organizador de este encuentro-. "Tratamos de mantener toda nuestra cultura y costumbres, al igual que en la comida: todos los productos son japoneses y tienen prioridad", agregó.

La celebración está organizada por la comisión directiva de la Escuela Japonesa de La Plata, integrada tan solo por 10 personas -padres y madres de los alumnos- que tienen un mandato exclusivo de 1 año. La renovación de sus integrantes es simplemente un cambio de nombres y apellidos, porque el método y la manera de pensar y llevar a cabo el trabajo se sostiene en el tiempo, y responde a la manera de ser del japonés. Esa es otra de las claves del éxito. "Toda la organización se va transmitiendo año a año a pesar de que las personas sean distintas. Esa esencia es la que va quedando", especificaron.

Esa comisión a la vez se divide en 25 áreas, cada una con un encargado y responsable a cargo, que se ocupa específicamente de todos los aspectos que hacen al evento: comida, sonido, luces, estacionamiento, trámites, seguridad, logística y demás. Ya desde mayo se comienza a gestionar absolutamente todo. Desde la diagramación de los espectáculos hasta la compra de productos comestibles y los permisos que hay que tramitar con la Municipalidad.

Por lo pronto ya está la fecha para ir agendando, mientras paralelamente los japoneses se organizan en grupo para continuar dándole forma a un festejo que se transformó en un clásico de nuestra ciudad y por el que viene gente de todas partes de la Provincia y el resto del país. Así se mantiene viva la mística que alimenta a una celebración verdaderamente cautivante.

COMENTARIOS