Cuando el partido estaba terminado, Pitana vio penal y dejó con las manos vacías al Lobo
0221
0221

Cuando el partido estaba terminado, Pitana vio penal y dejó con las manos vacías al Lobo

El tiempo agregado ya se había cumplido pero Pitana sancionó penal luego de un córner. Maxi Rodríguez le dio el triunfo a su equipo. El local hizo mejor las cosas pero no pudo batir a Alan Aguerre, quien fue la figura en el Bosque. La vuelta será el próximo domingo en Rosario.

Gimnasia sufrió una dolorosa en su debut en la Copa de la Superliga. Los locales merecieron mejor suerte pero enfrente la Lepra tuvo bajo los tres palos a un magistral Alan Aguerre. Los del Indio Ortiz fueron superiores en los 90 minutos pero, cuando el partido se moría, el árbitro Néstor Pitana sancionó una mano de Franco Mussis. Maxi Rodríguez marcó el 1 a 0 de penal y silenció el Bosque. Víctor Ayala –de buen partido- se fue expulsado. El club mens sana tiene que ganar en Rosario y tiene que marcar, al menos, dos goles.

Durante los primeros pasajes del encuentro, Gimnasia trató de imponerse con el empuje de su gente y aprovechar el buen pie de Braian Mansilla y Lorenzo Faravello. Newell’s, por su parte, intentó jugar con sus volantes centrales Jerónimo Cacciabue y Braian Rivero.

A los 9 minutos, la Lepra recuperó una pelota en mitad de cancha. Maxi Rodríguez frotó la lámpara y puso a correr a Luis Leal, quien remató violentamente contra el arco defendido por Alexis Martín Arias. La pelota se fue cerca del poste izquierdo.

Nuevamente la Fiera Rodríguez provocó otra situación de gol cuando dominó el balón en el extremo del área tripera pero Maximiliano Coronel logró despejarlo. El equipo del Indio Ortiz no lograba imponerse ante el juego del club rosarino y tanto Faravelli como Víctor Ayala no podían plantar bandera en el mediocampo.

La primera jugada del Lobo fue a los 25, cuando Ayala se hizo cargo de la ejecución de un tiro libre. El paraguayo remató al arco y Alan Aguerre respondió de muy buena forma para despejarla al córner.

A pesar de que no eran ataques elaborados, los triperos se las ingeniaron para buscar a Jan Carlos Hurtado, quien complicó a la defensa visitante con cada una de sus intervenciones. Cerca de los 30, Gimnasia era más que rival y contaba con las mejores situaciones del partido. Tal es así que, Horacio Tijanovich realizó una gran jugada para sacarse de encima a Aguerre y disparar con el arco libre. Cuando parecía que  estaba el primero, el defensor  Teodoro Paredes se lució para salvar a su equipo.

Con un Gimnasia claro dominador de las acciones, Ayala volvió a hacerse cargo de otro tiro libre y el arquero leproso volvió a ganarle el duelo al paraguayo. Los del Indio le encontraban la vuelta al esquema que puso en cancha Héctor Bidoglio.

El segundo fue muy desprolijo y los equipos se prestaron la pelota en los diferentes pasajes. Maxi tuvo un remate de larga distancia pero se fue lejos del arco de Martín Arias. El Lobo no se quedó atrás y Tijanovich volvió a tener la jugada más clara pero remató pero Aguerre nuevamente se lució con una gran estirada.

El Indio metió mano en su equipo y mandó a la cancha a Santiago Silva y  a Jesús Vargas para quebrar el cero. Los cambios no surtieron el efecto en el desarrollo del juego. De hecho, en ese lapso, la Fiera tuvo la más clara de todo el partido. Luego de un gran disparo, Martín Arias tuvo que esforzarse para enviarla al córner.

A los 38, cuando el Lobo se plantaba en el campo rival, la Lepra logró sacar una contra con Denis Rodríguez pero cuando encaró para el arco de Martín Arias el jugador rosarino fue derribado por Ayala. Pitana no dudó en expulsar al paraguayo y así dejó con uno menos a su equipo.

El Lobo contó con dos oportunidades para quebrar el cero pero Alan Aguerre le volvió a negar el grito a los locales. Un minuto más tarde, cuando el partido se moría, el árbitro Pitana cobró una mano de Franco Mussis en el área y sancionó penal. Maxi Rodríguez se hizo cargo de la ejecución y le dio el triunfo a los rosarinos.

Gimnasia sufrió una dura derrota por el partido de ida por la Copa de la Superliga. No por el juego sino por la manera en la que se dio. De esta forma, se ve obligado a traerse un buen resultado en Rosario si quiere seguir en la competición. Hurtado, Ayala y Piovi fueron los puntos fuertes en el conjunto dirigido por el Indio Ortiz. Ahora, el Lobo deberá ganar en el próximo en el Coloso del Parque de la Independencia y deberá marcar  dos goles como mínimo.  

El tiempo agregado ya se había cumplido pero Pitana sancionó penal luego de un córner. Maxi Rodríguez le dio el triunfo a su equipo. El local hizo mejor las cosas pero no pudo batir a Alan Aguerre, quien fue la figura en el Bosque. La vuelta será el próximo domingo en Rosario.

12 de abril de 2019

Gimnasia sufrió una dolorosa en su debut en la Copa de la Superliga. Los locales merecieron mejor suerte pero enfrente la Lepra tuvo bajo los tres palos a un magistral Alan Aguerre. Los del Indio Ortiz fueron superiores en los 90 minutos pero, cuando el partido se moría, el árbitro Néstor Pitana sancionó una mano de Franco Mussis. Maxi Rodríguez marcó el 1 a 0 de penal y silenció el Bosque. Víctor Ayala –de buen partido- se fue expulsado. El club mens sana tiene que ganar en Rosario y tiene que marcar, al menos, dos goles.

Durante los primeros pasajes del encuentro, Gimnasia trató de imponerse con el empuje de su gente y aprovechar el buen pie de Braian Mansilla y Lorenzo Faravello. Newell’s, por su parte, intentó jugar con sus volantes centrales Jerónimo Cacciabue y Braian Rivero.

A los 9 minutos, la Lepra recuperó una pelota en mitad de cancha. Maxi Rodríguez frotó la lámpara y puso a correr a Luis Leal, quien remató violentamente contra el arco defendido por Alexis Martín Arias. La pelota se fue cerca del poste izquierdo.

Nuevamente la Fiera Rodríguez provocó otra situación de gol cuando dominó el balón en el extremo del área tripera pero Maximiliano Coronel logró despejarlo. El equipo del Indio Ortiz no lograba imponerse ante el juego del club rosarino y tanto Faravelli como Víctor Ayala no podían plantar bandera en el mediocampo.

La primera jugada del Lobo fue a los 25, cuando Ayala se hizo cargo de la ejecución de un tiro libre. El paraguayo remató al arco y Alan Aguerre respondió de muy buena forma para despejarla al córner.

A pesar de que no eran ataques elaborados, los triperos se las ingeniaron para buscar a Jan Carlos Hurtado, quien complicó a la defensa visitante con cada una de sus intervenciones. Cerca de los 30, Gimnasia era más que rival y contaba con las mejores situaciones del partido. Tal es así que, Horacio Tijanovich realizó una gran jugada para sacarse de encima a Aguerre y disparar con el arco libre. Cuando parecía que  estaba el primero, el defensor  Teodoro Paredes se lució para salvar a su equipo.

Con un Gimnasia claro dominador de las acciones, Ayala volvió a hacerse cargo de otro tiro libre y el arquero leproso volvió a ganarle el duelo al paraguayo. Los del Indio le encontraban la vuelta al esquema que puso en cancha Héctor Bidoglio.

El segundo fue muy desprolijo y los equipos se prestaron la pelota en los diferentes pasajes. Maxi tuvo un remate de larga distancia pero se fue lejos del arco de Martín Arias. El Lobo no se quedó atrás y Tijanovich volvió a tener la jugada más clara pero remató pero Aguerre nuevamente se lució con una gran estirada.

El Indio metió mano en su equipo y mandó a la cancha a Santiago Silva y  a Jesús Vargas para quebrar el cero. Los cambios no surtieron el efecto en el desarrollo del juego. De hecho, en ese lapso, la Fiera tuvo la más clara de todo el partido. Luego de un gran disparo, Martín Arias tuvo que esforzarse para enviarla al córner.

A los 38, cuando el Lobo se plantaba en el campo rival, la Lepra logró sacar una contra con Denis Rodríguez pero cuando encaró para el arco de Martín Arias el jugador rosarino fue derribado por Ayala. Pitana no dudó en expulsar al paraguayo y así dejó con uno menos a su equipo.

El Lobo contó con dos oportunidades para quebrar el cero pero Alan Aguerre le volvió a negar el grito a los locales. Un minuto más tarde, cuando el partido se moría, el árbitro Pitana cobró una mano de Franco Mussis en el área y sancionó penal. Maxi Rodríguez se hizo cargo de la ejecución y le dio el triunfo a los rosarinos.

Gimnasia sufrió una dura derrota por el partido de ida por la Copa de la Superliga. No por el juego sino por la manera en la que se dio. De esta forma, se ve obligado a traerse un buen resultado en Rosario si quiere seguir en la competición. Hurtado, Ayala y Piovi fueron los puntos fuertes en el conjunto dirigido por el Indio Ortiz. Ahora, el Lobo deberá ganar en el próximo en el Coloso del Parque de la Independencia y deberá marcar  dos goles como mínimo.  

COMENTARIOS