Feinmann criticó a un docente de la UNLP y los estudiantes estallaron
0221
0221

Feinmann criticó a un docente e investigador de la UNLP y los estudiantes estallaron

Desde distintos sectores criticaron el accionar del reconocido periodista de A24 tras sus polémicos dichos a los que consideraron como homofóbicos. El conductor criticó el trabajo del investgador del CONICET y los estudiantes denunciaron que Feimann busca deslegitimar su labor. Malestar en la comunidad científica.

La comunidad científica de La Plata se manifestó en contra de los dichos que realizó el periodista de A24 Eduardo Feinmann en la emisión de su programa el pasado jueves, cuando el conductor se tomó unos minutos para criticar el trabajo de Facundo Nazareno Saxe, quien es doctor, docente e investigador de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

"Desestima su compromiso político desde la disidencia sexual como parte de un posicionamiento de disputa dentro de los espacios de construcción del conocimiento", reza el comunicado que emitió ATE CONICET La Plata para repudiar los dichos.

En el noticiero de A24, el periodista tomó su celular para criticar a Saxe por la investigación "Memoria queer e historieta anal: cuando el cómic nos abre el culo (y nos gusta)". Según la descripción, el trabajo intenta "rastrear y pensar ciertas cuestiones vinculadas a la disidencia sexual y las sexo-subversivas en el marco de lo que podríamos llamar memoria queer y autohistoria sexo-disidente". Sin embargo, el conductor comenzó a burlarse de la descripción de Twitter del investigador y docente de la UNLP, a tal punto que descalificó al ente que nuclea a los científicos argentinos y lo llamo el "ÑoquiCET".

Las críticas llegan justo en medio de los recortes que el Gobierno viene impulsando en el área. El 5 de abril pasado, el CONICET publicó la lista de la última convocatoria de científicos para ingresar a la carrera de investigador del organismo estatal y los resultados no fueron nada alentadores: más de dos mil doctores quedaron fuera del sistema nacional y solo ingresaron cerca de 450.

Rápidamente, toda la comunidad universitaria y científica de la ciudad empezó a repudiar los dichos de Feinmann y realizaron distintas publicaciones en redes sociales para criticar su accionar. "Exigimos una enérgica respuesta desde los órganos institucionales que tienen la función de velar por la no discriminación y por una comunicación plural, diversa e inclusiva y están llamados a intervenir en este tipo de ataques en el que, desde los medios hegemónicos de comunicación, se alientan los discursos de odio y discriminatorios, atentan contra la pluralidad de representaciones, estigmatizan a los colectivos de diversidad sexual e identidad de género", escribieron en la página del Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Género.

Las propias autoridades de la facultad de Humanas y Ciencias de la Educación expresaron su "solidaridad" y "acompañamiento" con el docente. "Feinmann desplegó comentarios agraviantes a la persona y al trabajo de Saxe, que incluyeron un discurso de odio, homofóbico y xenófobo; la denostación de sus temas de investigación que incluyen la perspectiva queer, el respeto a la diversidad y las cuestiones de género en general; y una violenta manipulación de información referente a su persona extraída de sus perfiles en las redes sociales", escribieron desde la unidad académica y agregaron que "esta violenta embestida fue reproducida de manera ampliada en redes y desencadenó otras manifestaciones de odio, afectando a Saxe y a sus vínculos más cercanos de familiares, amigos y compañeros de trabajo".

En ese marco, la Facultad repudió "del modo más enérgico estas prácticas, que se originan en un intento de desacreditar la producción académica" de su colega y "constituyen actos de apología e incitación a la violencia que apuntan a cercenar la libertad de expresión y, como potenciales crímenes de odio, no pueden ser admitidas ni toleradas de ninguna manera".

Lo cierto que esta no es la primera vez que el periodista aprovecha para criticar duramente las investigaciones que realizan los miembros del CONICET y, en esta oportunidad, tocó a un prestigioso docente de la UNLP, lo que generó el repudio de diferentes sectores que son actores importantes de la políticas universitaria local .

Desde distintos sectores criticaron el accionar del reconocido periodista de A24 tras sus polémicos dichos a los que consideraron como homofóbicos. El conductor criticó el trabajo del investgador del CONICET y los estudiantes denunciaron que Feimann busca deslegitimar su labor. Malestar en la comunidad científica.

12 de abril de 2019

La comunidad científica de La Plata se manifestó en contra de los dichos que realizó el periodista de A24 Eduardo Feinmann en la emisión de su programa el pasado jueves, cuando el conductor se tomó unos minutos para criticar el trabajo de Facundo Nazareno Saxe, quien es doctor, docente e investigador de la facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación.

"Desestima su compromiso político desde la disidencia sexual como parte de un posicionamiento de disputa dentro de los espacios de construcción del conocimiento", reza el comunicado que emitió ATE CONICET La Plata para repudiar los dichos.

En el noticiero de A24, el periodista tomó su celular para criticar a Saxe por la investigación "Memoria queer e historieta anal: cuando el cómic nos abre el culo (y nos gusta)". Según la descripción, el trabajo intenta "rastrear y pensar ciertas cuestiones vinculadas a la disidencia sexual y las sexo-subversivas en el marco de lo que podríamos llamar memoria queer y autohistoria sexo-disidente". Sin embargo, el conductor comenzó a burlarse de la descripción de Twitter del investigador y docente de la UNLP, a tal punto que descalificó al ente que nuclea a los científicos argentinos y lo llamo el "ÑoquiCET".

Las críticas llegan justo en medio de los recortes que el Gobierno viene impulsando en el área. El 5 de abril pasado, el CONICET publicó la lista de la última convocatoria de científicos para ingresar a la carrera de investigador del organismo estatal y los resultados no fueron nada alentadores: más de dos mil doctores quedaron fuera del sistema nacional y solo ingresaron cerca de 450.

Rápidamente, toda la comunidad universitaria y científica de la ciudad empezó a repudiar los dichos de Feinmann y realizaron distintas publicaciones en redes sociales para criticar su accionar. "Exigimos una enérgica respuesta desde los órganos institucionales que tienen la función de velar por la no discriminación y por una comunicación plural, diversa e inclusiva y están llamados a intervenir en este tipo de ataques en el que, desde los medios hegemónicos de comunicación, se alientan los discursos de odio y discriminatorios, atentan contra la pluralidad de representaciones, estigmatizan a los colectivos de diversidad sexual e identidad de género", escribieron en la página del Centro Interdisciplinario de Investigaciones en Género.

Las propias autoridades de la facultad de Humanas y Ciencias de la Educación expresaron su "solidaridad" y "acompañamiento" con el docente. "Feinmann desplegó comentarios agraviantes a la persona y al trabajo de Saxe, que incluyeron un discurso de odio, homofóbico y xenófobo; la denostación de sus temas de investigación que incluyen la perspectiva queer, el respeto a la diversidad y las cuestiones de género en general; y una violenta manipulación de información referente a su persona extraída de sus perfiles en las redes sociales", escribieron desde la unidad académica y agregaron que "esta violenta embestida fue reproducida de manera ampliada en redes y desencadenó otras manifestaciones de odio, afectando a Saxe y a sus vínculos más cercanos de familiares, amigos y compañeros de trabajo".

En ese marco, la Facultad repudió "del modo más enérgico estas prácticas, que se originan en un intento de desacreditar la producción académica" de su colega y "constituyen actos de apología e incitación a la violencia que apuntan a cercenar la libertad de expresión y, como potenciales crímenes de odio, no pueden ser admitidas ni toleradas de ninguna manera".

Lo cierto que esta no es la primera vez que el periodista aprovecha para criticar duramente las investigaciones que realizan los miembros del CONICET y, en esta oportunidad, tocó a un prestigioso docente de la UNLP, lo que generó el repudio de diferentes sectores que son actores importantes de la políticas universitaria local .

COMENTARIOS