0221
0221

Declaró la ayudante del guardavidas que debía cuidar a Lucas Lin y complicó a las autoridades del colegio Lincoln

Carolina Muro era la ayudante del guardavidas Martín Argüelles de la colonia de vacaciones del colegio Lincoln. Ambos estaban a cargo del contingente de chicos entre los que se encontraba el pequeño de cinco años que cayó a la pileta y murió ahogado. La joven apuntó contra las autoridades y complicó aún más su situación.

Así como ya lo había hecho Marcos Echaniz, el encargado de la colonia, la ayudante del guardavidas que se encontraba a cargo del grupo de chicos que compartía Lucas Lin apuntó contra las autoridades. Dijo que le pidieron que cambie su declaración para que el seguro que tienen contratado corra con los gastos de indemnizaciones ante eventuales demandas de la familia del pequeño.

La joven, que está procesada por el delito de abandono de persona seguido de muerte, también reveló que estaba sola al cuidado de 17 chicos. En ese marco, también complicó la situación del guardavidas y del propio Echaniz, quien además responde por una figura legal menos crítica: homicidio culposo.

 

Por el momento la fiscal Cecilia Corfield centró la investigación en empleados de la colonia, no así en las autoridades de la institución, aunque queda mucha prueba por producir en el expediente y no se descarta que la arista empresarial del caso deposite en prisión a los propietarios del colegio.

Sobre este tópico (entre otros) trabajan los abogados Andrea Reynoso y Matías Pietra Sanz, quienes patrocinan a la familia Lin en la causa penal.

El pasado viernes 8 de marzo, en tanto, la justicia Penal platense dictó una medida cautelar que prohíbe a autoridades y docentes de la institución, tener contacto alguno por cualquier vía con la familia del menor ahogado el 5 de febrero en la pileta del predio de la localidad de San Carlos, donde funcionó la colonia de verano de la institución.

La prohibición de contacto tiene una duración de 30 días. La familia Lin denunció que fue hostigada por autoridades y abogados de la institución para que desistan seguir adelante con la causa penal. “Llamaban por teléfono varias veces al día, se le metían en el supermercado y hasta le ofrecieron dos años de escuela gratis para el hermano menor que también concurría al establecimiento pero que ya comenzó las clases en otra escuela”, detallaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

La muerte del menor estremeció a la opinión pública de La Plata y generó apoyo desde diversas partes del mundo para la familia Lin en su reclamo de justicia.

El pequeño murió ahogado tras pasar varios minutos sumergido en la pileta del predio. Por razones que aún buscan ser determinadas, Lucas llegó hasta la parte más profunda de la pileta y cayó al agua, de donde no pudo salir. Cuando los docentes descubrieron lo que pasaba se comunicaron con los servicios de emergencia, pero los enfermeros no pudieron hacer nada para salvarlo.

Carolina Muro era la ayudante del guardavidas Martín Argüelles de la colonia de vacaciones del colegio Lincoln. Ambos estaban a cargo del contingente de chicos entre los que se encontraba el pequeño de cinco años que cayó a la pileta y murió ahogado. La joven apuntó contra las autoridades y complicó aún más su situación.

18 de marzo de 2019

Así como ya lo había hecho Marcos Echaniz, el encargado de la colonia, la ayudante del guardavidas que se encontraba a cargo del grupo de chicos que compartía Lucas Lin apuntó contra las autoridades. Dijo que le pidieron que cambie su declaración para que el seguro que tienen contratado corra con los gastos de indemnizaciones ante eventuales demandas de la familia del pequeño.

La joven, que está procesada por el delito de abandono de persona seguido de muerte, también reveló que estaba sola al cuidado de 17 chicos. En ese marco, también complicó la situación del guardavidas y del propio Echaniz, quien además responde por una figura legal menos crítica: homicidio culposo.

 

Por el momento la fiscal Cecilia Corfield centró la investigación en empleados de la colonia, no así en las autoridades de la institución, aunque queda mucha prueba por producir en el expediente y no se descarta que la arista empresarial del caso deposite en prisión a los propietarios del colegio.

Sobre este tópico (entre otros) trabajan los abogados Andrea Reynoso y Matías Pietra Sanz, quienes patrocinan a la familia Lin en la causa penal.

El pasado viernes 8 de marzo, en tanto, la justicia Penal platense dictó una medida cautelar que prohíbe a autoridades y docentes de la institución, tener contacto alguno por cualquier vía con la familia del menor ahogado el 5 de febrero en la pileta del predio de la localidad de San Carlos, donde funcionó la colonia de verano de la institución.

La prohibición de contacto tiene una duración de 30 días. La familia Lin denunció que fue hostigada por autoridades y abogados de la institución para que desistan seguir adelante con la causa penal. “Llamaban por teléfono varias veces al día, se le metían en el supermercado y hasta le ofrecieron dos años de escuela gratis para el hermano menor que también concurría al establecimiento pero que ya comenzó las clases en otra escuela”, detallaron fuentes judiciales a 0221.com.ar.

La muerte del menor estremeció a la opinión pública de La Plata y generó apoyo desde diversas partes del mundo para la familia Lin en su reclamo de justicia.

El pequeño murió ahogado tras pasar varios minutos sumergido en la pileta del predio. Por razones que aún buscan ser determinadas, Lucas llegó hasta la parte más profunda de la pileta y cayó al agua, de donde no pudo salir. Cuando los docentes descubrieron lo que pasaba se comunicaron con los servicios de emergencia, pero los enfermeros no pudieron hacer nada para salvarlo.

COMENTARIOS

Carolina Muro era la ayudante del guardavidas Martín Argüelles de la colonia de vacaciones del colegio Lincoln. Ambos estaban a cargo del contingente de chicos entre los que se encontraba el pequeño de cinco años que cayó a la pileta y murió ahogado. La joven apuntó contra las autoridades y complicó aún más su situación.