0221
0221

Estudiantes será local en La Plata tras 261 días y otra vez vuelve a jugarse su futuro

Tras el ya lejano triunfo por 3 a 1 frente a Nacional de Montevideo el 24 de mayo del año pasado que lo clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores, el Pincha volverá a jugar en el Estadio Único. Llega con la necesidad de regresar a la buena senda.

Las circunstancias vuelven a convertir el cotejo con Patronato en un partido clave, determinante como el de aquella noche copera, la última que el Pincha jugó en la ciudad. En esa oportunidad Leandro Benítez completaba su interinato y el resonante triunfo lo catapultó a ser confirmado como entrenador principal semanas después. Con el Patrón también será decisivo, porque hoy los malos resultados acechan y el propio DT albirrojo se puso límites: "después del partido con Patronato veremos como se sigue".

Lo curioso es que el Chino dirigió una sola vez en 25 y 32 y fue esa recordada noche, donde estrenó un impecable traje negro, camisa blanca y corbata. Andújar; Sánchez, Schunke, Desábato y Dubarbier; Rodríguez, Braña, Gómez y Lattanzio; Melano y Pavone fueron titulares, mientras que Otero, Zuqui y Lugüercio ingresaron en el complemento.


Todo comenzó de la peor manera, ya que Matías Zunino abrió el marcador en el inicio del juego y obligó al Pincha a convertir tres goles. El empate recién llegó a los 15 del complemento con un penal convertido por Ferney Otero. A los 23 minutos de esa etapa, Melano marcó el 2 a 1 y al León todavía le faltaba uno más.

A los 34, el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar expulsó a Braña, aunque ya había expulsado a Bergessio. A los 38, el Chino decidió la salida de Desábato, en lo que terminó siendo su última vez como futbolista profesional. A los 44 el referee marcó un segundo penal -discutido por cierto- de Espino a Pavone y el colombiano volvió a marcar para sellar el triunfo y clasificación.

Estudiantes y Benítez otra vez en La Plata. Después de más de ocho meses, las necesidades son las mismas el Pincha vuelve a jugarse su futuro.

Tras el ya lejano triunfo por 3 a 1 frente a Nacional de Montevideo el 24 de mayo del año pasado que lo clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores, el Pincha volverá a jugar en el Estadio Único. Llega con la necesidad de regresar a la buena senda.

09 de febrero de 2019

Las circunstancias vuelven a convertir el cotejo con Patronato en un partido clave, determinante como el de aquella noche copera, la última que el Pincha jugó en la ciudad. En esa oportunidad Leandro Benítez completaba su interinato y el resonante triunfo lo catapultó a ser confirmado como entrenador principal semanas después. Con el Patrón también será decisivo, porque hoy los malos resultados acechan y el propio DT albirrojo se puso límites: "después del partido con Patronato veremos como se sigue".

Lo curioso es que el Chino dirigió una sola vez en 25 y 32 y fue esa recordada noche, donde estrenó un impecable traje negro, camisa blanca y corbata. Andújar; Sánchez, Schunke, Desábato y Dubarbier; Rodríguez, Braña, Gómez y Lattanzio; Melano y Pavone fueron titulares, mientras que Otero, Zuqui y Lugüercio ingresaron en el complemento.


Todo comenzó de la peor manera, ya que Matías Zunino abrió el marcador en el inicio del juego y obligó al Pincha a convertir tres goles. El empate recién llegó a los 15 del complemento con un penal convertido por Ferney Otero. A los 23 minutos de esa etapa, Melano marcó el 2 a 1 y al León todavía le faltaba uno más.

A los 34, el árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar expulsó a Braña, aunque ya había expulsado a Bergessio. A los 38, el Chino decidió la salida de Desábato, en lo que terminó siendo su última vez como futbolista profesional. A los 44 el referee marcó un segundo penal -discutido por cierto- de Espino a Pavone y el colombiano volvió a marcar para sellar el triunfo y clasificación.

Estudiantes y Benítez otra vez en La Plata. Después de más de ocho meses, las necesidades son las mismas el Pincha vuelve a jugarse su futuro.

COMENTARIOS

Tras el ya lejano triunfo por 3 a 1 frente a Nacional de Montevideo el 24 de mayo del año pasado que lo clasificó para los octavos de final de la Copa Libertadores, el Pincha volverá a jugar en el Estadio Único. Llega con la necesidad de regresar a la buena senda.