Científicos de la UNLP impulsan una cruzada para salvar la semilla del tomate platense
0221
0221

Científicos de la UNLP impulsan una cruzada para salvar la semilla del tomate platense

A través de la Secretaría de Extensión, la casa de alto estudios impulsó un proyecto para cuidar nueve tipos de semilla para cultivar tomates. El proyecto funciona desde 2013 y nuclea a las cooperativas de productores familiares de la zona, junto a docentes, estudiantes y graduados.

En la previa de la decimoquinta edición de la Fiesta del Tomate Platense, la UNLP continúa trabajando para rescatar y conservar más de nueve tipos de semillas de esta fruta para que puedan ser sembradas el próximo año. De esta forma, decenas de productores del cinturón hortícola pueden garantizar la calidad y la perdurabilidad de las variedades locales a muy bajo costo.

El proyecto impulsado por la Secretaría de Extensión, el "Banco de Germoplasma", funciona desde 2013 y nuclea a las cooperativas de productores familiares de la zona, junto a docentes, estudiantes y graduados de las facultades de Ciencias Exactas, Veterinaria, Agronomía, Humanidades e Ingeniería y a los colegios Nacional, Liceo y Bachillerato de Bellas Artes.

"En el banco realizamos la extracción y limpieza de las semillas de los productos que nos proporcionan las cooperativas hortícolas de la zona, las secamos y las conservamos en frío para que estén disponibles para la próxima campaña", explicó el biotecnólogo, Amadeo Cattáneo.

En concreto, la técnica permite que las semillas mantengan intactas sus propiedades, de manera que pueden ser sembradas con éxito al cabo de un año y así obtener tomates de excelente calidad.

El proyecto impulsa  un espacio de participación que permita poner al servicio de la producción local las herramientas técnicas y los recursos humanos de la UNLP, en la búsqueda de un modelo que priorice a los productores, consumidores y el cuidado del ambiente por sobre los intereses del mercado.

"El mercado de las semillas hortícolas está dominado por cuatro grupos que concentran a la gran mayoría de empresas productoras, y que son las que manejan el precio de los productos y de los agroquímicos, haciendo que quienes se dedican a la agricultura familiar dependan de ellas", señaló Cattáneo y añadió que "las diferencias de precio son abismales, un kilo de semillas híbridas, desarrolladas combinando las mejores características de las plantas de tomate, cuesta cerca de 90.000 dólares; mientras que un kilo de semillas de tomate platense puede conseguirse a 150 dólares".

En relación a una nueva edición de la Fiesta del Tomate Platense, el evento se realizará en la Estación Experimental Julio Hirschhorn que la UNLP posee en avenida 66 y 167, Los Hornos. El evento se desarrollará de 10 a 20 y el Banco de Germoplasma tendrá un stand para todo su equipo.

A través de la Secretaría de Extensión, la casa de alto estudios impulsó un proyecto para cuidar nueve tipos de semilla para cultivar tomates. El proyecto funciona desde 2013 y nuclea a las cooperativas de productores familiares de la zona, junto a docentes, estudiantes y graduados.

13 de febrero de 2019

En la previa de la decimoquinta edición de la Fiesta del Tomate Platense, la UNLP continúa trabajando para rescatar y conservar más de nueve tipos de semillas de esta fruta para que puedan ser sembradas el próximo año. De esta forma, decenas de productores del cinturón hortícola pueden garantizar la calidad y la perdurabilidad de las variedades locales a muy bajo costo.

El proyecto impulsado por la Secretaría de Extensión, el "Banco de Germoplasma", funciona desde 2013 y nuclea a las cooperativas de productores familiares de la zona, junto a docentes, estudiantes y graduados de las facultades de Ciencias Exactas, Veterinaria, Agronomía, Humanidades e Ingeniería y a los colegios Nacional, Liceo y Bachillerato de Bellas Artes.

"En el banco realizamos la extracción y limpieza de las semillas de los productos que nos proporcionan las cooperativas hortícolas de la zona, las secamos y las conservamos en frío para que estén disponibles para la próxima campaña", explicó el biotecnólogo, Amadeo Cattáneo.

En concreto, la técnica permite que las semillas mantengan intactas sus propiedades, de manera que pueden ser sembradas con éxito al cabo de un año y así obtener tomates de excelente calidad.

El proyecto impulsa  un espacio de participación que permita poner al servicio de la producción local las herramientas técnicas y los recursos humanos de la UNLP, en la búsqueda de un modelo que priorice a los productores, consumidores y el cuidado del ambiente por sobre los intereses del mercado.

"El mercado de las semillas hortícolas está dominado por cuatro grupos que concentran a la gran mayoría de empresas productoras, y que son las que manejan el precio de los productos y de los agroquímicos, haciendo que quienes se dedican a la agricultura familiar dependan de ellas", señaló Cattáneo y añadió que "las diferencias de precio son abismales, un kilo de semillas híbridas, desarrolladas combinando las mejores características de las plantas de tomate, cuesta cerca de 90.000 dólares; mientras que un kilo de semillas de tomate platense puede conseguirse a 150 dólares".

En relación a una nueva edición de la Fiesta del Tomate Platense, el evento se realizará en la Estación Experimental Julio Hirschhorn que la UNLP posee en avenida 66 y 167, Los Hornos. El evento se desarrollará de 10 a 20 y el Banco de Germoplasma tendrá un stand para todo su equipo.

COMENTARIOS