Ordenan allanamientos y detenciones por juego clandestino en La Plata y Berisso | 0221
0221
0221

Ordenan allanamientos y detenciones por juego clandestino en La Plata y Berisso

La fiscal pidió más de 25 capturas y el juez de Garantías avaló siete, pero cuando fueron a detener a los sospechosos, no encontraron a nadie. La investigación lleva más de 20 meses desde que se presentó la denuncia de una trama compleja.

Una investigación por asociación ilícita y juego clandestino en La Plata promete generar un torbellino sobre casi el final del año judicial en el fuero Penal de la ciudad luego de una redada policial que dejó en cero el contador de detenciones de sospechosos.

La causa se inició el 10 de marzo de 2018 por una denuncia del funcionario municipal de La Plata, Darío Ganduglia, para que se investigue una red de juego clandestino en la capital bonaerense con ramificaciones a otros distritos vecinos. Luego de un trabajo puntilloso la fiscal Virginia Bravo logró el allanamiento de varias propiedades en nuestra ciudad, operativo desarrollado el 2 de agosto del mismo año.

En esas diligencias los investigadores secuestraron todo tipo de evidencias que fueron analizadas al detalle. Tras una ardua y silenciosa labor, el 29 de noviembre de 2019 la fiscal solicitó al juez de Garantías Agustín Crispo las detenciones de: Alejandro Hernán Colombo, Verónica Basualdo, Cora Belén Murua Haunau, Lucas David Aloro, María Esther Alfaro, María Soledad Bellomo, Héctor Carlos Macias, Ricardo Gabriel Sota, Oscar Alfredo Ledesma, Nestor Oscar Gottas, Jorge Canutti, Romina Paola Rodriguez, Esteban Alberto García, Fabián Enrique Díaz, Diego Miguel Garcia, Belli Liliana Escalante Montejo, Ricardo Adolfo Fernandez, María Florencia Martina Dominguez, Juan Carlos Gatti, Leonardo Néstor Gisande, Karina Eva Espósito, Gabriela Soledad Ruiz, Ana Tapia, Gustavo Ariel Ayala, Paola Noemí Arias Cora, Mario José Villareal, Gabriel Andrés Español, Guillermo Rincón y Fabiana Gamarra, sospechados de los delitos de “asociación ilícita, explotación de juego de azar sin autorización y fraude a la administración pública”, según detallaron fuentes del caso a 0221.com.ar.

El 6 de diciembre último, el juez otorgó las detenciones únicamente para Alejandro Colombo (alias “Alejo” ex presidente del club Villa San Carlos de Berisso), Lucas David Aloro, Karina Eva Espósito, Gabriela Soledad Ruiz, Ana Tapia, Guillermo Rincón y Fabiana Gamarra, pero cuando fueron a capturarlos no los encontraron y técnicamente están en calidad de prófugos. El resto de los acusados fueron beneficiados con una eximición de prisión que había sido impulsada por el defensor oficial Ernesto Ferreira. Esa medida está en plena etapa de discusión por lo que aun no se encuentra firme y se aplica el efecto suspensivo de la medida hasta que, eventualmente, la Cámara de Apelaciones se expida sobre los planteos de las partes.

Las órdenes de detenciones dictadas se avalaron porque el juez rechazó la eximición de prisión presentada por la defensa de Colombo por entender que su caso en particular no cumple con ninguno de los requisitos que establece el artículo 169 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires. En tanto, las defensas de los otros seis acusados, no presentaron eximiciones de prisiones y el pedido de la fiscal se torna procedente de inmediato en esos casos.

Las redadas truncas se desarrollaron en bares, kioscos, restaurantes y pooles en las localidades de La Plata y Berisso donde, según evidencias contundentes, se realizaban apuestas ilegales fuera del control del Estado provincial.

Históricamente el delito de juego clandestino fue una contravención en la provincia de Buenos Aires, las sanciones a cumplir eran muy bajas y se purgaban con pago de multas o trabajos comunitarios. Pero un cambio en la legislación vigente determinó que se puede condenar a los participantes en asociaciones ilícitas relacionadas con el juego ilegal a penas de entre 3 y 6 años de cárcel.

 

 

 

Ordenan allanamientos y detenciones por juego clandestino en La Plata y Berisso
En La Plata y Berisso

Ordenan allanamientos y detenciones por juego clandestino en La Plata y Berisso

La fiscal pidió más de 25 capturas y el juez de Garantías avaló siete, pero cuando fueron a detener a los sospechosos, no encontraron a nadie. La investigación lleva más de 20 meses desde que se presentó la denuncia de una trama compleja.

09 de diciembre de 2019

Una investigación por asociación ilícita y juego clandestino en La Plata promete generar un torbellino sobre casi el final del año judicial en el fuero Penal de la ciudad luego de una redada policial que dejó en cero el contador de detenciones de sospechosos.

La causa se inició el 10 de marzo de 2018 por una denuncia del funcionario municipal de La Plata, Darío Ganduglia, para que se investigue una red de juego clandestino en la capital bonaerense con ramificaciones a otros distritos vecinos. Luego de un trabajo puntilloso la fiscal Virginia Bravo logró el allanamiento de varias propiedades en nuestra ciudad, operativo desarrollado el 2 de agosto del mismo año.

En esas diligencias los investigadores secuestraron todo tipo de evidencias que fueron analizadas al detalle. Tras una ardua y silenciosa labor, el 29 de noviembre de 2019 la fiscal solicitó al juez de Garantías Agustín Crispo las detenciones de: Alejandro Hernán Colombo, Verónica Basualdo, Cora Belén Murua Haunau, Lucas David Aloro, María Esther Alfaro, María Soledad Bellomo, Héctor Carlos Macias, Ricardo Gabriel Sota, Oscar Alfredo Ledesma, Nestor Oscar Gottas, Jorge Canutti, Romina Paola Rodriguez, Esteban Alberto García, Fabián Enrique Díaz, Diego Miguel Garcia, Belli Liliana Escalante Montejo, Ricardo Adolfo Fernandez, María Florencia Martina Dominguez, Juan Carlos Gatti, Leonardo Néstor Gisande, Karina Eva Espósito, Gabriela Soledad Ruiz, Ana Tapia, Gustavo Ariel Ayala, Paola Noemí Arias Cora, Mario José Villareal, Gabriel Andrés Español, Guillermo Rincón y Fabiana Gamarra, sospechados de los delitos de “asociación ilícita, explotación de juego de azar sin autorización y fraude a la administración pública”, según detallaron fuentes del caso a 0221.com.ar.

El 6 de diciembre último, el juez otorgó las detenciones únicamente para Alejandro Colombo (alias “Alejo” ex presidente del club Villa San Carlos de Berisso), Lucas David Aloro, Karina Eva Espósito, Gabriela Soledad Ruiz, Ana Tapia, Guillermo Rincón y Fabiana Gamarra, pero cuando fueron a capturarlos no los encontraron y técnicamente están en calidad de prófugos. El resto de los acusados fueron beneficiados con una eximición de prisión que había sido impulsada por el defensor oficial Ernesto Ferreira. Esa medida está en plena etapa de discusión por lo que aun no se encuentra firme y se aplica el efecto suspensivo de la medida hasta que, eventualmente, la Cámara de Apelaciones se expida sobre los planteos de las partes.

Las órdenes de detenciones dictadas se avalaron porque el juez rechazó la eximición de prisión presentada por la defensa de Colombo por entender que su caso en particular no cumple con ninguno de los requisitos que establece el artículo 169 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires. En tanto, las defensas de los otros seis acusados, no presentaron eximiciones de prisiones y el pedido de la fiscal se torna procedente de inmediato en esos casos.

Las redadas truncas se desarrollaron en bares, kioscos, restaurantes y pooles en las localidades de La Plata y Berisso donde, según evidencias contundentes, se realizaban apuestas ilegales fuera del control del Estado provincial.

Históricamente el delito de juego clandestino fue una contravención en la provincia de Buenos Aires, las sanciones a cumplir eran muy bajas y se purgaban con pago de multas o trabajos comunitarios. Pero un cambio en la legislación vigente determinó que se puede condenar a los participantes en asociaciones ilícitas relacionadas con el juego ilegal a penas de entre 3 y 6 años de cárcel.

 

 

 

COMENTARIOS

La fiscal pidió más de 25 capturas y el juez de Garantías avaló siete, pero cuando fueron a detener a los sospechosos, no encontraron a nadie. La investigación lleva más de 20 meses desde que se presentó la denuncia de una trama compleja.