Una estafa al hospital, la hipótesis detrás de la desaparición de Sandra Sepúlveda | 0221
0221
0221

Una estafa al hospital, la hipótesis detrás de la desaparición de Sandra Sepúlveda

El matrimonio quedó formalmente imputado por montar toda una escena que terminó siendo una farsa. Ambos quedaron en la mira de la Justicia luego de que se encontrara a la mujer y se comprobara que no estaba embarazada. ¿Cuál es la principal conjetura del fiscal del por qué inventaron la historia de la desaparición?

Mauricio Paz Martínez se quebró mientras daba una nota telefónica: le preguntaron el nombre elegido para su bebé y de qué club sería hincha. Mientras en todos los canales de televisión se repetía la imagen de Sandra Sepúlveda, su esposa presuntamente desaparecida, lloró en diálogo con los periodistas y respondió. Diez horas después de que el caso se viralizara y captara la atención del país entero se descubrió que todo había sido una farsa. Nunca existió embarazo, desaparición ni secuestro. La pareja fue imputada y en los próximos días serán indagados por el fiscal Romero. Ahora bien, ¿cuál es la principal hipótesis sobre lo que terminó siendo una gran farsa?

Como contó 0221.com.ar, el caso trascendió el viernes pasado. A primera hora de la mañana, el hombre denunció que el jueves había ido con su esposa a punto de dar a luz al Hospital San Martín, donde aseguró que tenía una cesárea programada. Según su relato, antes de registrarse en el Policlínico la mujer fue al baño, él a fumar y en ese interín recibió un llamado. "Papi, ayudame, me están llevando", contó que le dijo su esposa por celular, sospechando de un posible secuestro para quitarle a su bebé. La versión la repitió por todos los canales de televisión y la imagen de Sandra se multiplicaba por las pantallas. 

Sin embargo en la tarde noche del viernes, la mujer apareció sana y salva en Capital Federal. Al ser traída a La Plata aseguró que la habían capturado en el centro de salud de 1 y 70 y le habían quitado a su hijo. Al fiscal Marcelo Romero y su equipo esta versión les resultaba cada vez menos creíble, por lo que se dispuso una pericia psiquiátrica y ginecológica que reveló lo inesperado: la mujer está ubicada en tiempo y espacio pero no está embarazada, ni lo estuvo en estos últimos años a pesar de que en su Facebook presumía un "embarazo". 

Finalmente, este sábado, el titular de la UFI 6 decidió imputar a la pareja por los delitos de "falsa denuncia y falso testimonio en concurso real". El principal apuntado es Paz Martínez, quien declaró formalmente al denunciar la desaparición de su esposa en el Hospital San Martín. La mujer, en tanto, quedó en la mira de la Justicia como partícipe necesaria de la maniobra que mantuvo en vilo a la ciudad y motivó un fenomenal despliegue de agentes y recursos.

Por estas horas la principal línea de investigación apunta a que el matrimonio inventó la historia para victimizarse y estafar económicamente al Policlínico, mintiendo acerca del secuestro y el robo del inexistente bebé, para luego demandar a la institución por lo ocurrido. 

"No hay ninguna imagen que establezca la presencia" de la pareja en el hospital, confirmó el fiscal Romero a este portal. Y contó los pormenores de la investigación: se dispuso una búsqueda que abarcó todos los hospitales de La Plata, además de una coordinación especial con las fuerzas policiales de CABA para relevar los nosocomios de allá. 

Antes, el director del hospital Alberto Urban confirmó en exclusiva a este portal que no había turno ni cesárea programada para ese día y que Sandra nunca había sido paciente del hospital. También se relevaron las antenas de los celulares y se comprobó que el llamado telefónico en pedido de ayuda "sí existió, pero desde la antena de la Terminal de La Plata. Y la segunda apertura fue en Constitución, donde dice que la dejaron", contó el fiscal.

Parte de la búsqueda había estado empañada por la sospecha de que Martínez ejercía violencia de género contra Sepúlveda, lo cual hubiese llevado a que ella quisiera escapar. Las denuncias en contra del hombre funcionaban como base para suponer eso y otras cosas peores. De hecho, la Fiscalía estuvo a punto de allanar de urgencia la casa del tatuador para descartar un posible crimen. Pero todo fue llevando, de a poco, a comprobar la falsedad de la denuncia en primera instancia.

El fiscal fijó el próximo 17 de diciembre con la fecha para indagar a la pareja, que deberá dar explicaciones sobre lo sucedido e intentar aclarar su versión de los hechos que, a medida que avanza la investigación, parece ser cada vez más inverosímil. Los acusados serán sometidos a pericias psicológicas y psiquiátricas en las próximas horas, aunque los primeros estudios realizados a Sepúlveda demostraron que se encuentra ubicada en tiempo y espacio y es consciente de sus actos. Ahora la Justicia deberá evaluar cuál fue la responsabilidad de la pareja y determinar si deberán purgar una pena por lo sucedido, mientras que resta dilucidar si Sandra sufría o sufre violencia de género por parte de Martínez. 

Una estafa al hospital, la hipótesis detrás de la desaparición de Sandra Sepúlveda
Pareja imputada

Una estafa al hospital, la hipótesis detrás de la desaparición de Sandra Sepúlveda

El matrimonio quedó formalmente imputado por montar toda una escena que terminó siendo una farsa. Ambos quedaron en la mira de la Justicia luego de que se encontrara a la mujer y se comprobara que no estaba embarazada. ¿Cuál es la principal conjetura del fiscal del por qué inventaron la historia de la desaparición?

08 de diciembre de 2019

Mauricio Paz Martínez se quebró mientras daba una nota telefónica: le preguntaron el nombre elegido para su bebé y de qué club sería hincha. Mientras en todos los canales de televisión se repetía la imagen de Sandra Sepúlveda, su esposa presuntamente desaparecida, lloró en diálogo con los periodistas y respondió. Diez horas después de que el caso se viralizara y captara la atención del país entero se descubrió que todo había sido una farsa. Nunca existió embarazo, desaparición ni secuestro. La pareja fue imputada y en los próximos días serán indagados por el fiscal Romero. Ahora bien, ¿cuál es la principal hipótesis sobre lo que terminó siendo una gran farsa?

Como contó 0221.com.ar, el caso trascendió el viernes pasado. A primera hora de la mañana, el hombre denunció que el jueves había ido con su esposa a punto de dar a luz al Hospital San Martín, donde aseguró que tenía una cesárea programada. Según su relato, antes de registrarse en el Policlínico la mujer fue al baño, él a fumar y en ese interín recibió un llamado. "Papi, ayudame, me están llevando", contó que le dijo su esposa por celular, sospechando de un posible secuestro para quitarle a su bebé. La versión la repitió por todos los canales de televisión y la imagen de Sandra se multiplicaba por las pantallas. 

Sin embargo en la tarde noche del viernes, la mujer apareció sana y salva en Capital Federal. Al ser traída a La Plata aseguró que la habían capturado en el centro de salud de 1 y 70 y le habían quitado a su hijo. Al fiscal Marcelo Romero y su equipo esta versión les resultaba cada vez menos creíble, por lo que se dispuso una pericia psiquiátrica y ginecológica que reveló lo inesperado: la mujer está ubicada en tiempo y espacio pero no está embarazada, ni lo estuvo en estos últimos años a pesar de que en su Facebook presumía un "embarazo". 

Finalmente, este sábado, el titular de la UFI 6 decidió imputar a la pareja por los delitos de "falsa denuncia y falso testimonio en concurso real". El principal apuntado es Paz Martínez, quien declaró formalmente al denunciar la desaparición de su esposa en el Hospital San Martín. La mujer, en tanto, quedó en la mira de la Justicia como partícipe necesaria de la maniobra que mantuvo en vilo a la ciudad y motivó un fenomenal despliegue de agentes y recursos.

Por estas horas la principal línea de investigación apunta a que el matrimonio inventó la historia para victimizarse y estafar económicamente al Policlínico, mintiendo acerca del secuestro y el robo del inexistente bebé, para luego demandar a la institución por lo ocurrido. 

"No hay ninguna imagen que establezca la presencia" de la pareja en el hospital, confirmó el fiscal Romero a este portal. Y contó los pormenores de la investigación: se dispuso una búsqueda que abarcó todos los hospitales de La Plata, además de una coordinación especial con las fuerzas policiales de CABA para relevar los nosocomios de allá. 

Antes, el director del hospital Alberto Urban confirmó en exclusiva a este portal que no había turno ni cesárea programada para ese día y que Sandra nunca había sido paciente del hospital. También se relevaron las antenas de los celulares y se comprobó que el llamado telefónico en pedido de ayuda "sí existió, pero desde la antena de la Terminal de La Plata. Y la segunda apertura fue en Constitución, donde dice que la dejaron", contó el fiscal.

Parte de la búsqueda había estado empañada por la sospecha de que Martínez ejercía violencia de género contra Sepúlveda, lo cual hubiese llevado a que ella quisiera escapar. Las denuncias en contra del hombre funcionaban como base para suponer eso y otras cosas peores. De hecho, la Fiscalía estuvo a punto de allanar de urgencia la casa del tatuador para descartar un posible crimen. Pero todo fue llevando, de a poco, a comprobar la falsedad de la denuncia en primera instancia.

El fiscal fijó el próximo 17 de diciembre con la fecha para indagar a la pareja, que deberá dar explicaciones sobre lo sucedido e intentar aclarar su versión de los hechos que, a medida que avanza la investigación, parece ser cada vez más inverosímil. Los acusados serán sometidos a pericias psicológicas y psiquiátricas en las próximas horas, aunque los primeros estudios realizados a Sepúlveda demostraron que se encuentra ubicada en tiempo y espacio y es consciente de sus actos. Ahora la Justicia deberá evaluar cuál fue la responsabilidad de la pareja y determinar si deberán purgar una pena por lo sucedido, mientras que resta dilucidar si Sandra sufría o sufre violencia de género por parte de Martínez. 

COMENTARIOS

El matrimonio quedó formalmente imputado por montar toda una escena que terminó siendo una farsa. Ambos quedaron en la mira de la Justicia luego de que se encontrara a la mujer y se comprobara que no estaba embarazada. ¿Cuál es la principal conjetura del fiscal del por qué inventaron la historia de la desaparición?