0221
0221

Atajó en el Lobo, es DT y formador de arqueros ¿Qué fue de la vida del Toto Hernando?

Con 19 años llegó a Gimnasia desde Independiente de Neuquén para la temporada 96/97 y poco menos de un año después le tocó debutar en primera. Fue en Santa Fe, ante Unión con derrota 2 a 1. El fútbol es su pasión, hoy entrena a la quinta división de Defensa y Justicia, pero en el Lobo dejó una huella. Así nos encontramos para esta nueva historia con el Toto, Guillermo Hernando.

“El fútbol es mi vida, mi pasión y cuando dejé de jugar siempre tuve claro que mi futuro estaba en la dirección técnica y así me fui formando con distintos cuerpos técnicos para sumar experiencias. Tanto como cabeza de grupo o entrenador de arqueros, pero dirigiendo”. Así empezó la charla con el Toto.

En el Lobo jugó 79 partidos y disputó 5 clásicos, con un triunfo, dos empates y dos derrotas. El primero fue un 2 a 2 y le tocó reemplazar a Leo Noce. “Ese tiempo en Gimnasia me marcó, era lo que yo anhelaba, fue algo único y con el paso del tiempo le doy mucho más valor”.

A la hora de comparar la etapa de jugador y la del técnico de hoy, marca la cancha: “Es muy difícil comparar. Antes los entrenamientos de arqueros eran muy básicos, hoy todo es muy específico. No tenía un modelo, pero me gustaban Pumpido y Schumacher”.

“Los arqueros son muchos más completos que en mi época, por las necesidades, por la manera de trabajar. Hoy el fútbol es mucho mejor en todo sentido”, agregó.

Sobre sus entrenadores, el Toto reconoció que “Griguol fue el mejor, un distinto, aunque de todos saqué cosas y hoy cada vez que me acuerdo de algo agarro una lapicera y un papel y anoto. Todo sirve para mejorar, perfeccionarse. Uno también aprende de lo que no se debe hacer”.

En Gimnasia estuvo hasta el 2003. Pasó por Deportes Tolima y Centauros de Villavicencio de Colombia, por Atlético Universidad de Perú, Ionikos de Grecia, Defensa, Ferro, Platense, Crucero del Norte y varios equipos del ascenso.

Su vida pasa por el fútbol, tuvo algún comercio como algo complementario. Hoy es el entrenador de la quinta división de Defensa y Justicia, pero un viejo compañero y amigo como Sebastián Chirola Romero está esperando una chance para trabajar y sumarlo a su grupo técnico.

El Toto opinó de las razones por las cuales Gimnasia le dio la oportunidad de llegar a primera a varios arqueros formados en el club y razonó: “Uno de los motivos claramente es que se trabajó, bien pero se puede mejorar. Estaría bueno que se puedan vender a Europa y para eso habría que buscar un biotipo para apuntar a eso, debería ser el objetivo”.

Por último Hernando, padre de tres hijas, reconoció que “es difícil quedarse con el recuerdo de un solo partido. Me tocó jugar cosas importantes, tanto arriba como abajo y cada momento es especial, imposible elegir uno”.

Con 19 años llegó a Gimnasia desde Independiente de Neuquén para la temporada 96/97 y poco menos de un año después le tocó debutar en primera. Fue en Santa Fe, ante Unión con derrota 2 a 1. El fútbol es su pasión, hoy entrena a la quinta división de Defensa y Justicia, pero en el Lobo dejó una huella. Así nos encontramos para esta nueva historia con el Toto, Guillermo Hernando.

15 de diciembre de 2019

“El fútbol es mi vida, mi pasión y cuando dejé de jugar siempre tuve claro que mi futuro estaba en la dirección técnica y así me fui formando con distintos cuerpos técnicos para sumar experiencias. Tanto como cabeza de grupo o entrenador de arqueros, pero dirigiendo”. Así empezó la charla con el Toto.

En el Lobo jugó 79 partidos y disputó 5 clásicos, con un triunfo, dos empates y dos derrotas. El primero fue un 2 a 2 y le tocó reemplazar a Leo Noce. “Ese tiempo en Gimnasia me marcó, era lo que yo anhelaba, fue algo único y con el paso del tiempo le doy mucho más valor”.

A la hora de comparar la etapa de jugador y la del técnico de hoy, marca la cancha: “Es muy difícil comparar. Antes los entrenamientos de arqueros eran muy básicos, hoy todo es muy específico. No tenía un modelo, pero me gustaban Pumpido y Schumacher”.

“Los arqueros son muchos más completos que en mi época, por las necesidades, por la manera de trabajar. Hoy el fútbol es mucho mejor en todo sentido”, agregó.

Sobre sus entrenadores, el Toto reconoció que “Griguol fue el mejor, un distinto, aunque de todos saqué cosas y hoy cada vez que me acuerdo de algo agarro una lapicera y un papel y anoto. Todo sirve para mejorar, perfeccionarse. Uno también aprende de lo que no se debe hacer”.

En Gimnasia estuvo hasta el 2003. Pasó por Deportes Tolima y Centauros de Villavicencio de Colombia, por Atlético Universidad de Perú, Ionikos de Grecia, Defensa, Ferro, Platense, Crucero del Norte y varios equipos del ascenso.

Su vida pasa por el fútbol, tuvo algún comercio como algo complementario. Hoy es el entrenador de la quinta división de Defensa y Justicia, pero un viejo compañero y amigo como Sebastián Chirola Romero está esperando una chance para trabajar y sumarlo a su grupo técnico.

El Toto opinó de las razones por las cuales Gimnasia le dio la oportunidad de llegar a primera a varios arqueros formados en el club y razonó: “Uno de los motivos claramente es que se trabajó, bien pero se puede mejorar. Estaría bueno que se puedan vender a Europa y para eso habría que buscar un biotipo para apuntar a eso, debería ser el objetivo”.

Por último Hernando, padre de tres hijas, reconoció que “es difícil quedarse con el recuerdo de un solo partido. Me tocó jugar cosas importantes, tanto arriba como abajo y cada momento es especial, imposible elegir uno”.

COMENTARIOS

Con 19 años llegó a Gimnasia desde Independiente de Neuquén para la temporada 96/97 y poco menos de un año después le tocó debutar en primera. Fue en Santa Fe, ante Unión con derrota 2 a 1. El fútbol es su pasión, hoy entrena a la quinta división de Defensa y Justicia, pero en el Lobo dejó una huella. Así nos encontramos para esta nueva historia con el Toto, Guillermo Hernando.