Avanza la causa por las condiciones laborales de las policías en el Encuentro Feminista | 0221
0221
Avanza la causa por las condiciones laborales de las policías en el Encuentro Feminista
Fuero Penal

Avanza la causa por las condiciones laborales de las policías en el Encuentro Feminista

El fiscal envió una serie de oficios en procura de los datos para analizar el entorno de higiene, salubridad y descanso en el que las uniformadas trabajaron durante los tres días de actividades en La Plata. Durante el evento se viralizaron imágenes de mujeres policías en situaciones de precariedad laboral y hasta el Arzobispo de La Plata pidió que se colaborara con las uniformadas afectadas al operativo.

05 de noviembre de 2019

Comenzaron las medidas de prueba en la causa abierta por las condiciones laborales en las que tuvieron que desarrollar sus tareas las policías afectadas al operativo de seguridad que se desplegó en toda la ciudad durante el masivo Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas no binarias. El fiscal Juan Ignacio Menucci despachó una serie de oficios para comenzar a recabar la información con el objetivo de confirmar o descartar las versiones que circularon en redes sociales y luego fueron reverberadas en medios de comunicación en la que se dio cuenta de entornos de precariedad laboral, exceso de horas de trabajo, precarias medidas de abrigo y malas condiciones de descanso.

El oficio central de esta batería de documentos judiciales se centra en la respuesta que deberá dar el ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. El fiscal pidió un listado detallado de todo el personal femenino afectado al operativo de seguridad, un informe puntilloso de la logística que había previsto la cartera para el alojamiento, descanso y abrigo de las uniformadas, tal como anticipó 0221.com.ar el 22 de octubre último.

Durante el evento en las redes sociales estallaron las críticas para el ministro de Seguridad provincial Cristian Ritondo y la gobernadora María Eugenia Vidal, luego de que se difundieran imágenes de cómo tuvieron que hospedarse las efectivas bonaerenses abocadas a cumplir servicio durante el Encuentro Feminista. Denunciaron que durmieron sobre cartones mojados y que hubo descompensadas por hipotermia. También aprovecharon para reclamar por las prolongadas cargas horarias y la presión de jefes policiales que están por encima en jerarquía.

Las imágenes, capturadas por las agentes bonaerenses, fueron subidas a las redes sociales y no tardaron en ser replicadas por miles de usuarios que se sumaron a la indignación. En las mismas se las puede ver acumuladas en un galpón inundado, algunas intentando dormir sobre cartones o bolsos que ponían sobre el agua.

Una de las mujeres uniformadas, aseguró que tardaron varias horas en ficharlas. Luego les sacaron el arma y las mandaron a la calle con tonfas. "Las chicas la pasaron muy mal, no había lugar en ningún lado para quedarse. Todo lo que prometieron era mentira. Durmieron sobre cartones, se taparon con cartones, usaban de almohada los bolsos, todas abrazadas para no tener frío", agregó una de las policías afectada para luego describir que muchas se encontraban "tiradas en una esquina, sin baño, sin agua caliente, ni resguardo de la lluvia y hasta descompuestas por hipotermia".

Asimismo, el arzobispo Víctor Fernández también se refirió a la situación y escribió en su cuenta de Twitter: "Hay miles de mujeres policía en La Plata para las cuales no se previó alojamiento. Han estado bajo el granizo y sin algo caliente. A algunas pudimos alojarlas. Agradezco a los fieles que les ayuden a guarecerse y les den algo para tomar".

Por otra parte, al margen de las deplorables condiciones en las que tuvieron que pasar la noche, las uniformadas también expresaron su malestar con el destrato laboral que recibieron durante las jornadas del operativo policial y la desmedida carga horaria que debieron afrontar cada una. El blanco de los reclamos se basó en la gestión del jefe de la Policía Bonaerense Fabián Perroni, y el ministro Ritondo. 

La causa todavía no cuenta con imputados ni procesados. Ese estadio procesal se analizará en el futuro y todo dependerá de las evidencias que logre acumular el fiscal.

Muchas veces los investigadores se topan con el miedo de los testigos a declarar. Con identidades falsas usan las redes sociales para dar a conocer una situación real, pero cuando tienen que exponerlo en sede judicial bajo promesa legal de no mentir aparecen llamativos olvidos masivos. Nadie lo dice, pero todos saben que no es casual que las y los policías apelen a la falta de memoria cuando declaran. En algunas ocasiones es por espíritu de cuerpo y no perjudicar a un compañero de armas. En otras situaciones es por temor a represalias laborales y perder la estabilidad laboral del empleo público. Contra eso también deberá confrontar el equipo de investigación.

COMENTARIOS

El fiscal envió una serie de oficios en procura de los datos para analizar el entorno de higiene, salubridad y descanso en el que las uniformadas trabajaron durante los tres días de actividades en La Plata. Durante el evento se viralizaron imágenes de mujeres policías en situaciones de precariedad laboral y hasta el Arzobispo de La Plata pidió que se colaborara con las uniformadas afectadas al operativo.
0221

Avanza la causa por las condiciones laborales de las policías en el Encuentro Feminista

El fiscal envió una serie de oficios en procura de los datos para analizar el entorno de higiene, salubridad y descanso en el que las uniformadas trabajaron durante los tres días de actividades en La Plata. Durante el evento se viralizaron imágenes de mujeres policías en situaciones de precariedad laboral y hasta el Arzobispo de La Plata pidió que se colaborara con las uniformadas afectadas al operativo.
Avanza la causa por las condiciones laborales de las policías en el Encuentro Feminista

Comenzaron las medidas de prueba en la causa abierta por las condiciones laborales en las que tuvieron que desarrollar sus tareas las policías afectadas al operativo de seguridad que se desplegó en toda la ciudad durante el masivo Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas no binarias. El fiscal Juan Ignacio Menucci despachó una serie de oficios para comenzar a recabar la información con el objetivo de confirmar o descartar las versiones que circularon en redes sociales y luego fueron reverberadas en medios de comunicación en la que se dio cuenta de entornos de precariedad laboral, exceso de horas de trabajo, precarias medidas de abrigo y malas condiciones de descanso.

El oficio central de esta batería de documentos judiciales se centra en la respuesta que deberá dar el ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. El fiscal pidió un listado detallado de todo el personal femenino afectado al operativo de seguridad, un informe puntilloso de la logística que había previsto la cartera para el alojamiento, descanso y abrigo de las uniformadas, tal como anticipó 0221.com.ar el 22 de octubre último.

Durante el evento en las redes sociales estallaron las críticas para el ministro de Seguridad provincial Cristian Ritondo y la gobernadora María Eugenia Vidal, luego de que se difundieran imágenes de cómo tuvieron que hospedarse las efectivas bonaerenses abocadas a cumplir servicio durante el Encuentro Feminista. Denunciaron que durmieron sobre cartones mojados y que hubo descompensadas por hipotermia. También aprovecharon para reclamar por las prolongadas cargas horarias y la presión de jefes policiales que están por encima en jerarquía.

Las imágenes, capturadas por las agentes bonaerenses, fueron subidas a las redes sociales y no tardaron en ser replicadas por miles de usuarios que se sumaron a la indignación. En las mismas se las puede ver acumuladas en un galpón inundado, algunas intentando dormir sobre cartones o bolsos que ponían sobre el agua.

Una de las mujeres uniformadas, aseguró que tardaron varias horas en ficharlas. Luego les sacaron el arma y las mandaron a la calle con tonfas. "Las chicas la pasaron muy mal, no había lugar en ningún lado para quedarse. Todo lo que prometieron era mentira. Durmieron sobre cartones, se taparon con cartones, usaban de almohada los bolsos, todas abrazadas para no tener frío", agregó una de las policías afectada para luego describir que muchas se encontraban "tiradas en una esquina, sin baño, sin agua caliente, ni resguardo de la lluvia y hasta descompuestas por hipotermia".

Asimismo, el arzobispo Víctor Fernández también se refirió a la situación y escribió en su cuenta de Twitter: "Hay miles de mujeres policía en La Plata para las cuales no se previó alojamiento. Han estado bajo el granizo y sin algo caliente. A algunas pudimos alojarlas. Agradezco a los fieles que les ayuden a guarecerse y les den algo para tomar".

Por otra parte, al margen de las deplorables condiciones en las que tuvieron que pasar la noche, las uniformadas también expresaron su malestar con el destrato laboral que recibieron durante las jornadas del operativo policial y la desmedida carga horaria que debieron afrontar cada una. El blanco de los reclamos se basó en la gestión del jefe de la Policía Bonaerense Fabián Perroni, y el ministro Ritondo. 

La causa todavía no cuenta con imputados ni procesados. Ese estadio procesal se analizará en el futuro y todo dependerá de las evidencias que logre acumular el fiscal.

Muchas veces los investigadores se topan con el miedo de los testigos a declarar. Con identidades falsas usan las redes sociales para dar a conocer una situación real, pero cuando tienen que exponerlo en sede judicial bajo promesa legal de no mentir aparecen llamativos olvidos masivos. Nadie lo dice, pero todos saben que no es casual que las y los policías apelen a la falta de memoria cuando declaran. En algunas ocasiones es por espíritu de cuerpo y no perjudicar a un compañero de armas. En otras situaciones es por temor a represalias laborales y perder la estabilidad laboral del empleo público. Contra eso también deberá confrontar el equipo de investigación.