Una colectiva Audiovisual platense estrenará un documental sobre el Encuentro Feminista | 0221
0221
Una colectiva Audiovisual platense estrenará un documental sobre el Encuentro Feminista
Experiencia inédita

Una colectiva Audiovisual platense estrenará un documental sobre el Encuentro Feminista

Se trata de la Colectiva Audiovisual Feminista de La Plata, un grupo donde confluyen cineastas, camarógrafas, técnicas y maquilladoras con el objetivo de forjar una industria que trascienda la lógica patriarcal. Después de varios meses de discusión y coberturas periodísticas, se lanzaron a filmar un largometraje y buscan financiamiento.

25 de noviembre de 2019

Sólo el 10% de directores/as, el 22% de guionistas y el 19,6% de productores/as de las películas argentinas son mujeres. Por cada mujer que está detrás de cámara, hay 4,3 varones. Los datos se desprenden de un informe de Instituto Geena Davis realizado en 2014, donde también evalúan que sólo el 30,9% de los personajes con líneas de diálogo son femeninos (con una variación de un mínimo de 23,6% a un máximo de 37,9%) y sólo el 23% de las películas relevadas tenía personajes femeninos como protagonistas.

El estado de situación de la industria en el país no es aislado, sino que se corresponde con lo que ocurre en el resto del mundo. Las platenses son conscientes de eso y hace poco menos de dos años crearon la Colectiva Audiovisual Feminista, integrada por camarógrafas, editoras, vestuaristas, maquilladoras, técnicas, entre otras. Son mujeres y disidencias sexuales -lesbianas, travestis, trans, personas no binarias- que se calzaron al hombro el desafío de cubrir la agenda de marchas y manifestaciones feministas en La Plata, en clave audiovisual.

"El año pasado habíamos tenido un trabajo más de cobertura de marchas, de las vigilias por el aborto legal frente al Congreso. Ahí nos empezamos a plantear qué pasaba con ese material, cómo podíamos seguir avanzando como colectiva y no quedarnos solo en una cobertura más periodística sino mandarnos a lo que más nos atrae, que era el cine. Nuestro lema era, en su momento, más películas hechas y contadas por mujeres. En asamblea discutimos un montón de cosas, como por ejemplo cómo nos sentíamos interpeladas con la película del hijo de Pino Solanas: si era una lucha de tantos años, ¿por qué la estaba encarando un varón que ni si quiera vive en el país, que no tuvo un acercamiento comprometido con la causa?", se pregunta Rocío Aguirre, una de las integrantes de la colectiva, en diálogo con 0221.com.ar.

En el espacio comenzaron a discutir "por qué siempre estamos ocupando tan pocos espacios en el ambiente audiovisual, por qué siempre somos una -muy- minoría. Entonces justo se dio la decisión de que La Plata sea la próxima sede del Encuentro. Dijimos bueno, es la oportunidad de llevar adelante un largometraje audiovisual hecho por nosotres, con una lucha que nos represente. Ya veníamos habitando los Encuentro y también las asambleas. Era el momento de construir una película", cuenta Rocío. Pero no solo pretendían centrarse en una temática feminista, sino desbaratar las lógicas de trabajo tradicionales de la industria audiovisual, donde "cada área tiene su cabecilla y un montón de asistentes por debajo, y las decisiones se toman entre muy pocos".

CONSTRUIR UNA PELÍCULA 

"¿Cómo vamos a hacer una película con una estructura que en el cotidiano nos discrimina, o no nos da la oportunidad de trabajar?", fue la primera pregunta que se hicieron de cara a pensar el largometraje. Por eso, con el objetivo de filmar de na manera no patriarcal ni verticalista, decidieron hacer un largometraje colectivo. ¿Qué significa esto? "El guión fue desarrollado por todas y discutido en asamblea. Las decisiones no las tomaba una sino todas y hacíamos lluvia de ideas. Lo que sí hicimos fue trabajar por áreas por una cuestión operativa". El desafío era representar, a través de la imagen, lo plural, diverso y complejo que es el Encuentro.  

Ahí empezó la búsqueda de personajes, específicamente seis protagonistas que llevaran su mirada y su experiencia como guía durante todo el Encuentro. Organizaron seis grupos de trabajo, compuestos por cámara, producción y equipo de sonido. Cada equipo se interiorizó con la persona, sosteniendo varias charlas previas al Encuentro con el objetivo de ver "qué era lo que nos interesaba mostrar de su mirada  sobre el Encuentro y su recorrido particular". La cámara sigue a Valentina, una militante trans y referente de ATTA y AMMAR La Plata, a Romina, una militante del FOL que vive en Altos de San Lorenzo, a Alicia y Lorena, dos señoras, la primera que estuvo a cargo de coser la bandera verde a crochet con los nombres de las muertas por femicidios durante el Encuentro y la segunda, trabajadora cooperativista; Micaela, una adolescente que viajó desde el interior de la provincia para presentar el Encuentro y Urraca MC, una militante mapuche y rapera.

Es decir que "es un documental sobre el Encuentro, pero a través de la mirada de diferentes personas, ya que queríamos evitar las generalidades. Las que ya han participado de los Encuentros nos iban mostrando también cómo fueron transitándolos, despertando frente a algunas cosas que no les parecían bien, rebelándose contra las cosas que les hacían mal. Entonces también se pudo mostrar eso que genera el encuentro, un lugar de encuentro precisamente pero también un lugar de aprendizaje, de experiencias desde Usuahia hasta Jujuy y de otros países también", explica Rocío.

Ahora la película está en proceso de edición y será estrenada el año que viene, en octubre, durante el 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y personas no binarias en San Luis. Para recuperar los gastos de la preproducción y la producción, y solventar la posproducción, la Colectiva está juntando fondos a través de una cuenta bancaria que es una tarjeta Ualá, y donde se puede aportar desde el teléfono o a través de un Pago Fácil o Rapipago. El número de cuenta es: 0000007900273675578480, el alias COLECTIVAUDIOVI.UALA y el CUIL 27367557848.

CAMBIO DE NOMBRE, CAMBIO DE IDENTIDAD

"El Encuentro significó también toda una pelea para que el cambio de nombre se ratifique de una vez por todas, para que no haya un atropello de ciertas agrupaciones contra una lucha que viene de 34 años, que también es colectiva. Ciertos sectores que eran muy minoritarios fueron también muy violentos, transfóbicos, maltratadores, creyendo que podían tener la potestad de manejar algo que en sus bases ya es colectivo. Para mi fue fundamental que haya sido en La Plata porque hay una historia de militancia, donde muchas personas se pusieron en la lucha e hicieron la campaña #SomosPlurinacional, que se extendió a todo el país y Latinoamérica para denunciar lo que pasó", cuenta Rocío. Particularmente, se refiere al cambio de nombre de Encuentro Nacional de Mujeres Encuentro Plurinacional de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries, un tema que 0221.com.ar cubrió en su momento. 

"Nuestra idea es mostrar que algo se puede construir colectivamente, que estos lugares de lucha, de construcción de lazos, son diversos, no todes somos iguales, no tiene por qué ser así. Y eso va a estar reflejado en la película. En el Encuentro también se dio el primer Encontrolazo, que también estuvimos cubriendo, y que también es re importante. Quienes lo organizaron decían: esto siempre funcionó en todos los encuentros, de un modo u otro las disidencias siempre nos juntábamos y ahora le pusimos nombre", rememora Rocío. 

De cara al estreno en San Luis, las integrantes de la Colectiva esperan que su material sirva para que otras, las más nuevas, puedan descubrir de qué se trata el Encuentro. Y además, como explica Rocío, "para que quienes ya fueron vean que también puede ser diverso. Hay un montón de personas que todavía siguen pensando que el Encuentro tiene que ser Nacional y de Mujeres, bueno, también esta película puede ser una forma de despertar, conocer otras realidades, otras experiencias dentro del evento que no sean nada más las propias o las del grupo, que siempre son acotadas". 

COMENTARIOS

Se trata de la Colectiva Audiovisual Feminista de La Plata, un grupo donde confluyen cineastas, camarógrafas, técnicas y maquilladoras con el objetivo de forjar una industria que trascienda la lógica patriarcal. Después de varios meses de discusión y coberturas periodísticas, se lanzaron a filmar un largometraje y buscan financiamiento.
0221

Una colectiva Audiovisual platense estrenará un documental sobre el Encuentro Feminista

Se trata de la Colectiva Audiovisual Feminista de La Plata, un grupo donde confluyen cineastas, camarógrafas, técnicas y maquilladoras con el objetivo de forjar una industria que trascienda la lógica patriarcal. Después de varios meses de discusión y coberturas periodísticas, se lanzaron a filmar un largometraje y buscan financiamiento.
Una colectiva Audiovisual platense estrenará un documental sobre el Encuentro Feminista

Sólo el 10% de directores/as, el 22% de guionistas y el 19,6% de productores/as de las películas argentinas son mujeres. Por cada mujer que está detrás de cámara, hay 4,3 varones. Los datos se desprenden de un informe de Instituto Geena Davis realizado en 2014, donde también evalúan que sólo el 30,9% de los personajes con líneas de diálogo son femeninos (con una variación de un mínimo de 23,6% a un máximo de 37,9%) y sólo el 23% de las películas relevadas tenía personajes femeninos como protagonistas.

El estado de situación de la industria en el país no es aislado, sino que se corresponde con lo que ocurre en el resto del mundo. Las platenses son conscientes de eso y hace poco menos de dos años crearon la Colectiva Audiovisual Feminista, integrada por camarógrafas, editoras, vestuaristas, maquilladoras, técnicas, entre otras. Son mujeres y disidencias sexuales -lesbianas, travestis, trans, personas no binarias- que se calzaron al hombro el desafío de cubrir la agenda de marchas y manifestaciones feministas en La Plata, en clave audiovisual.

"El año pasado habíamos tenido un trabajo más de cobertura de marchas, de las vigilias por el aborto legal frente al Congreso. Ahí nos empezamos a plantear qué pasaba con ese material, cómo podíamos seguir avanzando como colectiva y no quedarnos solo en una cobertura más periodística sino mandarnos a lo que más nos atrae, que era el cine. Nuestro lema era, en su momento, más películas hechas y contadas por mujeres. En asamblea discutimos un montón de cosas, como por ejemplo cómo nos sentíamos interpeladas con la película del hijo de Pino Solanas: si era una lucha de tantos años, ¿por qué la estaba encarando un varón que ni si quiera vive en el país, que no tuvo un acercamiento comprometido con la causa?", se pregunta Rocío Aguirre, una de las integrantes de la colectiva, en diálogo con 0221.com.ar.

En el espacio comenzaron a discutir "por qué siempre estamos ocupando tan pocos espacios en el ambiente audiovisual, por qué siempre somos una -muy- minoría. Entonces justo se dio la decisión de que La Plata sea la próxima sede del Encuentro. Dijimos bueno, es la oportunidad de llevar adelante un largometraje audiovisual hecho por nosotres, con una lucha que nos represente. Ya veníamos habitando los Encuentro y también las asambleas. Era el momento de construir una película", cuenta Rocío. Pero no solo pretendían centrarse en una temática feminista, sino desbaratar las lógicas de trabajo tradicionales de la industria audiovisual, donde "cada área tiene su cabecilla y un montón de asistentes por debajo, y las decisiones se toman entre muy pocos".

CONSTRUIR UNA PELÍCULA 

"¿Cómo vamos a hacer una película con una estructura que en el cotidiano nos discrimina, o no nos da la oportunidad de trabajar?", fue la primera pregunta que se hicieron de cara a pensar el largometraje. Por eso, con el objetivo de filmar de na manera no patriarcal ni verticalista, decidieron hacer un largometraje colectivo. ¿Qué significa esto? "El guión fue desarrollado por todas y discutido en asamblea. Las decisiones no las tomaba una sino todas y hacíamos lluvia de ideas. Lo que sí hicimos fue trabajar por áreas por una cuestión operativa". El desafío era representar, a través de la imagen, lo plural, diverso y complejo que es el Encuentro.  

Ahí empezó la búsqueda de personajes, específicamente seis protagonistas que llevaran su mirada y su experiencia como guía durante todo el Encuentro. Organizaron seis grupos de trabajo, compuestos por cámara, producción y equipo de sonido. Cada equipo se interiorizó con la persona, sosteniendo varias charlas previas al Encuentro con el objetivo de ver "qué era lo que nos interesaba mostrar de su mirada  sobre el Encuentro y su recorrido particular". La cámara sigue a Valentina, una militante trans y referente de ATTA y AMMAR La Plata, a Romina, una militante del FOL que vive en Altos de San Lorenzo, a Alicia y Lorena, dos señoras, la primera que estuvo a cargo de coser la bandera verde a crochet con los nombres de las muertas por femicidios durante el Encuentro y la segunda, trabajadora cooperativista; Micaela, una adolescente que viajó desde el interior de la provincia para presentar el Encuentro y Urraca MC, una militante mapuche y rapera.

Es decir que "es un documental sobre el Encuentro, pero a través de la mirada de diferentes personas, ya que queríamos evitar las generalidades. Las que ya han participado de los Encuentros nos iban mostrando también cómo fueron transitándolos, despertando frente a algunas cosas que no les parecían bien, rebelándose contra las cosas que les hacían mal. Entonces también se pudo mostrar eso que genera el encuentro, un lugar de encuentro precisamente pero también un lugar de aprendizaje, de experiencias desde Usuahia hasta Jujuy y de otros países también", explica Rocío.

Ahora la película está en proceso de edición y será estrenada el año que viene, en octubre, durante el 35° Encuentro Plurinacional de Mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y personas no binarias en San Luis. Para recuperar los gastos de la preproducción y la producción, y solventar la posproducción, la Colectiva está juntando fondos a través de una cuenta bancaria que es una tarjeta Ualá, y donde se puede aportar desde el teléfono o a través de un Pago Fácil o Rapipago. El número de cuenta es: 0000007900273675578480, el alias COLECTIVAUDIOVI.UALA y el CUIL 27367557848.

CAMBIO DE NOMBRE, CAMBIO DE IDENTIDAD

"El Encuentro significó también toda una pelea para que el cambio de nombre se ratifique de una vez por todas, para que no haya un atropello de ciertas agrupaciones contra una lucha que viene de 34 años, que también es colectiva. Ciertos sectores que eran muy minoritarios fueron también muy violentos, transfóbicos, maltratadores, creyendo que podían tener la potestad de manejar algo que en sus bases ya es colectivo. Para mi fue fundamental que haya sido en La Plata porque hay una historia de militancia, donde muchas personas se pusieron en la lucha e hicieron la campaña #SomosPlurinacional, que se extendió a todo el país y Latinoamérica para denunciar lo que pasó", cuenta Rocío. Particularmente, se refiere al cambio de nombre de Encuentro Nacional de Mujeres Encuentro Plurinacional de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries, un tema que 0221.com.ar cubrió en su momento. 

"Nuestra idea es mostrar que algo se puede construir colectivamente, que estos lugares de lucha, de construcción de lazos, son diversos, no todes somos iguales, no tiene por qué ser así. Y eso va a estar reflejado en la película. En el Encuentro también se dio el primer Encontrolazo, que también estuvimos cubriendo, y que también es re importante. Quienes lo organizaron decían: esto siempre funcionó en todos los encuentros, de un modo u otro las disidencias siempre nos juntábamos y ahora le pusimos nombre", rememora Rocío. 

De cara al estreno en San Luis, las integrantes de la Colectiva esperan que su material sirva para que otras, las más nuevas, puedan descubrir de qué se trata el Encuentro. Y además, como explica Rocío, "para que quienes ya fueron vean que también puede ser diverso. Hay un montón de personas que todavía siguen pensando que el Encuentro tiene que ser Nacional y de Mujeres, bueno, también esta película puede ser una forma de despertar, conocer otras realidades, otras experiencias dentro del evento que no sean nada más las propias o las del grupo, que siempre son acotadas".