Plaza San Martín explotó con las ferias, la asamblea latinoamericana y el fulbito | 0221
0221
0221

Plaza San Martín explotó con las ferias, la asamblea latinoamericana y el fulbito

Ya sin lluvias, el microcentro platense se llenó de distintos emprendimientos y múltiples actividades. Las proclamas, el deporte y los precios que se desplegaron sobre la plaza y también por toda la peatonal de avenida 7.

Por Mariana Sidoti y Florencia Tróccoli

“Tranquila hermana, esta es manada”. El cartel deja en claro de entrada el espíritu de la Feria Pluridisidente en el marco del 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas No Binarias que ahora late a pleno por toda la ciudad. Con Plaza San Martín como corazón de las actividades, se desarrolla una amplia oferta de iniciativas a lo largo de avenida 7, desde 50 y hasta 66.

La lluvia quedó atrás y quienes este sábado no pudieron desplegar sus mantas o tablones, fueron en masa al microcentro. Con el pasto mojado, el barro fresco y todavía algunas carpas montadas frente a la Gobernación, la zona de 6 y 54 se transformó en un hormiguero.

Con la bandera wiphala de los pueblos originarios, las violetas -el color vinculado a la lucha contra la violencia de género- y verdes -por la legalización del aborto- colgando o flameando, los puestos coparon toda la avenida. A un lado y al otro de la rambla se instalaron los puestos: venden desde tortillas o pizzas a la parrilla, gorras, pañuelos, pines y libros.

Al mediodía la Peatonal Feminista ya explotaba. El olor a hamburguesa, a choripán y también las verduras asadas sobrevolaban por toda la zona, mientras que en otros sectores se mezclaba con el perfume del palo santo y otros sahumerios.

Los imanes -uno por $30 y cuatro por $100- se encontraban junto a los coloridos abrigos y artesanías típicas del norte. Tampoco faltó la feria americana, donde se conseguía una prenda a $30 o dos por $50, o las ofertas de productos de gestión menstrual, como copas o toallitas femeninas ecológicas.

No faltaban los espacios que ofrecían bebidas de distintos tipos, chips de teléfono, pulseras de hilo encerado, hasta los álbumes de figuritas con historias de las heroínas latinoamericanas. En la mayoría se tenía que pagar con efectivo, aunque también estaban quienes contaban con Mercado Pago.

LA ASAMBLEA DEL ABYA YALA

A media mañana ya estaba el escenario listo. Lo habían levantado en la glorieta de la plaza, donde las feministas del Abya Yala (“América”) realizaron una multitudinaria asamblea bajo la premisa de seguir “construyendo feminismos plurinacionales, de mujeres y disidencias sexuales”. Un fuerte mensaje hacia la Comisión Organizadora “oficial” del Encuentro, para que se formalice el cambio de nombre de la cumbre en el acto de cierre.

Con la participación de referentes y activistas de distintos pueblos originarios y lationamericanos, se hizo la “bienvenida al sol”, para “encender el fuego de la memoria”.

Luego del ritual, se hizo una mesa sobre feminismos antirracistas, indígenas, negros y afros, como así también los comunitarios y territoriales. El tercer momento estuvo marcado por el abordaje disidente, contra el lesbotranstravestiodio, el binarismo de género y el régimen héterosexual.

Con la coordinación de Ana Cacopardo, Elisabeth Caminos, Liliana Daunes, Claudia Korol, la masiva asamblea fue cerrando el debate con una puesta sobre los feminismos populares, piqueteros, villeros, migrantes, campesinos y de trabajadoras. A su vez, se hizo un verdurazo. 

PICADITO

El fútbol también tuvo lugar en Plaza San Martín. Como estaba previsto y afortunadamente el tiempo acompañó, se hizo el taller sobre Fútbol y Feminismos, realizado por la Coordinadora de Fútbol Feminista, que contó con la participación de hinchas y militantes feministas de distintos clubes del país.

Encabezado por Mónica Santino, exjugadora y actual técnica de fútbol, y también por la periodista Ayelén Pujol, se fueron planteando las distintas problemáticas que atraviesan las mujeres y disidencias en las canchas. También hicieron hincapié en sus luchas, los avances y desafíos en uno de los ámbitos machistas por excelencia.

Cerca del mediodía se hizo una pausa y empezaron los picaditos en la cancha improvisada en la plaza. Las pibas tiraron caños, tacos e hicieron jueguitos: demostraron que “el fútbol va ser de todxs o no va a ser”.

Plaza San Martín explotó con las ferias, la asamblea latinoamericana y el fulbito
#EncuentroFeminista

Plaza San Martín explotó con las ferias, la asamblea latinoamericana y el fulbito

Ya sin lluvias, el microcentro platense se llenó de distintos emprendimientos y múltiples actividades. Las proclamas, el deporte y los precios que se desplegaron sobre la plaza y también por toda la peatonal de avenida 7.

13 de octubre de 2019

Por Mariana Sidoti y Florencia Tróccoli

“Tranquila hermana, esta es manada”. El cartel deja en claro de entrada el espíritu de la Feria Pluridisidente en el marco del 34° Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas No Binarias que ahora late a pleno por toda la ciudad. Con Plaza San Martín como corazón de las actividades, se desarrolla una amplia oferta de iniciativas a lo largo de avenida 7, desde 50 y hasta 66.

La lluvia quedó atrás y quienes este sábado no pudieron desplegar sus mantas o tablones, fueron en masa al microcentro. Con el pasto mojado, el barro fresco y todavía algunas carpas montadas frente a la Gobernación, la zona de 6 y 54 se transformó en un hormiguero.

Con la bandera wiphala de los pueblos originarios, las violetas -el color vinculado a la lucha contra la violencia de género- y verdes -por la legalización del aborto- colgando o flameando, los puestos coparon toda la avenida. A un lado y al otro de la rambla se instalaron los puestos: venden desde tortillas o pizzas a la parrilla, gorras, pañuelos, pines y libros.

Al mediodía la Peatonal Feminista ya explotaba. El olor a hamburguesa, a choripán y también las verduras asadas sobrevolaban por toda la zona, mientras que en otros sectores se mezclaba con el perfume del palo santo y otros sahumerios.

Los imanes -uno por $30 y cuatro por $100- se encontraban junto a los coloridos abrigos y artesanías típicas del norte. Tampoco faltó la feria americana, donde se conseguía una prenda a $30 o dos por $50, o las ofertas de productos de gestión menstrual, como copas o toallitas femeninas ecológicas.

No faltaban los espacios que ofrecían bebidas de distintos tipos, chips de teléfono, pulseras de hilo encerado, hasta los álbumes de figuritas con historias de las heroínas latinoamericanas. En la mayoría se tenía que pagar con efectivo, aunque también estaban quienes contaban con Mercado Pago.

LA ASAMBLEA DEL ABYA YALA

A media mañana ya estaba el escenario listo. Lo habían levantado en la glorieta de la plaza, donde las feministas del Abya Yala (“América”) realizaron una multitudinaria asamblea bajo la premisa de seguir “construyendo feminismos plurinacionales, de mujeres y disidencias sexuales”. Un fuerte mensaje hacia la Comisión Organizadora “oficial” del Encuentro, para que se formalice el cambio de nombre de la cumbre en el acto de cierre.

Con la participación de referentes y activistas de distintos pueblos originarios y lationamericanos, se hizo la “bienvenida al sol”, para “encender el fuego de la memoria”.

Luego del ritual, se hizo una mesa sobre feminismos antirracistas, indígenas, negros y afros, como así también los comunitarios y territoriales. El tercer momento estuvo marcado por el abordaje disidente, contra el lesbotranstravestiodio, el binarismo de género y el régimen héterosexual.

Con la coordinación de Ana Cacopardo, Elisabeth Caminos, Liliana Daunes, Claudia Korol, la masiva asamblea fue cerrando el debate con una puesta sobre los feminismos populares, piqueteros, villeros, migrantes, campesinos y de trabajadoras. A su vez, se hizo un verdurazo. 

PICADITO

El fútbol también tuvo lugar en Plaza San Martín. Como estaba previsto y afortunadamente el tiempo acompañó, se hizo el taller sobre Fútbol y Feminismos, realizado por la Coordinadora de Fútbol Feminista, que contó con la participación de hinchas y militantes feministas de distintos clubes del país.

Encabezado por Mónica Santino, exjugadora y actual técnica de fútbol, y también por la periodista Ayelén Pujol, se fueron planteando las distintas problemáticas que atraviesan las mujeres y disidencias en las canchas. También hicieron hincapié en sus luchas, los avances y desafíos en uno de los ámbitos machistas por excelencia.

Cerca del mediodía se hizo una pausa y empezaron los picaditos en la cancha improvisada en la plaza. Las pibas tiraron caños, tacos e hicieron jueguitos: demostraron que “el fútbol va ser de todxs o no va a ser”.

COMENTARIOS

Ya sin lluvias, el microcentro platense se llenó de distintos emprendimientos y múltiples actividades. Las proclamas, el deporte y los precios que se desplegaron sobre la plaza y también por toda la peatonal de avenida 7.