0221
0221

El Encuentro ya se palpita: las caravanas de bicis y motos parten rumbo a La Plata

Ciclistas y motoqueras empiezan su recorrido hacia la 34° cumbre feminista. Los caminos, la seguridad y el objetivo de su visibilización en el espacio público.

Por Florencia Tróccoli y Mariana Sidoti

El Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas No Binarias comienza a sentirse en La Plata. Esta mañana se vieron las primeras carpas en Plaza San Martín y movimiento en las escuelas públicas que darán alojamiento a quienes vengan a participar del pogo feminista más grande del mundo. Entre los múltiples viajes que se iniciaron hacia la ciudad se destacan dos: la manada bicicletera y la caravana motoquera

Sí, a meta pedal y haciendo rugir los motores, arrancan la marcha a las diagonales desde Capital Federal. De hecho, las ciclistas ya empezaron el primer tramo de su recorrido. “Hicimos idas de prueba para ver el camino y elegir el mejor. Por eso lo hacemos en dos tramos: el primero de CABA hasta Berazategui, donde haremos noche. El sábado bien temprano retomamos a La Plata para llegar a la apertura”, contó a 0221.com.ar María José, una de las que encabezará la “delegación” de casi una veintena de bicicletas.

Además, otro grupo -que no puede salir temprano- irá en tren hasta Berazategui y luego se unirán a la pedaleada hacia la sede del 34° Encuentro. Una vez en La Plata cada una tendrá libertad de acción y participar de lo que quiera. “El grupo surge a raíz de esta ida. Hay muchas ganas de que siga más allá del Encuentro”, sigue la joven, que es más conocida como “la Ponja”.  

En cuanto a la seguridad, lo ideal es que cada ciclista se lleve su propio kit, con herramientas básicas, casco, luces y elementos que llamen la atención. “No es excluyente, pero está bueno tenerlo. Después en lo que tiene que ver con la mecánica o eventualidades que se pincha una rueda, se lleva para emparchar, o quien pueda llevar una cámara extra también”, dijo, al tiempo que también mencionó entre los infaltables un botiquín, protector solar y -por supuesto- el inflador.

Pero la idea de la manada de bicis surgió como una visibilización política relacionada a la bicicleta y la disputa en los espacios públicos: “Históricamente las mujeres, lesbianas, travas, trans los espacios públicos fueron conquistas que fueron ganando”.

“El uso de la bici en determinados cuerpos también se ha visto frenado. Son decisiones políticas que tienen ciertos lugares de hegemonía con discursos por detrás. Visibilizarnos así, en el uso, en la autonomía que genera el poder moverse en bici, realmente sentimos que es una manera más de la libertad, empoderarnos. Transitar libremente sin depender de nada ni de nadie. Ni hablar de las violencias que se sufren en el espacio público al andar en bicicleta y sin un cuerpo hegemónico”, destacó “la Ponja” para terminar de redondear el concepto. A su vez, sostuvo que también apoyan la oficialización del cambio de nombre del Encuentro.

En cuanto a la “caravana motoquera invertida”, se juntarán a las 7 en la estación de servicio de Lima e Independencia en CABA para salir a las 7.30 hacia el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias. “¡Copamos las motos porque las rutas también son nuestro territorio! Tomamos las dos ruedas con una lógica invertida, antipatriarcal, anticapitalista, feminista y disidente”, explicaron en un comunicado.

Como aspectos indispensables, exigían contar con papeles de la moto al día, licencia de conducir, cédula, carnet de seguro y chalecos reflectantes. En caso de lluvia, usarán unos trajes especiales. Así, luego de una revisión técnica de los vehículos y con los tanques llenos, recorrerán 57 kilómetros por la Autopista La Plata-Buenos Aires hasta 19 y 32, el punto final del viaje.

“Esta convocatoria tiene como principal objetivo no solo garantizar un viaje seguro en una dimensión colectiva de cómo habitar las rutas argentinas sino también el de romper con el estereotipo y la invisibilización alrededor de las motos como actividad exclusiva de las masculinidades cis. Pero ante buscamos disfrutar enormemente de compartir esta actividad que nos llena de placer, y que sea este, el primero de muchos viajes compartidos”, detallaron. En ambas caravanas se recopilarán los datos de quienes participen para mayor seguridad. Más ruido y color a la fiesta previa del Encuentro Feminista.

Ciclistas y motoqueras empiezan su recorrido hacia la 34° cumbre feminista. Los caminos, la seguridad y el objetivo de su visibilización en el espacio público.

11 de octubre de 2019

Por Florencia Tróccoli y Mariana Sidoti

El Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales y personas No Binarias comienza a sentirse en La Plata. Esta mañana se vieron las primeras carpas en Plaza San Martín y movimiento en las escuelas públicas que darán alojamiento a quienes vengan a participar del pogo feminista más grande del mundo. Entre los múltiples viajes que se iniciaron hacia la ciudad se destacan dos: la manada bicicletera y la caravana motoquera

Sí, a meta pedal y haciendo rugir los motores, arrancan la marcha a las diagonales desde Capital Federal. De hecho, las ciclistas ya empezaron el primer tramo de su recorrido. “Hicimos idas de prueba para ver el camino y elegir el mejor. Por eso lo hacemos en dos tramos: el primero de CABA hasta Berazategui, donde haremos noche. El sábado bien temprano retomamos a La Plata para llegar a la apertura”, contó a 0221.com.ar María José, una de las que encabezará la “delegación” de casi una veintena de bicicletas.

Además, otro grupo -que no puede salir temprano- irá en tren hasta Berazategui y luego se unirán a la pedaleada hacia la sede del 34° Encuentro. Una vez en La Plata cada una tendrá libertad de acción y participar de lo que quiera. “El grupo surge a raíz de esta ida. Hay muchas ganas de que siga más allá del Encuentro”, sigue la joven, que es más conocida como “la Ponja”.  

En cuanto a la seguridad, lo ideal es que cada ciclista se lleve su propio kit, con herramientas básicas, casco, luces y elementos que llamen la atención. “No es excluyente, pero está bueno tenerlo. Después en lo que tiene que ver con la mecánica o eventualidades que se pincha una rueda, se lleva para emparchar, o quien pueda llevar una cámara extra también”, dijo, al tiempo que también mencionó entre los infaltables un botiquín, protector solar y -por supuesto- el inflador.

Pero la idea de la manada de bicis surgió como una visibilización política relacionada a la bicicleta y la disputa en los espacios públicos: “Históricamente las mujeres, lesbianas, travas, trans los espacios públicos fueron conquistas que fueron ganando”.

“El uso de la bici en determinados cuerpos también se ha visto frenado. Son decisiones políticas que tienen ciertos lugares de hegemonía con discursos por detrás. Visibilizarnos así, en el uso, en la autonomía que genera el poder moverse en bici, realmente sentimos que es una manera más de la libertad, empoderarnos. Transitar libremente sin depender de nada ni de nadie. Ni hablar de las violencias que se sufren en el espacio público al andar en bicicleta y sin un cuerpo hegemónico”, destacó “la Ponja” para terminar de redondear el concepto. A su vez, sostuvo que también apoyan la oficialización del cambio de nombre del Encuentro.

En cuanto a la “caravana motoquera invertida”, se juntarán a las 7 en la estación de servicio de Lima e Independencia en CABA para salir a las 7.30 hacia el Encuentro Plurinacional de Mujeres y Disidencias. “¡Copamos las motos porque las rutas también son nuestro territorio! Tomamos las dos ruedas con una lógica invertida, antipatriarcal, anticapitalista, feminista y disidente”, explicaron en un comunicado.

Como aspectos indispensables, exigían contar con papeles de la moto al día, licencia de conducir, cédula, carnet de seguro y chalecos reflectantes. En caso de lluvia, usarán unos trajes especiales. Así, luego de una revisión técnica de los vehículos y con los tanques llenos, recorrerán 57 kilómetros por la Autopista La Plata-Buenos Aires hasta 19 y 32, el punto final del viaje.

“Esta convocatoria tiene como principal objetivo no solo garantizar un viaje seguro en una dimensión colectiva de cómo habitar las rutas argentinas sino también el de romper con el estereotipo y la invisibilización alrededor de las motos como actividad exclusiva de las masculinidades cis. Pero ante buscamos disfrutar enormemente de compartir esta actividad que nos llena de placer, y que sea este, el primero de muchos viajes compartidos”, detallaron. En ambas caravanas se recopilarán los datos de quienes participen para mayor seguridad. Más ruido y color a la fiesta previa del Encuentro Feminista.

COMENTARIOS

Ciclistas y motoqueras empiezan su recorrido hacia la 34° cumbre feminista. Los caminos, la seguridad y el objetivo de su visibilización en el espacio público.