¿Qué hacen los concejales en las vacaciones?
0221
0221

¿Qué hacen los concejales de La Plata durante las vacaciones?

Aunque es un año particular, marcado por el año electoral y la crisis, muchos concejales buscan un respiro para encararlo con todo. A algunos todavía suele vérselos en el primer piso del palacio municipal, otros ya disfrutan de la costa y están quienes no tienen previsto dejar la ciudad y aprovechan para dedicarle tiempo a la familia o a los negocios privados.

Con el receso veraniego, el Concejo Deliberante frenó casi a cero el ritmo de la actividad. Los despachos de los ediles están prácticamente todos cerrados y lo mismo ocurre con las distintas ventanillas administrativas. En un año electoral que se adivina será intenso y en medio de una crisis que impide ostentaciones, los que salen de la ciudad lo hacen a destinos locales y son varios –al menos de los que respondieron a la consulta de 0221.com.ar– quienes no tienen pensado dejar La Plata o aún no lo programaron.

Todos recargan energía para afrontar un período de sesiones que desde este año se adelanta un mes, ya que las ordinarias arrancan en marzo, pero que además estará atravesado por los cierres de lista y las campañas electorales, con un cronograma que aún es incierto.

En el bloque Cambiemos, su presidente, el radical Claudio Frangul es uno de los que tendrá como base de operaciones La Plata con salidas esporádicas posiblemente a Valeria del Mar, donde descansará sin descuidar la rosca política que allí también suele darse. Para el presidente del Comité Central es un año importante dado que vence mandato y posiblemente procure la reelección o intente una proyección a una banca en el Senado Bonaerense.

Otro que gusta de la rosca en la costa es Fernando Ponce, quien arrancó el año en Pinamar a la expectativa de lo que haga el intendente Julio Garro, ya que es quien debiera reemplazarlo en caso de que decida usar la licencia para la que lo autorizó el Concejo Deliberante.

Julio Irurueta es uno de los que fue visto en el Concejo Deliberante durante los primeros días del año. No es que no se tomará vacaciones sino que prefiere hacerlo a contramano de la temporada alta. Seguramente febrero será el mes que elija para alguna escapada a algún lugar que todavía no determinó. Mientras tanto está atento a lo que ocurra en La Plata y en el country de Estudiantes, por sus funciones en la comisión directiva. Allí suele vérselo durante los fines de semana.

Con poca señal de internet, el radical Raúl Abraham respondió a la consulta de este portal desde Traslasierra, en Córdoba, donde pasa sus vacaciones con su mujer y sus nenes: elige ese destino porque allí tiene familia y aprovecha para visitarlos.

Otra que está en La Plata es Julieta Quintero, quien cursa el sexto mes de embarazo y a la vez está rindiendo materias de la carrera de coaching ontológico que está realizando. Por el momento tiene pensado quedarse en la ciudad.

Lo mismo pasa con Guillermo Ronga, quien dice estar disfrutando de la Pelopincho que tiene en el patio de su casa. También aprovecha para alimentar otra de sus pasiones, la pesca, actividad que lleva adelante con sus amigos. Lo matiza con algún viaje a Mar del Tuyú, invitado por su suegro. La baja en el ritmo de actividades también le permite dedicarse a un negocio familiar que tiene más de 50 años y cultivar las relaciones familiares y de amistad que suele abandonar durante el año político.

La “lilita” Raquel Krakover, por su lado, se quedó en La Plata trabajando y todavía no tiene planificada las vacaciones.

Francesco Arriaga tuvo una celebración del año nuevo especial producto de una invitación de su madre a sus hijos: la familia viajó a Santa Isabel, un pequeño pueblo uruguayo cercano a La Pedrera. Ahora, ya de regreso, espera poder alternar algún fin de semana en Mar del Plata.

El administrador de la Terminal de Micros, Darío Musto, sigue en La Plata, en contacto con la gente de su zona, Melchor Romero. Es otro de los que ha caminado el Concejo Deliberante. En su barrio realizó actividades vinculadas con lo social, por ejemplo acompaño a los Bomberos en la actividad por el Día de Reyes. Pero también aprovechó el tiempo para dedicarse al comercio que comparte con su mujer y su hijo. No descarta ir a descansar a algún lado en la segunda quincena, pero aún no definió el lugar.

La disidente del bloque oficialista, Florencia Rollie, está en La Plata y por el momento no tiene pensado irse a ningún lado.

Por el lado de la oposición, otro que está en La Plata y está yendo a su despacho en los primeros días del año es Norberto “Chucho” Gómez, del bloque Unidad Ciudadana. Se lo ha visto trabajar con los emprendimientos inmobiliarios que el Concejo Deliberante aprobó en la última sesión del año. No obstante, en febrero tiene pensado hacer el viaje que hace casi siempre a El Bolsón, donde vive la familia de su mujer.

Gastón Castagnetto, el presidente de ese bloque, estuvo una semana en Mar del Plata donde disfrutó de buenos días de sol. Ya está en La Plata metido en la actividad política, planificando el año electoral en el que vence su mandato como concejal, aunque no descarta hacerse otras escapadas a la Feliz.

Quién si se tomó unos días en Cariló fue Victoria Tolosa Paz, otra precandidata a intendente que sin embargo no cesa su actividad en las redes sociales. Comparte lugar de descanso con el intendente Garro, cuando éste deja la ciudad los fines de semana, y allí estará hasta el 9 de enero. Luego estará alternando entre La Plata y la costa, ya que piensa retomar las actividades de campaña con recorridas en barrios y tomar los reclamos vecinales llegan a su redes sociales. También tiene previsto estar en la marcha del 10 de enero convocada por el frente sindical y la CTA.

El sindicalista Cristian Vander, también del bloque Unidad Ciudadana, se queda por ahora en La Plata, trabajando en la parte gremial, como lider local de los teléfonicos. “Estamos intentando resguardar los derechos de los compañeros de Nextel”, dijo en relación a un conflicto con Telecom. En tanto en la segunda semana arrancó con la colonia de vacaciones sindical con las actividades en el cámping que el gremio recuperó en Gonnet. Por el momento no planificó alguna salida de vacaciones.

Por el lado del bloque PJ-FpV, la concejal Lorena Riesgo quedó en La Plata con sus hijas, con el compromiso de no atender el teléfono hasta el 11 de enero cuando vuelva a la actividad para seguir con la campaña de su precandidatura a intendenta. Cumplió porque fue costoso que respondiera a la consulta para esta nota. Sólo se conectó para respaldar a su pareja, el dirigente de Suteba Roberto Baradel, "en la operación de los trolls del PRO", y multiplicar el mensaje en twitter en ese sentido.

En el bloque PJ, Fabián Lugli no tiene vacaciones programadas afuera de la ciudad, más allá de algunas escapadas que pueda hacer a la costa: su lugar preferido es Valeria del Mar. El resto del verano la pasará en la quinta que tiene en Sicardi.

Su compañero de bloque, Miguel Forte, el titular del Sindicato de Camioneros, todavía no salió de vacaciones, pero entre sus programas suele estar el de viajar a Córdoba, a algunos de los hoteles que el gremio tiene en esa provincia. Puede ser Santa Rosa de Calamuchita o La Falda.

Y Gastón Crespo, del GEN, el otro que tiene bloque unipersonal, se fue a pasar los primeros días del año a Entre Ríos, donde viven sus suegros. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Seguimos estudiando.

Una publicación compartida de Luciano Sanguinetti (@sanguinettilp) el

Desde el Frente Renovador, Luciano Sanguinetti, otro de los precandidatos a intendente, se tomó de descanso la primera quincena de enero y la pasa en Mar de las Pampas. Su objetivo es  estar el 16 de enero en La Plata para retomar las actividades de campaña.

Durante los primeros días del año, la también massista Virginia Rodríguez se quedó en su casa y aprovechó el tiempo para visitar amigos y compañeros de militancia de los barrios. Tiene pensado tomarse algunos días para salir de la ciudad cerca de fin de mes para volver en febrero a su despacho en el Concejo.

Aunque es un año particular, marcado por el año electoral y la crisis, muchos concejales buscan un respiro para encararlo con todo. A algunos todavía suele vérselos en el primer piso del palacio municipal, otros ya disfrutan de la costa y están quienes no tienen previsto dejar la ciudad y aprovechan para dedicarle tiempo a la familia o a los negocios privados.

08 de enero de 2019

Con el receso veraniego, el Concejo Deliberante frenó casi a cero el ritmo de la actividad. Los despachos de los ediles están prácticamente todos cerrados y lo mismo ocurre con las distintas ventanillas administrativas. En un año electoral que se adivina será intenso y en medio de una crisis que impide ostentaciones, los que salen de la ciudad lo hacen a destinos locales y son varios –al menos de los que respondieron a la consulta de 0221.com.ar– quienes no tienen pensado dejar La Plata o aún no lo programaron.

Todos recargan energía para afrontar un período de sesiones que desde este año se adelanta un mes, ya que las ordinarias arrancan en marzo, pero que además estará atravesado por los cierres de lista y las campañas electorales, con un cronograma que aún es incierto.

En el bloque Cambiemos, su presidente, el radical Claudio Frangul es uno de los que tendrá como base de operaciones La Plata con salidas esporádicas posiblemente a Valeria del Mar, donde descansará sin descuidar la rosca política que allí también suele darse. Para el presidente del Comité Central es un año importante dado que vence mandato y posiblemente procure la reelección o intente una proyección a una banca en el Senado Bonaerense.

Otro que gusta de la rosca en la costa es Fernando Ponce, quien arrancó el año en Pinamar a la expectativa de lo que haga el intendente Julio Garro, ya que es quien debiera reemplazarlo en caso de que decida usar la licencia para la que lo autorizó el Concejo Deliberante.

Julio Irurueta es uno de los que fue visto en el Concejo Deliberante durante los primeros días del año. No es que no se tomará vacaciones sino que prefiere hacerlo a contramano de la temporada alta. Seguramente febrero será el mes que elija para alguna escapada a algún lugar que todavía no determinó. Mientras tanto está atento a lo que ocurra en La Plata y en el country de Estudiantes, por sus funciones en la comisión directiva. Allí suele vérselo durante los fines de semana.

Con poca señal de internet, el radical Raúl Abraham respondió a la consulta de este portal desde Traslasierra, en Córdoba, donde pasa sus vacaciones con su mujer y sus nenes: elige ese destino porque allí tiene familia y aprovecha para visitarlos.

Otra que está en La Plata es Julieta Quintero, quien cursa el sexto mes de embarazo y a la vez está rindiendo materias de la carrera de coaching ontológico que está realizando. Por el momento tiene pensado quedarse en la ciudad.

Lo mismo pasa con Guillermo Ronga, quien dice estar disfrutando de la Pelopincho que tiene en el patio de su casa. También aprovecha para alimentar otra de sus pasiones, la pesca, actividad que lleva adelante con sus amigos. Lo matiza con algún viaje a Mar del Tuyú, invitado por su suegro. La baja en el ritmo de actividades también le permite dedicarse a un negocio familiar que tiene más de 50 años y cultivar las relaciones familiares y de amistad que suele abandonar durante el año político.

La “lilita” Raquel Krakover, por su lado, se quedó en La Plata trabajando y todavía no tiene planificada las vacaciones.

Francesco Arriaga tuvo una celebración del año nuevo especial producto de una invitación de su madre a sus hijos: la familia viajó a Santa Isabel, un pequeño pueblo uruguayo cercano a La Pedrera. Ahora, ya de regreso, espera poder alternar algún fin de semana en Mar del Plata.

El administrador de la Terminal de Micros, Darío Musto, sigue en La Plata, en contacto con la gente de su zona, Melchor Romero. Es otro de los que ha caminado el Concejo Deliberante. En su barrio realizó actividades vinculadas con lo social, por ejemplo acompaño a los Bomberos en la actividad por el Día de Reyes. Pero también aprovechó el tiempo para dedicarse al comercio que comparte con su mujer y su hijo. No descarta ir a descansar a algún lado en la segunda quincena, pero aún no definió el lugar.

La disidente del bloque oficialista, Florencia Rollie, está en La Plata y por el momento no tiene pensado irse a ningún lado.

Por el lado de la oposición, otro que está en La Plata y está yendo a su despacho en los primeros días del año es Norberto “Chucho” Gómez, del bloque Unidad Ciudadana. Se lo ha visto trabajar con los emprendimientos inmobiliarios que el Concejo Deliberante aprobó en la última sesión del año. No obstante, en febrero tiene pensado hacer el viaje que hace casi siempre a El Bolsón, donde vive la familia de su mujer.

Gastón Castagnetto, el presidente de ese bloque, estuvo una semana en Mar del Plata donde disfrutó de buenos días de sol. Ya está en La Plata metido en la actividad política, planificando el año electoral en el que vence su mandato como concejal, aunque no descarta hacerse otras escapadas a la Feliz.

Quién si se tomó unos días en Cariló fue Victoria Tolosa Paz, otra precandidata a intendente que sin embargo no cesa su actividad en las redes sociales. Comparte lugar de descanso con el intendente Garro, cuando éste deja la ciudad los fines de semana, y allí estará hasta el 9 de enero. Luego estará alternando entre La Plata y la costa, ya que piensa retomar las actividades de campaña con recorridas en barrios y tomar los reclamos vecinales llegan a su redes sociales. También tiene previsto estar en la marcha del 10 de enero convocada por el frente sindical y la CTA.

El sindicalista Cristian Vander, también del bloque Unidad Ciudadana, se queda por ahora en La Plata, trabajando en la parte gremial, como lider local de los teléfonicos. “Estamos intentando resguardar los derechos de los compañeros de Nextel”, dijo en relación a un conflicto con Telecom. En tanto en la segunda semana arrancó con la colonia de vacaciones sindical con las actividades en el cámping que el gremio recuperó en Gonnet. Por el momento no planificó alguna salida de vacaciones.

Por el lado del bloque PJ-FpV, la concejal Lorena Riesgo quedó en La Plata con sus hijas, con el compromiso de no atender el teléfono hasta el 11 de enero cuando vuelva a la actividad para seguir con la campaña de su precandidatura a intendenta. Cumplió porque fue costoso que respondiera a la consulta para esta nota. Sólo se conectó para respaldar a su pareja, el dirigente de Suteba Roberto Baradel, "en la operación de los trolls del PRO", y multiplicar el mensaje en twitter en ese sentido.

En el bloque PJ, Fabián Lugli no tiene vacaciones programadas afuera de la ciudad, más allá de algunas escapadas que pueda hacer a la costa: su lugar preferido es Valeria del Mar. El resto del verano la pasará en la quinta que tiene en Sicardi.

Su compañero de bloque, Miguel Forte, el titular del Sindicato de Camioneros, todavía no salió de vacaciones, pero entre sus programas suele estar el de viajar a Córdoba, a algunos de los hoteles que el gremio tiene en esa provincia. Puede ser Santa Rosa de Calamuchita o La Falda.

Y Gastón Crespo, del GEN, el otro que tiene bloque unipersonal, se fue a pasar los primeros días del año a Entre Ríos, donde viven sus suegros. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Seguimos estudiando.

Una publicación compartida de Luciano Sanguinetti (@sanguinettilp) el

Desde el Frente Renovador, Luciano Sanguinetti, otro de los precandidatos a intendente, se tomó de descanso la primera quincena de enero y la pasa en Mar de las Pampas. Su objetivo es  estar el 16 de enero en La Plata para retomar las actividades de campaña.

Durante los primeros días del año, la también massista Virginia Rodríguez se quedó en su casa y aprovechó el tiempo para visitar amigos y compañeros de militancia de los barrios. Tiene pensado tomarse algunos días para salir de la ciudad cerca de fin de mes para volver en febrero a su despacho en el Concejo.

COMENTARIOS