0221
0221

"Fue una locura", el relato de cómo se vivió el corte de luz en el Hospital San Martín

El corte de luz y la falla de los generadores fueron el puntapie inicial de una noche muy estresante para todo el personal que trabaja en uno de los hospitales más grandes de la provincia de Buenos Aires. Además de las pérdidas económicas, los médicos y residentes volvieron a poner en el centro de las críticas a las autoridades por la desidia que vive la salud pública de la región. Una trabajadora revivió lo que ocurrió en diálogo con 0221.com.ar.
"Fue una locura", el relato de cómo se vivió el corte de luz en el Hospital San Martín

En medio de una noche calurosa de enero, el Hospital San Martín fue el fiel retrato de un momento de caos, tensión y preocupación por el corte de luz que se registró a las 21.30 del miércoles. Tanto los residentes como los médicos de guardia tuvieron que redoblar sus esfuerzos para tratar de que los pacientes no sufran las consecuencias de no contar con los medios para que funcionen los equipos para respirar, alimentarse y recibir medicación.

"Afortunadamente no se murió nadie pero los resultados de esta noche los vamos a ver en el largo plazo, sobre todo en los bebes prematuros", reveló a 0221.com.ar una residente del nosocomio de 1 y 70.


El área de neonatología del Hospital provincial fue la que más sintió la falta del suministro eléctrico. Es que mientras todo era un manojo de nerviosismo para trasladar a los pacientes, una mujer dio a luz a un bebé de 30 semanas y, gracias a la gran labor de los médicos y los residentes, pudieron finalizar los trabajos de parto con las linternas de los celulares.

"Se atendió a un paciente en un estado súper crítico y no le pudimos dar la atención adecuada. Esto es algo que no puede volver a pasar, estuve ayudándolo a respirar durante una hora y media hasta que me relevaron", explicó la joven doctora a 0221.com.ar.

Desde las 21.30, todos los servicios del Hospital San Martín se quedaron sin luz a causa de una falla eléctrica en el edificio y comenzó la preocupación, nervios y locura de los familiares de los enfermos, al ver el riesgo que estaban corriendo por no contar con los medios para que sean atendidos de forma adecuada. Mientras tanto, los médicos que no estaban en servicio se enteraron del corte y, por su propia cuenta, se acercaron a 1 y 70 para ayudar a los compañeros que hacían lo que podían ante la grave situación.

"Trabajamos con bebitos prematuros y eso pesa mucho. Pensar que es muy débil por su inmunidad y no pueden ni respirar ni comer solos, lo tienen que hacer por vía venosa", detalló la joven a este medio. En esa línea, remarcó que "todo lo que pasó anoche va a repercutir en el paciente, no es que no va a sucederle nada, lo vamos a saber con el tiempo".

Mientras comenzaban a circular videos por redes sociales, el personal de enfermería también se acercó para ayudar a los médicos que, cerca de la medianoche, se encontraban sumamente estresados por la situación que se desarrolló en los pasillos del centro de salud. Además de que fue un riesgo para las personas que estaban internadas, el corte de luz fue generó una importante pérdida económica en leche materna, alimentos, insumos y vacunas que estaban en cámaras refrigerantes.

"Había que ver la glucosa de los bebés siga normal, se entubó a un paciente con la luz de un celular. La verdad que fue una noche complicada, donde terminamos todos muy cansados. Después que volvió la luz hubo que setear todos los respiradores y las bombas", relató la doctora e insistió en que "las consecuencias de este corte se van a ver con el tiempo y eso también se tiene que saber".

Cerca de la 1 de la madrugada del jueves, el servicio de neonatología volvió a tener luz gracias a un cable que colgaron desde calle 1, para que el sector tenga electricidad y pueda atender de forma adecuada a los más pequeños. "Los padres y las madres empezaron a llegar mientras nosotros trabajábamos, era un riesgo grande. Nos agradecieron porque sabían que dejamos todo para que no pase nada, pero estaban molestos por la situación del Hospital", comentó la joven en diálogo 0221.com.ar.

Hace un año, en enero de 2018, se dio una situación similar y por eso desde la junta interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) advirtieron que tanto las autoridades del Hospital como los funcionarios del Gobierno bonaerense siguen sin escucharlos.

"De más está decir que un hospital de alta complejidad no puede quedarse tres horas y media sin energía. Cuando salimos a reclamar por la salud pública hablamos de estas cosas. Cuando le pedimos a la Gobernadora que no nos condene al presupuesto de salud más bajo de la historia de la provincia lo hacemos para que esto no suceda. Entiendan que en salud no hay más margen para seguir ajustando como lo están haciendo. Ojalá empiecen a escucharnos un poco más y la sociedad tome más conciencia", remató secretario gremial del CICOP, Pablo Maciel.

En horas de la tarde del jueves hubo un nuevo corte pero, según pudo averiguar 0221.com.ar, el mismo se dio para la instalación de tres nuevos generadores de luz y, de esta forma, evitar que se vuelva a repetir la grave situación que comenzó durante la noche del miércoles y se extendió hasta la madrugada de este jueves.

"Fue una locura", el relato de cómo se vivió el corte de luz en el Hospital San Martín
En primera persona

"Fue una locura", el relato de cómo se vivió el corte de luz en el Hospital San Martín

El corte de luz y la falla de los generadores fueron el puntapie inicial de una noche muy estresante para todo el personal que trabaja en uno de los hospitales más grandes de la provincia de Buenos Aires. Además de las pérdidas económicas, los médicos y residentes volvieron a poner en el centro de las críticas a las autoridades por la desidia que vive la salud pública de la región. Una trabajadora revivió lo que ocurrió en diálogo con 0221.com.ar.

24 de enero de 2019

En medio de una noche calurosa de enero, el Hospital San Martín fue el fiel retrato de un momento de caos, tensión y preocupación por el corte de luz que se registró a las 21.30 del miércoles. Tanto los residentes como los médicos de guardia tuvieron que redoblar sus esfuerzos para tratar de que los pacientes no sufran las consecuencias de no contar con los medios para que funcionen los equipos para respirar, alimentarse y recibir medicación.

"Afortunadamente no se murió nadie pero los resultados de esta noche los vamos a ver en el largo plazo, sobre todo en los bebes prematuros", reveló a 0221.com.ar una residente del nosocomio de 1 y 70.


El área de neonatología del Hospital provincial fue la que más sintió la falta del suministro eléctrico. Es que mientras todo era un manojo de nerviosismo para trasladar a los pacientes, una mujer dio a luz a un bebé de 30 semanas y, gracias a la gran labor de los médicos y los residentes, pudieron finalizar los trabajos de parto con las linternas de los celulares.

"Se atendió a un paciente en un estado súper crítico y no le pudimos dar la atención adecuada. Esto es algo que no puede volver a pasar, estuve ayudándolo a respirar durante una hora y media hasta que me relevaron", explicó la joven doctora a 0221.com.ar.

Desde las 21.30, todos los servicios del Hospital San Martín se quedaron sin luz a causa de una falla eléctrica en el edificio y comenzó la preocupación, nervios y locura de los familiares de los enfermos, al ver el riesgo que estaban corriendo por no contar con los medios para que sean atendidos de forma adecuada. Mientras tanto, los médicos que no estaban en servicio se enteraron del corte y, por su propia cuenta, se acercaron a 1 y 70 para ayudar a los compañeros que hacían lo que podían ante la grave situación.

"Trabajamos con bebitos prematuros y eso pesa mucho. Pensar que es muy débil por su inmunidad y no pueden ni respirar ni comer solos, lo tienen que hacer por vía venosa", detalló la joven a este medio. En esa línea, remarcó que "todo lo que pasó anoche va a repercutir en el paciente, no es que no va a sucederle nada, lo vamos a saber con el tiempo".

Mientras comenzaban a circular videos por redes sociales, el personal de enfermería también se acercó para ayudar a los médicos que, cerca de la medianoche, se encontraban sumamente estresados por la situación que se desarrolló en los pasillos del centro de salud. Además de que fue un riesgo para las personas que estaban internadas, el corte de luz fue generó una importante pérdida económica en leche materna, alimentos, insumos y vacunas que estaban en cámaras refrigerantes.

"Había que ver la glucosa de los bebés siga normal, se entubó a un paciente con la luz de un celular. La verdad que fue una noche complicada, donde terminamos todos muy cansados. Después que volvió la luz hubo que setear todos los respiradores y las bombas", relató la doctora e insistió en que "las consecuencias de este corte se van a ver con el tiempo y eso también se tiene que saber".

Cerca de la 1 de la madrugada del jueves, el servicio de neonatología volvió a tener luz gracias a un cable que colgaron desde calle 1, para que el sector tenga electricidad y pueda atender de forma adecuada a los más pequeños. "Los padres y las madres empezaron a llegar mientras nosotros trabajábamos, era un riesgo grande. Nos agradecieron porque sabían que dejamos todo para que no pase nada, pero estaban molestos por la situación del Hospital", comentó la joven en diálogo 0221.com.ar.

Hace un año, en enero de 2018, se dio una situación similar y por eso desde la junta interna de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) advirtieron que tanto las autoridades del Hospital como los funcionarios del Gobierno bonaerense siguen sin escucharlos.

"De más está decir que un hospital de alta complejidad no puede quedarse tres horas y media sin energía. Cuando salimos a reclamar por la salud pública hablamos de estas cosas. Cuando le pedimos a la Gobernadora que no nos condene al presupuesto de salud más bajo de la historia de la provincia lo hacemos para que esto no suceda. Entiendan que en salud no hay más margen para seguir ajustando como lo están haciendo. Ojalá empiecen a escucharnos un poco más y la sociedad tome más conciencia", remató secretario gremial del CICOP, Pablo Maciel.

En horas de la tarde del jueves hubo un nuevo corte pero, según pudo averiguar 0221.com.ar, el mismo se dio para la instalación de tres nuevos generadores de luz y, de esta forma, evitar que se vuelva a repetir la grave situación que comenzó durante la noche del miércoles y se extendió hasta la madrugada de este jueves.

COMENTARIOS

El corte de luz y la falla de los generadores fueron el puntapie inicial de una noche muy estresante para todo el personal que trabaja en uno de los hospitales más grandes de la provincia de Buenos Aires. Además de las pérdidas económicas, los médicos y residentes volvieron a poner en el centro de las críticas a las autoridades por la desidia que vive la salud pública de la región. Una trabajadora revivió lo que ocurrió en diálogo con 0221.com.ar.