La primera, el más joven y el más veloz: historias del cruce a nado del Río de La Plata
0221
0221

La primera, el más joven y el más veloz: historias del cruce a nado del Río de La Plata

La travesía de Colonia a Punta Lara esconde cientos de historias e intentos frustrados que quedaron olvidados con el correr de los años y el vertiginoso avance de la tecnología. A poco menos de un mes del centenario del primer intento, el presidente de la Asociación de Cruce a Nado del Río de La Plata (ACNRP) resalta a los hombres y mujeres que dejaron su sello en las aguas abiertas y completaron uno de los desafíos más duros para cualquier deportista. 

A menos de un mes para que se cumpla el centenario del primer intento del cruce del Río de La Plata, el joven ensenadense Juan Cruz Burgos consiguió hacerlo en 10 horas y 34 minutos y se ubicó como el cuarto mejor registro de los 30 nadadores que lograron completarlo. Un reto que está repleto de historias, de ganadores y vencedores, hombres y mujeres que dejaron su sello en una de las pruebas físicas más exigentes en aguas abiertas. 

Cuatro años atrás, Lucas Rivet, actual presidente de la Asociación de Cruce a Nado del Río de La Plata (ACNRP), comenzó su relación con la natación y gracias a su entrenador logró conocer los secretos y los relatos que había detrás del cruce de la costa uruguaya a la argentina. “Me metí en Google para buscar información y vi que no había nada, me pareció muy interesante contar esa historia porque sabía que había mucha gente que lo había hecho y no se sabía nada de ellos”, explicó a 0221.com.ar.

Para ello, Rivet creó el sitio www.acnrp.com, donde figura cada uno de a los protagonistas que lograron concretar el desafío deportivo. Además, para conmemorar el aniversario de los 100 años del primer cruce a nado, comenzó a trabajar en un documental llamado “Cruce del Plata, historia de un desafío”, que será estrenado a mediados de mayo.


“Tiene más que ver con el fracaso que con el éxito pero mensaje para el es: ¿cuál es el río que cada uno quiere cruzar?, lo que quiero transmitir es que si le pone ganas y empeño se puede lograr lo que uno quiere”, comentó.

LA PRIMERA EN LLEGAR

Desde 1919, cinco experimentados nadadores intentaron, sin éxito, cruzar a nado el río más ancho de todo el mundo. Los nombres del italiano Enrique Tiraboschi, Luis Garramendy, Elio Pérez, Romero Maziel y Vito Dumas, no soportaron terrible desafío, por distintas circunstancias no pudieron completarlo. El 21 de diciembre de 1923, y para sorpresa del escaso público que se acercó a la costa argentina, una mujer llamada Lilian Gemma Harrison necesitó 20 horas y 40 minutos para cruzar los 42 kilómetros.

Con tan solo 19 años, la nadadora nacida en Quilmes en 1904, hacía historia y llamaba la atención del presidente del país Marcelo T. De Alvear. Por su parte, la revista El Gráfico la premió con 5 mil pesos. Una mujer fue la primera en dejar su sello y la que demostró que el cruce del Río de La Plata era posible. La joven decidió ir más lejos e intentó en reiteradas oportunidades cruzar el Canal de La Mancha, en la última casi se ahoga por lo que decidió abandonar el deporte para estudiar educación física.

Un mes después del logro de Harrison, Luis Garramendy volvió a probar suerte un 21 de enero de 1924 y se convirtió en el primer hombre en terminar completar el reto. El atleta estuvo 25 horas y 12 minutos braceando en aguas abiertas, algo normal para aquella época, sobre todo teniendo en cuenta la poca tecnología que había, la preparación física y el estilo que se nadaba por aquel entonces.

“Al principio se nadaba pecho, no crol. La corriente los llevaba para un lado y para otro, también hay que tener en cuenta que no tenían instrumentos”, señaló y añadió que “se tiraban al agua sin un punto de GPS y navegaban por orientación por estrellas, para comunicarse usaban palomas mensajeras”.

El entrenamiento, natación y la cabeza

Según los especialistas, en este tipo de desafíos juega tanto lo físico como lo mental. “Una vez, hablando con un gran nadador de aguas abiertas, me dijo que cuando arrancas es un 10% mental y 90 % tu cuerpo. Cuando vas por la mitad es un 50 y 50, a lo último es solo tu cabeza”, explicó a 0221.com.ar el entrenador de Juan Cruz Burgos, Ariel Iotov.

La temperatura del agua, el viento, la corriente, la luz del día y la dieta que realizó el deportista para enfrentar el reto, pueden ser algunos de los condicionantes que puede encontrar un nadador al momento de unir Colonia con Punta Lara. Uno de los casos más recientes es el de Anthony McCarley, un atleta estadounidense que logró cruzar el Canal de la Mancha pero no pudo con las aguas del Río de La Plata ¿El motivo? Durante el trayecto se deshidrató. Su dieta estaba planificada para una temperatura fría y no para los calores que hubo en diciembre del 2018. En abril de este años volverá a probar suerte y, en caso de completarlo, se convertirá en el primer no sudamericano en conseguirlo.

Otro de los factores que lo hacen un desafío único es la inestabilidad del Río de La Plata. En ese sentido, Rivet destacó que son aguas muy cambiantes y es difícil encontrar “una ventana” que le permite al atleta realizar el desafío. “Vos lo podés hacer si las condiciones están dadas, sino ni te tires”, remarcó.

EL RÉCORD, EL 8M Y EL MÁS JOVEN

La historia reciente del cruce a nado del Río de La Plata es tan rica como sus inicios. En el 2013, y con solo tan solo 19 años, Lautaro Lasagna cumplió el sueño de llegar a la costa argentina desde Colonia y, de esta forma, colaborar con el Hospital de Niños de La Plata. El platense necesitó de 13 horas y 57 minutos para conseguirlo y se convirtió en el atleta más joven de toda la historia.

El 17 de febrero del 2018, Damián Blaum, un experto en la disciplina, batió el record que ostentaba Gustavo Oriozabala y logró ubicarse en el primer lugar de la tabla histórica con 9 horas y 6 minutos. En aquella oportunidad, declaró que “todavía no era consciente de lo que había logrado”.

La historia de este reto tiene una fuerte presencia femenina. Lilian Gemma Harrison fue la primera en hacerlo y la que demostró que esto era posible. Para continuar con su legado, Pilar Geijo pudo nadar en el Río de La Plata el Día Internacional de la Mujer del 2018, y se convirtió en la atleta con mejor tiempo con 9 horas y 33 minutos superando a Noelia Petti y quedó muy cerca de la marca de Blaum.

LOS 100 AÑOS

Entre el 15 y 24 de febrero se realizará una jornada especial para conmemorar los 100 años del primer cruce a nado del Río de La Plata. El Tano Enrique Tiraboschi no pudo conseguirlo pero, sin saberlo, fue la persona que motivó el sueño de varios nadadores de Argentina, Sudamérica y el mundo.

“La historia tiene más que ver con el fracaso que con el éxito. Hay mucha más gente que lo intento que la que lo logró, no pasa en otros lugares del mundo”, puntualizó Rivet. “Por ejemplo, el Canal de la Mancha tiene cientos de intentos pero el Río de La Plata tuvo solo seis en el 2018”.


Además del documental “Cruce del Plata, historia de un desafío”, Rivet está trabajando para organizar una jornada para que todos los que quieran puedan vivir la experiencia, en postas, por el Río de La Plata y vivir la experiencia. En esa línea, confirmó que el reconocido nadador Matías Ola estará en Punta Lara para participar de los festejos por los cien años.

“Creo que todos tenemos la capacidad de poder hacerlo, comencé a nadar hace poco y pude completar el cruce en mi segundo intento. Trato de transmitir eso, fue una experiencia que no me voy a olvidar nunca”, cerró Rivet en dialogo con este portal.

La travesía de Colonia a Punta Lara esconde cientos de historias e intentos frustrados que quedaron olvidados con el correr de los años y el vertiginoso avance de la tecnología. A poco menos de un mes del centenario del primer intento, el presidente de la Asociación de Cruce a Nado del Río de La Plata (ACNRP) resalta a los hombres y mujeres que dejaron su sello en las aguas abiertas y completaron uno de los desafíos más duros para cualquier deportista. 

13 de enero de 2019

A menos de un mes para que se cumpla el centenario del primer intento del cruce del Río de La Plata, el joven ensenadense Juan Cruz Burgos consiguió hacerlo en 10 horas y 34 minutos y se ubicó como el cuarto mejor registro de los 30 nadadores que lograron completarlo. Un reto que está repleto de historias, de ganadores y vencedores, hombres y mujeres que dejaron su sello en una de las pruebas físicas más exigentes en aguas abiertas. 

Cuatro años atrás, Lucas Rivet, actual presidente de la Asociación de Cruce a Nado del Río de La Plata (ACNRP), comenzó su relación con la natación y gracias a su entrenador logró conocer los secretos y los relatos que había detrás del cruce de la costa uruguaya a la argentina. “Me metí en Google para buscar información y vi que no había nada, me pareció muy interesante contar esa historia porque sabía que había mucha gente que lo había hecho y no se sabía nada de ellos”, explicó a 0221.com.ar.

Para ello, Rivet creó el sitio www.acnrp.com, donde figura cada uno de a los protagonistas que lograron concretar el desafío deportivo. Además, para conmemorar el aniversario de los 100 años del primer cruce a nado, comenzó a trabajar en un documental llamado “Cruce del Plata, historia de un desafío”, que será estrenado a mediados de mayo.


“Tiene más que ver con el fracaso que con el éxito pero mensaje para el es: ¿cuál es el río que cada uno quiere cruzar?, lo que quiero transmitir es que si le pone ganas y empeño se puede lograr lo que uno quiere”, comentó.

LA PRIMERA EN LLEGAR

Desde 1919, cinco experimentados nadadores intentaron, sin éxito, cruzar a nado el río más ancho de todo el mundo. Los nombres del italiano Enrique Tiraboschi, Luis Garramendy, Elio Pérez, Romero Maziel y Vito Dumas, no soportaron terrible desafío, por distintas circunstancias no pudieron completarlo. El 21 de diciembre de 1923, y para sorpresa del escaso público que se acercó a la costa argentina, una mujer llamada Lilian Gemma Harrison necesitó 20 horas y 40 minutos para cruzar los 42 kilómetros.

Con tan solo 19 años, la nadadora nacida en Quilmes en 1904, hacía historia y llamaba la atención del presidente del país Marcelo T. De Alvear. Por su parte, la revista El Gráfico la premió con 5 mil pesos. Una mujer fue la primera en dejar su sello y la que demostró que el cruce del Río de La Plata era posible. La joven decidió ir más lejos e intentó en reiteradas oportunidades cruzar el Canal de La Mancha, en la última casi se ahoga por lo que decidió abandonar el deporte para estudiar educación física.

Un mes después del logro de Harrison, Luis Garramendy volvió a probar suerte un 21 de enero de 1924 y se convirtió en el primer hombre en terminar completar el reto. El atleta estuvo 25 horas y 12 minutos braceando en aguas abiertas, algo normal para aquella época, sobre todo teniendo en cuenta la poca tecnología que había, la preparación física y el estilo que se nadaba por aquel entonces.

“Al principio se nadaba pecho, no crol. La corriente los llevaba para un lado y para otro, también hay que tener en cuenta que no tenían instrumentos”, señaló y añadió que “se tiraban al agua sin un punto de GPS y navegaban por orientación por estrellas, para comunicarse usaban palomas mensajeras”.

El entrenamiento, natación y la cabeza

Según los especialistas, en este tipo de desafíos juega tanto lo físico como lo mental. “Una vez, hablando con un gran nadador de aguas abiertas, me dijo que cuando arrancas es un 10% mental y 90 % tu cuerpo. Cuando vas por la mitad es un 50 y 50, a lo último es solo tu cabeza”, explicó a 0221.com.ar el entrenador de Juan Cruz Burgos, Ariel Iotov.

La temperatura del agua, el viento, la corriente, la luz del día y la dieta que realizó el deportista para enfrentar el reto, pueden ser algunos de los condicionantes que puede encontrar un nadador al momento de unir Colonia con Punta Lara. Uno de los casos más recientes es el de Anthony McCarley, un atleta estadounidense que logró cruzar el Canal de la Mancha pero no pudo con las aguas del Río de La Plata ¿El motivo? Durante el trayecto se deshidrató. Su dieta estaba planificada para una temperatura fría y no para los calores que hubo en diciembre del 2018. En abril de este años volverá a probar suerte y, en caso de completarlo, se convertirá en el primer no sudamericano en conseguirlo.

Otro de los factores que lo hacen un desafío único es la inestabilidad del Río de La Plata. En ese sentido, Rivet destacó que son aguas muy cambiantes y es difícil encontrar “una ventana” que le permite al atleta realizar el desafío. “Vos lo podés hacer si las condiciones están dadas, sino ni te tires”, remarcó.

EL RÉCORD, EL 8M Y EL MÁS JOVEN

La historia reciente del cruce a nado del Río de La Plata es tan rica como sus inicios. En el 2013, y con solo tan solo 19 años, Lautaro Lasagna cumplió el sueño de llegar a la costa argentina desde Colonia y, de esta forma, colaborar con el Hospital de Niños de La Plata. El platense necesitó de 13 horas y 57 minutos para conseguirlo y se convirtió en el atleta más joven de toda la historia.

El 17 de febrero del 2018, Damián Blaum, un experto en la disciplina, batió el record que ostentaba Gustavo Oriozabala y logró ubicarse en el primer lugar de la tabla histórica con 9 horas y 6 minutos. En aquella oportunidad, declaró que “todavía no era consciente de lo que había logrado”.

La historia de este reto tiene una fuerte presencia femenina. Lilian Gemma Harrison fue la primera en hacerlo y la que demostró que esto era posible. Para continuar con su legado, Pilar Geijo pudo nadar en el Río de La Plata el Día Internacional de la Mujer del 2018, y se convirtió en la atleta con mejor tiempo con 9 horas y 33 minutos superando a Noelia Petti y quedó muy cerca de la marca de Blaum.

LOS 100 AÑOS

Entre el 15 y 24 de febrero se realizará una jornada especial para conmemorar los 100 años del primer cruce a nado del Río de La Plata. El Tano Enrique Tiraboschi no pudo conseguirlo pero, sin saberlo, fue la persona que motivó el sueño de varios nadadores de Argentina, Sudamérica y el mundo.

“La historia tiene más que ver con el fracaso que con el éxito. Hay mucha más gente que lo intento que la que lo logró, no pasa en otros lugares del mundo”, puntualizó Rivet. “Por ejemplo, el Canal de la Mancha tiene cientos de intentos pero el Río de La Plata tuvo solo seis en el 2018”.


Además del documental “Cruce del Plata, historia de un desafío”, Rivet está trabajando para organizar una jornada para que todos los que quieran puedan vivir la experiencia, en postas, por el Río de La Plata y vivir la experiencia. En esa línea, confirmó que el reconocido nadador Matías Ola estará en Punta Lara para participar de los festejos por los cien años.

“Creo que todos tenemos la capacidad de poder hacerlo, comencé a nadar hace poco y pude completar el cruce en mi segundo intento. Trato de transmitir eso, fue una experiencia que no me voy a olvidar nunca”, cerró Rivet en dialogo con este portal.

COMENTARIOS