Secuestraron en La Plata a un militante del PJ y lo liberaron en Magdalena
0221
0221

Secuestraron en La Plata a un militante del PJ y lo liberaron en Magdalena

Se trata de Mario Aranda, quien fue secuestrado el sábado por la mañana cuando iba camino a realizar una juntada de firmas contra el tarifazo en 44 y 197. Tres hombres armados lo obligaron a ir en su auto hasta Magdalena donde, luego de discutir si lo iban a ejecutar o no, decidieron soltarlo. El Partido Justicialista denuncia "persecución política".

Mario Aranda, militante del peronismo platense, denunció haber sido secuestrado por tres desconocidos luego de llegar a Lisandro Olmos para realizar una junta de firmas contra el tarifazo. El calvario duró varias horas hasta que fue liberado en la localidad de Magdalena, para posteriormente regresar a la ciudad y reunirse con su familia.

"Me llamaron por teléfono las compañeras que ya estaban allá (en la esquina de 44 y 197). Me levanté para llevarles algunos materiales pero, cuando llegué, no había ninguna mujer. Había tres monos con armas que me obligaron a subir a mi auto y me dijeron 'vamos a hablar, vamos a Magdalena'", contó la víctima en medio de un acto en Plaza Moreno tras su liberación.

"Cuando llegamos a Ruta 11, se convirtió en una tortura verbal constante. Hubiese preferido que me cagaran a palos y no que dijeran lo que dijeron. Al llegar a la zona donde arranca la cárcel, los tipos me hicieron parar y dejar el auto abajo de unos árboles. Ahí se pusieron a discutir si me ejecutaban o no, pero el más joven dijo: 'Déja que se vaya y aprenda'", continuó Aranda.

En ese momento, los sospechosos bajaron del vehículo y enfilaron hacia la cárcel no sin antes darle un mensaje intimidatorio a la víctima: "Me dijeron 'andá y seguí abriendo mesitas', como diciendo 'así te va a ir'", sentenció. Por su parte, las autoridades del PJ sacaron un comunicado en repudio de lo ocurrido, denunciando “persecución política en la ciudad de La Plata” y recordando los ataques contra la sede del partido, ubicada en 54 entre 7 y 8.

Se trata de Mario Aranda, quien fue secuestrado el sábado por la mañana cuando iba camino a realizar una juntada de firmas contra el tarifazo en 44 y 197. Tres hombres armados lo obligaron a ir en su auto hasta Magdalena donde, luego de discutir si lo iban a ejecutar o no, decidieron soltarlo. El Partido Justicialista denuncia "persecución política".

13 de enero de 2019

Mario Aranda, militante del peronismo platense, denunció haber sido secuestrado por tres desconocidos luego de llegar a Lisandro Olmos para realizar una junta de firmas contra el tarifazo. El calvario duró varias horas hasta que fue liberado en la localidad de Magdalena, para posteriormente regresar a la ciudad y reunirse con su familia.

"Me llamaron por teléfono las compañeras que ya estaban allá (en la esquina de 44 y 197). Me levanté para llevarles algunos materiales pero, cuando llegué, no había ninguna mujer. Había tres monos con armas que me obligaron a subir a mi auto y me dijeron 'vamos a hablar, vamos a Magdalena'", contó la víctima en medio de un acto en Plaza Moreno tras su liberación.

"Cuando llegamos a Ruta 11, se convirtió en una tortura verbal constante. Hubiese preferido que me cagaran a palos y no que dijeran lo que dijeron. Al llegar a la zona donde arranca la cárcel, los tipos me hicieron parar y dejar el auto abajo de unos árboles. Ahí se pusieron a discutir si me ejecutaban o no, pero el más joven dijo: 'Déja que se vaya y aprenda'", continuó Aranda.

En ese momento, los sospechosos bajaron del vehículo y enfilaron hacia la cárcel no sin antes darle un mensaje intimidatorio a la víctima: "Me dijeron 'andá y seguí abriendo mesitas', como diciendo 'así te va a ir'", sentenció. Por su parte, las autoridades del PJ sacaron un comunicado en repudio de lo ocurrido, denunciando “persecución política en la ciudad de La Plata” y recordando los ataques contra la sede del partido, ubicada en 54 entre 7 y 8.

COMENTARIOS