Quiso llevarse un auto y no pudo: lo baleó y escapó a los tiros
0221
0221

Quiso llevarse un auto y no pudo: lo baleó y escapó a los tiros

Cerca de las 13 se registró un tiroteo en la esquina de 13 y 38. Según el relato de testigos, un hombre descendió de un Mercedes Benz y rompió los cristales de un Toyota Etios que estaba estacionado, pero en el auto estaba su conductor, que arrancó y escapó. El delincuente disparó dos veces, volvió a subirse al coche de alta gama y se dio a la fuga. 

Un extraño episodio se vivió este viernes apenas pasadas las 13 en la zona norte de la ciudad. Un hombre que iba a bordo de un auto Mercedes Benz se detuvo en 38 entre 13 y 14, bajó y rompió el cristal de un Toyota Etios que se hallaba estacionado, en busca de robarse el rodado. Sin embargo, el conductor se encontraba dentro del auto y emprendió la marcha atrás, chocando al agresor. 

El hombre, que según los testigos era morocho, alto y vestía jeans y un buzo oscuro con logo blanco; se incorporó y antes de volver a subirse al Mercedes disparó al menos dos veces. El Etios quedó en plena calle con una de las ruedas baleadas y los vidrios estallados y más tarde fue trasladado a un taller donde agentes de la Policía Científica procedieron a peritarlo.

El agresor, que quedó imputado por intento de robo, continúa prófugo. En la cuadra se hallaron 5 vainas servidas y dos proyectiles intactos, calibre 9 milímetros.

Cerca de las 13 se registró un tiroteo en la esquina de 13 y 38. Según el relato de testigos, un hombre descendió de un Mercedes Benz y rompió los cristales de un Toyota Etios que estaba estacionado, pero en el auto estaba su conductor, que arrancó y escapó. El delincuente disparó dos veces, volvió a subirse al coche de alta gama y se dio a la fuga. 

11 de enero de 2019

Un extraño episodio se vivió este viernes apenas pasadas las 13 en la zona norte de la ciudad. Un hombre que iba a bordo de un auto Mercedes Benz se detuvo en 38 entre 13 y 14, bajó y rompió el cristal de un Toyota Etios que se hallaba estacionado, en busca de robarse el rodado. Sin embargo, el conductor se encontraba dentro del auto y emprendió la marcha atrás, chocando al agresor. 

El hombre, que según los testigos era morocho, alto y vestía jeans y un buzo oscuro con logo blanco; se incorporó y antes de volver a subirse al Mercedes disparó al menos dos veces. El Etios quedó en plena calle con una de las ruedas baleadas y los vidrios estallados y más tarde fue trasladado a un taller donde agentes de la Policía Científica procedieron a peritarlo.

El agresor, que quedó imputado por intento de robo, continúa prófugo. En la cuadra se hallaron 5 vainas servidas y dos proyectiles intactos, calibre 9 milímetros.

COMENTARIOS